Personal Branding en Navarra. 7 de Marzo

El próximo día 7 de Marzo se ha organizado una Jornada de Marketing Personal en la escuela de negocios de Navarra Foro Europeo.

He sido invitado a impartir la conferencia:

Cómo diferenciarte y sobresalir, cómo ser la opción preferente.

Luego habrá talleres sobre el CV, entrevistas de trabajo y dinámicas de grupo.

Es una jornada abierta y gratuita. Así que si estais interesados creo que solo teneis que acercaros por allí.

Me apetece mucho participar en este evento. Y si alguno de mis colegas de la blogosfera de aquella zona os acercais, me encantaría saludaros.

Por cierto, los de Madrid todavía estais a tiempo de apuntaros al Personal Branding Day en el CEU

Hasta el infinito y más allá…

Francamente no se me ocurre otro título.

Acabo de ver que el proyecto en el que me invitó a participar Jose Luis Briones, sale a la luz.

Se trata de una interesantísima colección de libros para emprendedores publicado por la Diputación de Sevilla enmarcado en el proyecto Sevilla Siglo XXI.

Va a aparecer un artículo mío sobre Marca y Marketing personal y estaré acompañado por algunos autores jóvenes y practicamente desconocidos.

Os doy algunos de sus nombres para que os vayan sonando, Don Peppers y Martha Rogers, un tal Guy Kawasaki, Michael E. Gerber y un chavalin que se llama Peters y que está empezando.

Gracias Jose Luis por contar conmigo.

Algunas pistas para empezar a construir tu marca

Cuando empecé a investigar sobre el Personal Branding encontré innumerables listas de consejos para desarrollar una Marca Personal. Ya no recuerdo de donde traduje esta (pido disculpas por ello), pero hoy lo he releido y me ha parecido interesante, además de traerme buenos recuerdos.

En el siglo XXI, todos seremos Autónomos. Tu valor en el mercado va a estar definido en función del valor que puedas aportar y del potencial que perciba el cliente o quien te contrate. La forma más creativa y práctica de hacerlo es creando tu propia marca.

1. Ten una página web realmente atractiva.
Esto es casi obligatorio. Como mínimo, necesitas una página personal o un blog en el que publiques tu historial y hables de tus proyectos. Demuéstrale al mundo quién eres. Otra forma de hacer que tu pagina sea extraordinaria es incluir una publicación periódica o un foro de debate que consiga que la gente vuelva para discutir temas interesantes.

2. Crea una red de contactos sólida
De nada sirven las características y ventajas que puedas tener a nivel personal o profesional si nadie te conoce. Contacta con gente en cuanto tengas una oportunidad. Haz que todo el mundo te conozca. Lee “Marketing Personal” de Jose Mª Ferré Trenzano

3. Ten una mentalidad de YO, S.A.
Empieza hoy mismo, piensa en ti mismo como el Director General de tu propia empresa de servicios. Si eres un empleado, piensa en tu empleador como tu mejor cliente (por ahora)
Lee “Sea su Propia Marca” de David McNally y Karl D. Speak. Y piensa en tu vida profesional como si fuese tu propio negocio, porque lo es.

4. Descubre aquello que te hace sobresalir
Haz una lista de tus habilidades personales y profesionales en que destacas. Dedica bastante tiempo a ello. Llena un par de paginas. Luego redúcelo a un número de entre dos y cuatro elementos en que tu sepas que estás al 125%. Invéntate un símbolo o pega un cartel que te lo recuerde a ti mismo.

5. Se el mejor en lo tuyo
No seas solo competente; el mundo está lleno de parados y potenciales parados competentes. A medida que se produce la revolución de los “ejecutivos de cuello blanco” a nuestro alrededor, pronto habrá muchos más de ellos.
En lugar de ser competente se el mejor. Inventa algo nuevo en tu campo. Haz algo que nadie más haga. Abre nuevos caminos.
Los mejores siempre hacen más dinero y nunca les falta trabajo.

6. Consigue un trabajo que merezca la pena.
Si el trabajo que haces ni te va ni te viene, olvídalo. O cambia tu forma de pensar sobre lo que tu haces de modo que te importe. O haz cambios drásticos, un giro de 180º en lo que haces y como lo haces hasta que te importe.

7. Se muy crítico con quien trabajes.
Tu marca es solo tan interesante/innovadora/estimulante como lo son tus clientes. Consigue que tus clientes o quien te contrate sean interesantes/innovadores/estimulantes.

8. Promete poco, sobrepasa las expectativas.
Nunca sobresaldrás si prometes mucho y ofreces poco, todo el mundo lo hace ya. ¿por qué no haces que sea mas fácil impresionar a los demás? Si siempre das el doble de lo que prometiste, entonces tu reputación crecerá.

9. Lee “50 Claves para hacer de usted una marca” de Tom Peters
Estúdialo, haz los deberes.

10. Sal de la rutina.
Nadie esta interesado en una marca casposa, aburrida. Lee 40 revistas este mes que nunca te hayas planteado leer antes. Ve de vacaciones a algún sitio en el que nunca hayas estado antes. Aprende a bailar, o cantar o hacer juegos malabares. Haz cualquier cosa para salir de la rutina

Cogiendo polvo

Este fin de semana leía en EL PAIS SEMANAL una expresión de Juan Cueto que me parece que define muy bien lo que está pasando en el mercado laboral. “De la lucha de clases al conflicto generacional”.

Da a entender que hay más diferencia en la forma de pensar entre los Baby Boomers (Nacidos antes de 1960), la Generación X (Nacidos entre 1960 y 1980) y la Generación Y (Nacidos a partir de 1980) que entre un obrero y un directivo de la misma generación.

Y creo que tiene razón en algunas cosas. Especialmente estoy sensibilizado por lo que le ocurre a quienes en este momento rondamos los treitaytantos, cinco años arriba o abajo. Pero también creo que en lugar de quejarnos por la vida tan “triste” que nos ha tocado vivir y lo desgraciados que somos porque dificilmente llegaremos a reinar debemos utilizar las herramientas con las que contamos y que sabemos manejar mejor que nadie.

Contamos con la mejor herramienta de Marketing Personal que se ha creado nunca, el blog.

Internet es la Intranet que une a las personas con intereses comunes.

Hemos crecido con mentalidad de hackers y de software libre. ¿Porqué dejar que nuestro conocimiento quede olvidado y cogiendo polvo como en la escena final de las cajas almacenadas en “En busca del arca perdida”? Ahora podemos enseñar al mundo aquello que somos capaces de hacer.

Nuestros padres y hermanos mayores llevan toda la vida contándonos lo que han sufrido y como han tenido que enfrentarse contra el poder establecido. Me aburren bastante esas “batallitas” de abuelo Cebolleta. Nosotros, silenciosamente, cuando por la noche hemos conseguido que nuestros hijos ¡por fin! se hayan ido a la cama, podemos dar a conocer todo aquello que sabemos con un teclado y un poco de paciencia. En primer lugar para que otros puedan utilizarlo y luego para hacernos un hueco en un mundo profesional sobresaturado. Al fin y al cabo, un blog se está convirtiéndo en la mejor forma de crear una Marca Personal frente a la marca corporativa.

Marketing Personal vs Marketing Empresarial

Las empresas se compran, se venden, se reestructuran y a pesar de las modas oportunistas que solo sirven para cubrir las apariencias (responsabilidad social corporativa, códigos de buenas prácticas, libros blancos, etc.) los profesionales solo suelen ser una moneda de cambio, un coste más. Por eso es fundamental empezar a pensar como empresas y no como empleados. Creo que casi todas las herramientas de gestión son aplicables a los individuos. ¿No es aplicable el marketing a las personas de la misma forma que se aplica a las empresas? Un ejemplo:

Es necesario conocer el mercado y como está cambiando, saber lo que se demanda ahora y lo que se pedirá en el futuro. En definitiva, se trata de saber responder a la pregunta ¿Qué está pasando ahí fuera?

Hay que conocer el producto actual y modificarlo en función de las necesidades futuras, para que pueda satisfacer la demanda del mercado. ¿Que puedo ofrecer y que tendré que ofrecer en el futuro?

Determinar el precio de tu producto y ponerlo a disposición de los consumidores. ¿Cuanto valgo y donde quiero trabajar?

Promocionar tu producto dándolo a conocer a los clientes. ¿Como puedo decir y demostrar a los demás lo que puedo hacer?

Vender tu producto. ¿Como puedo convencerles?

Todo esto es de sentido común, pero ¿Cuantas veces nos hemos planteado así nuestra carrera? Y estas son solo unas pinceladas, el análisis debe ser mucho más profundo para poder sacar todo el rendimiento.

Competencia y competitividad

Empieza a ser un debate demasiado recurrente pero creo que es necesario. Están apareciendo como setas personas que se echan las manos a la cabeza cuando se propone algo que supone una forma de diferenciarse mediante la utilización de aquello que sabemos hacer mejor. Eso lo vienen haciendo las empresas desde el tiempo de los fenicios. Se trata de ser mejor que la competencia. Hay que dar mejores productos y servicios que aquellos que buscan a nuestros clientes. Eso es bueno para todos y supone un aliciente importante de mejora.

Sin embargo, hablar de algo parecido para las personas se convierte en una herejía. Por el contrario, para mi solo es hipocresía o falta de espiritu de mejora.

Desde que somos pequeños estamos compitiendo y tratando de ser los mejores en algo para conseguir lo que deseamos. En el colegio, en la facultad, cuando buscas pareja, cuando tratas de sacar una plaza para unas oposiciones o conseguir el trabajo de tu vida, cuando sales a vender o el primer día de rebajas. ¿Porqué debería ser diferente cuando estás trabajando? Para mi, eso solo significa que has dejado de evolucionar, lo cual no es bueno para ti, ni para quien te contrata o utiliza tus servicios.

Una cosa está clara, estoy hablando de una competición limpia. No se trata de poner la bota en la cabeza del contrario sino de saber que es lo que nos hace diferentes y más útiles para quienes hacen uso de nuestros servicios.
Siempre aparece la imagen del vendemotos o el trepa, pero esos no necesitan saber lo que es venderse porque llevan años creando una imagen sin contenido, una forma sin fondo. Sin embargo, conozco a muchos profesionales excelentes que han visto pasar las oportunidades delante de sus ojos porque han sido incapaces de hacer marketing de su trabajo.

El marketing personal no es vender una imagen, algo subjetivo sino que se trata de hacer un inventario de nuestras capacidades y comunicarlo a quién interese. Siempre habrá gente que verá en esto una herramienta diabólica, pero serán los mismos que unicamente consideran a Internet como un nido de pervertidos, los videojuegos como un caldo de cultivo de asesinos y un cuchillo de IKEA como un arma mortífera.

Es posible que mejorar cada día o adaptarse a los cambios necesite energía y a veces nos falta. Pero criticar que otros lo hagan, argumentando que es egoista, individualista o atenta contra el compañerismo me parece que además de ser una visión miope, te sitúa fuera de la realidad porque la hipoteca y el colegio de los niños no se pagan solos.

Perdmitidme un juego de palabras. Si un profesional es competente, ¿debería ocultarlo para no ser acusado de competitivo o de competidor desleal? ¿O debería comunicarlo aunque no esté “bien visto” por los burócratas? Francamente, creo que en este caso, como en casi todos, lo politicamente correcto es un error.