Química Recreativa XXV: Trabajo, Energía y Marca Personal

Quizás lo habéis notado, o más bien deducido. Desde hace ya algún tiempo, he ido reduciendo (y sigo haciéndolo) el tiempo dedicado a estar conectado delante de una pantalla (grande, mediana o pequeña).

Si eres un dospuntocerolense (o dospuntoceroleño, o dospuntocerolari) y en algún momento has tratado de desconectarte o al menos reducir la dosis diaria recomendada de colaboracionismo o conversación, te habrás dado cuenta de lo doloroso (y en consecuencia, preocupante) que puede llegar a ser no estar haciendo “pandi”.

Si ya te sentías culpable de no contestar inmediatamente a un comentario a un post, imagina el estado de ansiedad que puede llegar a provocarte el no contestarlo de ninguna manera.

Este proceso se desencadenó en el momento en el que empecé a no dar abasto y en consecuencia, tener que priorizar.

En ese tipo de situaciones es cuando realmente entiendes el verdadero significado de Trabajo que nos explicaron en física.

“Energía usada para deformar o desplazar un cuerpo venciendo una resistencia o aceleración o, en general, para alterar la energía de cualquier sistema físico”

o como dice el diccionario de la RAE:

“Esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza”

O dicho en cristiano (con perdón), trabajar es utilizar tu energía para conseguir algo.

La cuestión es: ¿Qué resistencia, aceleración o energía estás alterando (o quieres alterar) con tu “trabajo” en el mundo virtual?

Quizás estás provocando una alteración interior, personal o emocional y te sientes más feliz o más importante o simplemente menos aburrido o menos solo al utilizar lo que ofrece Internet. Supongo que ese cambio de energía también puede considerarse el resultado de un trabajo.

Pero mi “negociado” es el del posicionamiento profesional y personal. Y ahí hay una necesidad clara de realizar un trabajo para producir un cambio (en la mente de otros) o vencer una resistencia. Siempre he dicho que una Marca Personal se construye con persistencia, esfuerzo, coherencia, tiempo,… trabajo en definitiva.
Una marca es precisamente una señal hecha en una persona, animal o cosa y eso implica un trabajo. Y aunque solo sea para que la persona o animal se estén quietos mientras lo marcas (branding), debes aplicar un trabajo.

Supongo que el hecho de que mi trabajo sea bastante placentero (desde mi punto de vista), me ha hecho perder de vista que en realidad, estar en La Red, es también un trabajo. Aunque no hay que olvidar lo que dice Ken Blanchard:

“Si nadie está dispuesto a pagar por lo que te gusta hacer, entonces tienes una afición, no una profesión”

Hay otra razón por la que estoy menos doscerocentrado y es la revisión profunda del protocolo con el que trabajo.
Por un “trabajo alimenticio“, ayer tuve que ir y volver de Palma de Mallorca en una mañana (con la energía extra que implica para un aviofobo como yo). Me acordé de esos reportajes en los que explican que cada cierto número de horas, practicamente desmontan los aviones, los revisan y los vuelven a montar. El avión parece el mismo, pero seguro que le han cambiado algunas piezas.

En eso estoy en este momento con mi modelo y requiere toda mi concentración. Es el trabajo en el que quiero aplicar mi energía. Así que espero que entendáis mi alejamiento.

Creo que, si quieres elaborar una estrategia de posicionamiento de Marca Personal es importante que decidas cual es el resultado que quieres conseguir con tu trabajo y con tu energía. Porque aunque algunos políticos lo piensen así, la energía no es algo que está en los enchufes ni es ilimitada.

Comentarios

  1. dice

    Hola, Andrés.

    Yo, como neodospuntocerolense (¡toma ya!), sí que creo (todavía) que aunque "estar" en la web te suponga trabajo, y éste en principio no esté remunerado, te sirve para la construcción de tu marca personal, y en definitiva, para conseguir trabajos, o que te lo remuneren mejor (es como cualquier publicidad, una inversión para vender más y/o mejor).

    En cualquier caso, es comprensible que dediques tu energía a la redefinición de tu modelo, y un poco menos a la web. No obstante, es posible que este modelo 2.0, en el que interactúas con personas que al fin y al cabo estamos interesadas por tus modelos de marca personal, te sirva para ir contrastándolo y puliéndolo, yo no lo dejaría demasiado de lado, pero bueno, es una opinión.

    Un saludo
    Pablo Rodríguez

  2. dice

    Hola Andrés.
    Si lo vemos desde la visión de proyectos, podemos decir que estas en la fase de evaluación y cierre del proyecto web 2.0; que dará pie a un nuevo proyecto con objetivos diferentes.
    En paralelo diriamos que estas iniciando el proyecto EPP; y te encuentras en la fase de "analisis y especificaciones" que requiere dedicar tu recurso principal (tu tiempo).

    Por otro lado tu "retiro" ya tiene precedentes históricos: 1) Moises cuando se retira al Sinai y regresa con los diez mandamientos; 2) Ignacio de Loyola y su retiro en Manresa para concebir los "Ejercicios Espirituales".

    Mientras tanto, tus lectores que te echan en falta, se preocupan y ya preguntan: Y tu: ¿ que nos traeras ?.) Quizás mientras tanto decidan dedicarse a adorar al "Becerro de Oro".
    Pero como tu dices: regresaras y les ofreceras una nueva visión.

    Bueno es duro desengancharse, pero peor es no darse cuenta de que estas enganchado.

    Además las marcas de éxito periodicamente se redefinen y se actualiazan a los tiempos (Tempori aptari decet)

    Un saludo.

    Gian Lluís.

  3. dice

    Andrés entiendo tu posición, y no te preocupes, que aunque te alejes un poco, al menos yo seguiré tus huellas buscando lo que vas dejando a tu paso, que seguro seguirá siendo valioso y útil.
    No creo que exista ninguna regla o norma para ser un veradero dospuntocero, como todo en la vida, cada quién acepta, escoge y se adapta a su entorno como mejor puede y en función de sus necesidades.
    Seguimos en contacto.
    SM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *