Inicio » Archive

Asunto: RRHH.

RRHH »

[18 may 2010 | 2 Comments | ]

Con frecuencia suelo decir aquí que para posicionar una Marca Personal hay que aplicar un proceso sencillo pero que requiere un gran esfuerzo. Ser útil, ser fiable, sintonizar con tu “mercado” y ser visible son las claves.

Pero todavía es más fácil destruir en muy poco tiempo una Marca Personal que ha necesitado años para desarrollarse. Los errores que se pueden cometer son muchos, pero el más grave de todos es la pérdida de confianza y credibilidad.

Por alguna razón, hay personas y grupos de personas que, como si fuesen una de esas sectas que creen que van a llegar unos extraterrestres a llevárselos a un lugar mejor, deciden inmolarse.

Cuando tengo que hablar de Branding Personal a grupos de R2H2 (aunque parezca extraño, nunca me han apedreado ni he tenido que salir escoltado por la Guardia Civil), suelo explicarles las razones por las que considero que la marca R2H2 ha ido despojándose de todo su valor.

Las marcas, personales o comerciales, que entran en ese proceso suicida suelen seguir unos patrones comunes. En realidad, lo ocurrido con R2H2 es paralelo al proceso de debilitamiento de la Marca Personal de nuestro presidente del gobierno. Aquí os pongo algunos ejemplos.

  • Falta de preparación. Hace algunas décadas el departamento de personal se convirtió en el de RECURSOS humanos. Lo que era un área administrativa adquirió superpoderes. Y ya conocemos eso de “Si quieres conocer a fulanillo dale un carguillo”. De pronto quisieron cambiarlo todo. Algo parecido ha ocurrido con Zapatero (y en general con casi todos los políticos que mandan), pasaron del 0 al infinito sin una preparación previa. Eso es impensable para un profesional o una empresa que quiera salir al mercado.
  • Irrelevancia. En la mayoría de los casos, tanto el presidente (Gestión del Talante) como el departamento de R2H2 (Gestión del Talento) son completamente prescindibles. Si mañana desapareciesen ambos, creo que poca gente les echaría de menos. En ambos casos, el trabajo no lo realiza ni R2H2 ni ZP, sino un ejército de personas, equipos y empresas subcontratadas. Por eso, cuanto menos relevante es tu función, más tiempo dedicas a generar necesidades ficticias o a crear problemas inexistentes.
  • Falta de credibilidad. Tanto ZP como R2H2 dedican gran parte de su tiempo, especialmente cuando la economía va bien, a hablar de las personas. Se dedican a convencernos de que van a hacer todo lo posible por formar a los empleados/ciudadanos, por crear un buen clima y por tener a todos contentos. Sin embargo, en cuanto las cosas se tuercen y ven que peligra su situación, hacen lo que mandan “los de arriba” y se ponen a recortar. Cuando te pasas años diciendo que vas a hacer algo y luego haces lo contrario, destruyes de un plumazo tu credibilidad.
  • Creencias vs. Hechos. En los últimos años nos hemos acostumbrado a relacionar todo lo que rodea a R2H2 con conceptos blandos, emociones, compromiso, talento,… Términos que son muy atractivos pero imposibles de medir. Desde el gobierno se nos ha hablado mucho de creencias (“estamos convencidos de que el paro no va a llegar a 4.000.000″, “creemos que vamos a estar en la Champions de la economía europea”,…) pero apenas se han dado datos o evidencias. Una Marca Personal o comercial no se construye sobre promesas sino sobre realidades. Trata de vender a un cliente algo diciéndole que estás convencido de que le va a ir muy bien y verás lo que te dice.
  • Objetivos. La forma de valorar una marca es analizando sus acciones y resultados. Tu no te puedes meter en la cabeza de un director de R2H2 ni en la de ZP pero puedes ir uniendo los puntos y viendo el dibujo que aparece. Con el tiempo hemos visto que en ambos casos, las decisiones se toman siguiendo un único criterio: mantener el puesto “como sea“. Ese parece ser su único propósito. Todo lo demás está pensado para alcanzar esa meta. Si una empresa hiciese “lo que sea” por mantener su facturación por encima de cualquier otra cosa, acabaría desapareciendo.
  • Estadísticas vs. Visión. Encuestas de clima laboral, encuestas electorales, rankings de empresas en las que mejor se trabaja, valoración de políticos. Tanto R2H2 como los políticos toman las decisiones basándose en fotos fijas coyunturales. En lugar de tener una visión a largo plazo, toman decisiones que favorecen a sus intereses inmediatos.
  • Marketing. Para compensar todo lo anterior, el gobierno y los departamentos de R2H2 se pasan en día hablando (bien) de sí mismos creyendo que eso es marketing. En realidad, una marca fuerte adquiere su valor cuando son otros los que hablan bien de ella, pero por alguna razón, eso no suele ocurrir. Por eso, utilizan todos los medios disponibles para generar visibilidad o para ocultar las críticas.

Networking, RRHH, Sin categoría »

[3 jul 2009 | 5 Comments | ]

Una de las experiencias más interesantes que he tenido esta temporada académica ha sido la de impartir clases de Marca Personal a estudiantes de Masters de Recursos Humanos. Reconozco que al principio albergaba cierto temor por la acogida que podrían tener mis planteamientos. Pero pronto me di cuenta de que no solo no les parecían rechazables sino que me agradecían el que después de tantas teorías irreales alguien les hablase con claridad (incluso crudeza) de la situación real.

Estas clases las he dado en los últimos meses de esos Masters y quizás ya estaban cansados de escuchar bonitas historias sobre motivación, talento, competencias, pirámides de Maslow y herramientas de evaluación, selección y compensación que quedan muy bien en los libros pero que son absolutamente inútiles (salvo para los que las comercializan).

Mi intención era explicar el concepto de Marca Personal aplicado a los profesionales de R2H2.
Ya desde el principio partimos con una pequeña anomalía. El mundo de R2H2 en las grandes empresas es algo esquizofrénico desde el punto de vista de la Marca Personal. Por un lado son profesionales con marca, al mismo tiempo se encargan (en teoría) de gestionar a otros profesionales con marca y además deben conseguir posicionar la marca del departamento.

Creo que es evidente que el departamento de R2H2 no es el más apreciado. En realidad, todos los departamentos tienen sus “cosillas”, IT, Comerciales, Financieros, Producción, Marketing,… Pero con R2H2 la percepción es mucho peor que con el resto.
Podríamos pensar que es debido a que los responsables de personal son los que ejecutan los despidos, pero creo que esa es solo una visión parcial. Desde hace décadas, llevan tratando de convencernos de que son los que desarrollan a las personas, pero no han conseguido que cale ese mensaje. Y aquí están algunas de las conclusiones que obtuvimos.

R2H2 es irrelevante. Es curioso como R2H2 se ha autoinmolado, se ha suicidado corporativamente de forma lenta pero imparable. Se quejan de que no les dejan tomar decisiones, de que no participan en la estrategia de la empresa pero son ellos mismos los que han ido quitándose de en medio. Se supone que se encargan de la formación, la selección, la evaluación, las nóminas y no se cuantas cosas más. Sin embargo, poco a poco han ido subcontratando todo. Por eso se dedican a inventar “tontás manageriles” que suenan bien pero que solo sirven para hacer perder el tiempo a los que realmente trabajan.
Han sucumbido al “sindrome de la Miss” y se agarran a cualquier cosa que suene bonita, “el desarrollo de las personas”, “la motivación del personal”, “la retención del talento” o “la paz en el mundo”.

R2H2 es invisible.Como decían los de El último de la fila, “¿Dónde estabas entonces cuando tanto te necesité?”. Los de R2H2, como Calimero se quejan de que no se les entiende. Pero cualquier conocedor de la marca sabe que para que se reconozca el trabajo de alguien, antes debe conocerse ese trabajo. Y los de R2H2 simplemente no existen, salvo cuando contratan o despiden. Solo conocen el email. Y apenas salen de sus despachos en la zona noble (equiparable a la situación en el organigrama, cerca de Dirección General, dispuesto a ejecutar las órdenes, como un perrillo faldero).
Curiosamente puedes encontrarte a todos los responsables de R2H2 de las grandes empresas de este país en cualquiera de los eventos que las consultoras, gurusitos y otros organizadores de eventos manageriles proponen todos los días en las grandes ciudades. No se relacionan mucho con los empleados, pero les encanta el networking endogámico.

R2H2 es increible. Si, son increibles, no te los puedes creer, han conseguido que no puedas fiarte de ellos ni un pelo. Y para mi esta es la clave de la (mala) fama de este departamento. El problema es que te venden que su labor es la de desarrollar y motivar a los “empleados”, pero cuando vienen mal dadas da la sensación que eso es lo que realmente “les pone”. El problema no es que haya que despedir gente o tomar medidas desagradables, sino que no parece que tengan criterio para proponer otro tipo de soluciones. Son meros ejecutores de lo que dice “el amo”. Puedo entender que ellos también tienen familia e hijos que alimentar y que harán lo que les pidan, pero eso es lo que destroza la imagen de marca del departamento.
Quizás haya que crear algo así como un “defensor del empleado” como proponía Senior Manager hace tiempo.
Da la sensación de que R2H2 es como el médico del corredor de la muerte o de un campo de concentración. Su función es mantener con vida y con salud al prisionero y que llegue sin problemas al día de la ejecución y que cuando esta llegue se realice de la forma menos problemática posible.

En mi opinión, es esta falta de coherencia, credibilidad, consistencia y confianza la que ha conseguido que R2H2 sea visto con sospecha y con rechazo por parte de muchos profesionales. Si quieren cambiar esa percepción, si es que todavía tienen tiempo, deben empezar a definir y mantener su propio criterio, aunque vaya en contra de las decisiones de “la dirección”. Deben decidir si su cliente es el empleado o el accionista, si su objetivo es mantener el culo en su asiento de cuero o desarrollar a las personas.
Para eso hace falta tener objetivos, criterios y valores propios y capacidad para hacerlo. ¿Lo tienen los actuales responsables de R2H2 en las grandes empresas o van a seguir esperando “la llamada del gobernador para aplicar la inyección letal”?

Marca Personal TV, RRHH, Sin categoría »

[12 ene 2009 | 3 Comments | ]

El Branding Personal es una forma de llegar de una forma directa a quienes les puede interesar lo que haces. De ese modo, te evitas intermediarios que solo complican el proceso y generan costes e ineficiencia.

Test de personalidad, outplacement, headhunters, procesos interminables, entrevistas de trabajo absurdas,… Si en lugar de ser tu el que buscas un “empleo”, son los otros los que buscan una “solución” y consigues sobresalir, es muy probable que lleguen a tí directamente.

De todo eso hablo en el vídeo de hoy.

Emprendedores, RRHH, Sin categoría »

[9 ene 2009 | 11 Comments | ]

No se si el palabro con el que he titulado este post existe, pero me da igual.

He dicho aquí varias veces que mi única adicción son los libros. Sin embargo, en uno de estos momentos “cercanías” he estado pensando en las similitudes de un yonki o un ludópata con un emprendedor. La verdad es que da algo de miedo. No se que os parece.

  1. Un emprendedor se pasa una gran parte de su tiempo consiguiendo dinero para seguir adelante.
  2. Una persona que quiere poner en marcha una idea es una fuente constante de preocupación para familiares y amigos.
  3. En ambos casos, los amigos te insisten en que para “salir” acudas a grupos de personas “que pueden ayudarte” y con nombres sospechosamente similares: Recursos Humanos o Proyecto Hombre.
  4. Un emprendedor puede tener un subidón muy placentero cuando alcanza un objetivo o consigue un cliente. Los demás lo ven como una recaida y eso hace más dificil su “reinserción”.
  5. Los emprendedores también tenemos grupos de ayuda en los que nos reunimos gente con los mismos “problemas” y nos entendemos. Aunque en lugar de decir cuanto tiempo llevas sin beber, se dice el tiempo que llevas emprendiendo.
  6. El emprendedor y el yonki es capaz de ver cosas que otros no ven.
  7. Cuando dejas de hacer algo por tu proyecto (fines de semana, vacaciones,…) te entra un “mono” que te subes por las paredes.
  8. Cuando alguien de tu entorno está dispuesto a ayudarte, te dice que utilices sus recursos para “cosas serias” como comprarte un coche, una tele plana, unas vacaciones en Marina D’Or o para que busques un “trabajo de verdad” y no para que te lo gastes en vino ideas locas.
  9. Si te enamoras de tu idea, si no puedes “desengancharte”, puedes llegar a perderlo todo y a todos.
  10. Es muy dificil la reinserción de alguien que ha probado “montárselo” por su cuenta. Supongo que volver a un cubículo y aguantar órdenes absurdas favorece la recaida.
  11. La sociedad tiene medios para curar tu emprendedopatía: hipotecas, miedo, desprestigio, burocracia,…
  12. En muchos países, el emprendedor es señalado con el dedo. Y no te quiero ni contar si se le ocurre fracasar.
  13. En ocasiones, el emprendedor puede tener unas “pintas” o un comportamiento extraño, como “ido”, como fuera de la realidad.
  14. El emprendedor tiene dificil reinserción por parte de los empleadores. Demasiado incontrolable, rebelde, podría perjudicar a la organización con su creatividad, ideas y ganas de hacer cosas.
  15. El emprendedor puede acabar mal, pero, ¡y lo que ha disfrutado…!

Esto no es más que una forma irónica, ácida, de plantear el emprendedurismo, pero yo ahora me pregunto:

¿Quién está más narcotizado? ¿Quién está más atrapado? ¿El emprendedor o el asalariado?
Lo curioso es que al final, el que está trabajando para otros es el que está “colocado”.

Marca Personal TV, RRHH, Sin categoría »

[3 ene 2009 | 2 Comments | ]

Hace unos días os comentaba que había estado en el programa de RRHH de Francisco García Cabello (gracias de nuevo Francisco) para hablar de Marca Personal.

Me acompañó un grupo de buenos amigos (Paco Barranco, Tomás Marcos, Iago Martinez o Liberto Pereda).

Aquí tenéis un vídeo resumen.

Branding Personal, RRHH, Sin categoría »

[11 dic 2008 | 3 Comments | ]

En demasiadas ocasiones, mis amigos bienintencionados me han aconsejado (y siguen haciéndolo) que rebaje mis críticas hacia el mundo de los Recursos Humanos (R2H2).

En realidad me estaban diciendo que sería más facil sacar adelante el proyecto de Marca Personal si “capaba” algunas de las partes que pudiesen molestar a las mentalidades más ráncias del mundo de la gestión de personas.

Yo he seguido la máxima de que si tratas de ser políticamente correcto, si tratas de contentar a todos y no ofender a nadie, si sacrificas tus principios, nunca podrías tener un posicionamiento sólido. En algunas ocasiones he estado a punto de ceder, pero creo que merece la pena resistir.

En el mundo de R2H2 he comprobado en demasiadas ocasiones lo que decía Yoda, “El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Veo mucho miedo en ti.” Y si, veo mucho miedo en el mundo de la dirección de personas. Miedo a perder privilegios, a que les muevan la silla o a que no se les tenga en cuenta.

Afortunadamente, también hay un pequeño grupo de rebeldes en este ámbito de la gestión que poco a poco intenta cambiar las cosas. No rechazan el concepto de Personal Branding sino que tratan de acercarse a él para encontrar nuevos caminos, “a new hope“.

Poco a poco, algunas mentes inquietas van incorporando la Marca Personal al mundo de la gestión de profesionales.

Carlos Martí, me ha incluido en su ranking de blogs de R2H2 y hasta ahora he estado entre las 5 primeras posiciones.
Pero lo curioso es que esos primeros lugares están ocupados por más “rebeldes con causa” que quieren cambiar/mejorar la forma de hacer las cosas. Además poco a poco vamos formando piña gracias a la magia de la red. Algunos con más renombre y que presumen de ser los mejores expertos del Management van quedando relegados al pelotón o simplemente no aparecen. Es la democracia de La Red.

Un ejemplo de este aire fresco es el proyecto iniciado por Senior Manager para crear un manual colaborativo para ayudar a los profesionales en el mundo laboral, la bloguía de empleo en la que pondré mi granito de arena. Es genial poder estar con gente como Alfonso, Enrique y muchos otros que en lugar de quejarse, se ponen manos a la obra.

Por último, Francisco García Cabello me ha abierto por segunda vez su programa para hablar de Marca Personal y además he podido hacerlo con un grupo de amigos (Paco Barranco, Tomás Marcos, Iago Martinez o Liberto Pereda)

Mi intención con este post no es presumir de nada sino todo lo contrario. Me gustaría que os quedáseis con la idea de que cualquier persona sin apenas medios, puede llegar a ser tenido en cuenta por quienes en un principio le despreciaban.

No es una cuestión de dinero sino de de aguante, de ideas claras y de defensa de unos principios y de ofrecer algo a los demás.

Solo espero que dentro de un tiempo no venga uno de los del Lado Oscuro y me diga, “Andrés, yo soy tu padre” porque entonces preferiría ser congelado en carbonita.

/imagesblog/starwars.swf

Emprendedores, RRHH, Sin categoría »

[8 dic 2008 | 17 Comments | ]

Una de las primeras cuestiones que pensé al poner en marcha este proyecto hace casi cinco años fue hasta que punto me tomarían en serio siendo un desconocido y con muy pocos recursos.

En esos primeros momentos te das cuenta de que si quieres asesorar a otros, el primero que debe aprender a posicionarse y a construir una Marca Personal eres tú mismo. El primero que debe probar su propia medicina es el que la está desarrollando.

En esos momentos te planteas cosas tan ridículas como “adornar” la web con fotos de edificios de oficinas de cristal o ejecutivos agresivos obtenidas en una búsqueda de imágenes en google.

En esos momentos piensas que sería conveniente utilizar el plural, el “nosotros” en lugar del YO, para dar la sensación de que tienes una gran empresa y un equipo enorme.

En esos momentos piensas que si ven a una sola persona (o a dos o tres) lanzando un proyecto no te tomarán en serio.

En esos momentos crees que sería una buena idea utilizar un lenguaje estirado, estandarizado, artificial y gris como el de las grandes empresas para no descubrir que estás solo y que solo cuentas con tus ideas e ilusión.

Con el tiempo me di cuenta de que la gente que realmente te interesa y a la que tu interesas, no se preocupa de las formas sino del fondo. A los clientes que merecen la pena no les importan los edificios (sepulcros blanqueados) impresionantes en centros de negocios.

Poco a poco te vas dando cuenta de que la confianza reside en los seres humanos no en las organizaciones, en las personas físicas no en las personas jurídicas, como estamos comprobando dramáticamente en los últimos meses. Son las personas las que se juegan su reputación, su palabra. Cuando tu proyecto es unipersonal no puedes equivocarte. Solo tienes una oportunidad y por eso pones todo el alma en ello.

Los que quieren realmente hacer cosas no compran un nombre, un manual voluminoso o una consultora de renombre para salvar su culo si algo falla, sino que quieren a aquellos que pueden ayudarles de verdad.

Lo que quieren son soluciones y si llegan a tí es porque saben que tu puedes ayudarles y porque son suficientemente inteligentes para llegar a alguien desconocido (todavía) o pequeño (y flexible) como tú. Los Apple, Microsoft o Zara de este mundo empezaron en un garaje o en una mercería de barrio.

Lo que buscan es alguien que no les cobre un pastón por algo que ellos no necesitan.

Poco a poco he ido entendiendo que trabajar en tu casa y tener a tu hija y a tu mujer a pocos metros de tu mesa de trabajo no es una deshonra, es un lujo.
He descubierto que es más facil establecer relaciones sinceras, sanas y enriquecedoras con otras personas siendo modesto y trabajando en red que cuando te pasas tu vida en un cubículo de 9 a 5 (o 6, o 10,…) de una gran organización compitiendo por un puto bonus/migaja.
He comprendido que un viaje en metro o tren de cercanías es más productivo y relajado que preocuparse por que te den un coche de empresa o unos centímetros más de despacho.
He comprendido que tener pocos medios y conseguir buenos resultados es para sentirse orgulloso y presumir de ello.

En definitiva, creo que empieza a haber muchos profesionales capaces de aportar más valor en zapatillas y desde su cuarto de estar que en una mole de cristal y acero bajo el paraguas corporativo de una gran multinacional. Y no es algo que ocultar o de lo que avergonzarse sino de lo que presumir por haber sido capaces de conseguirlo (o al menos, de intentarlo).

Suelo decir con frecuencia que la Marca Personal no basa su fuerza en el envase ni en la imagen sino en lo que realmente puedes aportar.

Dice Tom Peters que tú eres tus clientes. Son los clientes que trabajan contigo los que definen tu marca. Así que recuerda que quienes compran apariencias o te desprecian por ser una persona y no un organigrama en inglés no merecen ser tus clientes. Que les den.

Si tienes la suerte de conectar con gente que lo aprecia y valora, enhorabuena, el mundo es tuyo. No es facil, pero merece la pena.

RRHH, Sin categoría »

[5 nov 2008 | 8 Comments | ]

Desde el final del verano estoy trabajando en identificar y utilizar herramientas muy prácticas para el desarrollo de la Marca Personal, especialmente en el ámbito de la empresa.

Me interesa mucho adaptar al máximo mi modelo a la realidad de nuestro entorno. Hay mucha ideas para desarrollar y todas son muy interesantes. Al final, una Marca Personal se fortalece o debilita en función de las percepciones que los demás tienen de nuestro comportamiento. Por eso es necesario ser cuidadosos con la forma en que nos comportamos en la empresa para evitar sustos.

Por ejemplo, se me ocurren algunas ideas que, aunque evidentes, creo que es importante recordar para evitar el deterioro de tu Marca Personal.

  • Escribir sobre tu empresa (un blog o similar) como “terapia” e insistir en que es para ti y para tus conocidos.
  • Utilizar el correo electrónico de la empresa para usos personales.
  • Pensar que tu jefe, el departamento de RRHH o quién te selecciona es tu amigo.
  • Esperar apoyo desinteresado en tu carrera. La única persona que ayuda sin esperar nada a cambio es tu madre.
  • Trabajar duro justo antes de que vengan despidos. Más vale que te busques la vida. La empresa lo entenderá.
  • Compartir demasiada información personal. Suele perjudicar más que ayudar.
  • Aguantar demasiado. Si no te gusta tu trabajo, no te dejes llevar, haz algo. Es mejor ser conductor que pasajero.
  • Preocuparse demasiado sobre los errores. A veces una metedura de pata es lo mejor que te puede ocurrir.

En este post en el que he hablado de errores a evitar es solo un ejemplo, pero hay muchos campos a desarrollar, desde la negociación de tu valor como profesional hasta el comportamiento en situaciones de crisis. Todos ellos van ayudando a construir o a destruir tu posicionamiento profesional.

Coaching, Networking, RRHH, Sin categoría »

[19 sep 2008 | 15 Comments | ]

Muchas veces hemos escuchado la frase de McLuhan del título, pero en este momento puedo aplicarla a mi proyecto al 100%.
Esta semana han ocurrido algunas cosas que convierten el medio (y los medios) en el mensaje.

Sabéis que, como científico, siempre he querido aplicar lo que predico. ¿Cómo podría decir a alguien que haga algo que no soy capaz de hacer yo? ¿Cómo puedo conocer los efectos de determinada acción si yo no me tiro a la piscina?

Si hay que probar los vídeos, se prueba
Si hay que escribir un libro, se escribe
Si hay que intentar que tu idea aparezca en los medios, se intenta
Si hay que utilizar diferentes formas de networking, se utilizan
Si hay que hablar a diferentes audiencias, se habla
Si hay que defender ideas radicales, se defienden
Si hay que pasarlas canutas, se pasa
Si hay que prescindir de algo (o de mucho), se prescinde y se prioriza

Lo importante es probar y aún más importante, EQUIVOCARSE. Antes de ponerse a hacer algo, piensas que hay cosas que parecen fáciles y no lo son, y viceversa. Es necesario comprobar los efectos de tus acciones en tus propias carnes. Aunque a veces sea doloroso.

Estoy cansado de supuestos expertos en liderazgo que no han sido capaces de liderar ni el equipo de chapas de su colegio.
Estoy cansado de gurús del “management” que no han sido capaces ni de poner en marcha una fiesta para el viaje de fin de curso en COU.
Estoy cansado de expertos en “personas” que son incapaces de saber cuales son las necesidades reales de las personas.
Estoy cansado de teóricos y recopiladores de consejos y tendencias que no son capaces de aplicarlos en el “mundo real”.

Esta es una buena forma de elegir a un consultor, experto, asesor, mentor, coach, o cualquier otro tipo de profesional de los consejos. ¿Qué resultados produce en él lo que predica? ¿Pueden (o podían) los Lehmann Brothers decirte lo que tienes que hacer con tu dinero?

Esta semana Tino Fernandez volvió a hablar de Marca Personal en Expansión y Empleo. Y quiero dar las gracias a las personas de ese medio porque han escuchado mis locuras desde el primer día. Lo que demuestra que con una idea interesante y con gente abierta puedes llegar a hacerte visible. El medio es el mensaje.

También esta semana pude participar en el Foro de RRHH de Radio Intercontinental. Si, de RRHH. Reconozco que cuando me invitaron tuve la sensación de que iba a entrar en la estrella de la muerte con la gente del “lado oscuro”. Mi R2D2 se iba a enfrentar a los de R2H2. Pero no tuve que decir aquello de “estos no son los androides que buscais”. Fue una tertulia muy agradable con gente que sabe lo que hace. El medio es el mensaje.

Por último, ayer fui a recoger a ESIC las primeras unidades del libro de Marca Personal. Estaban recién salidas de la máquina. Lo primero que miré es si estaban los comentarios que os pedí, y si, estaban. Y es muy emocionante ver que lo que me enviásteis en bits, ahora está en átomos en papel y tinta. Me han dicho que empezará a llegar a las librerías al final de la próxima semana. También en este asunto hay muchas personas con las que estoy en deuda. Pero de este tema ya hablaré más adelante. En este caso, también el medio es el mensaje.

Lo que quiero decir es que lo importante no solo es lo que digo yo o puedas decir tú sino que seas capaz de demostrar que te pones a prueba, que practicas lo que predicas y que antes de decir a nadie lo que debe hacer, debes haberlo intentado tú. Como antes decía, este es un buen criterio para escoger a un profesional. El medio es el mensaje.

Branding Personal, RRHH, Sin categoría »

[13 sep 2008 | 5 Comments | ]

Tal y como se están poniendo las cosas, mi intención durante este “curso” es que este blog sea lo más útil posible desde el punto de vista del Branding Personal.

Decía hace unos días que parto de la premisa de que los profesionales debemos considerar a las empresas como un recurso, ya que estas hace tiempo que lo hicieron con los humanos. Ya lo decían los chicos de Queen:

It’s so easy when you know the rules
Play the game. 1980

Para la Marca Personal, al ofrecer nuestros servicios como profesionales por cuenta propia o ajena, nos comportamos como empresas unipersonales. Debemos dejar de pensar como empleados y empezar a hacerlo como proveedores de servicios, asociados, asesores, tenderos, fontaneros, o cualquier otra denominación que describa un intercambio de servicios por dinero u otra compensación.

En realidad no buscamos un puesto de trabajo sino un cliente.
El CV es solo un medio, bastante malo por cierto, para publicitar nuestros servicios.
El empleador es un cliente al que debemos ofrecer nuestro mejor servicio por una “tarifa” adecuada y justa.
Un headhunter o un responsable de selección, es solo un jefe de compras. Eso no lo digo yo, lo dicen ellos, ¿No somos recursos?
No somos lo de dice nuestra tarjeta o nuestra “Job Description”. Si pensamos como empresas debemos dedicar tiempo a pensar en desarrollar nuestra oferta. ¿I+D Personal?

¿Cómo debes actuar en este momento?

Todos los manuales de ventas, pero sobre todo mi propia experiencia me dice que es mucho más dificil encontrar un nuevo cliente que mantener el actual. Traducido al mundo de los profesionales de empresa, la respuesta está clara, haz lo posible para conservar tu empleo/cliente.

Siempre he considerado que la Marca Personal es un concepto que se aplica mejor a quienes tienen mentalidad emprendedora, pero no vamos a ser gilipollas. Antes de intentar cambiar el mundo hay que satisfacer las necesidades de supervivencia.

Suelo decir que el objetivo de una marca, personal o comercial, es que te elijan. En una situación como una reestructuración, un ERE o un despido, lo importante es que te elijan… para que te quedes. Por lo tanto, ahí también se aplica el Branding Personal.

¿Que has hecho para convertirte en alguien a tener en cuenta en tu empresa?
¿Que tienes tu que no tengan otros?
¿Te has quedado tan obsoleto como el fax?
¿Te conocen en la empresa?
¿Quienes te conocen en la empresa? ¿Son los que toman las decisiones?
¿Porqué te conocen en la empresa? ¿Por el “pedo” de la copa de Navidad o porque eres el que resuelves todos los “marrones”?
¿Eres Andrés, Oscar, Laura o ese tío/a que está en logística?
¿Tienes un plan B? ¿o C? ¿o…?

Piensa como un proveedor de servicios.
No pongas todos los huevos en la misma cesta.
Pon en marcha tu plan de I+D.

Nadie va a seguir pagando recursos que no proporcionen valor. Ponte en marcha ya. Puede que suene duro pero “It’s so easy when you know the rules“.