Que rápido crecen

No, no me refiero a mi hija ni a mis sobrinos. Estaba pensando en las ideas y los proyectos.

Este mes tengo una agenda digna de una gira de los Rolling. Ayer (si, también hay que trabajar el fin de semana) regresé de San Sebastián de hablar de Marca Personal a un grupo de profesores muy majo en el Centro Nazaret que es una Obra Social de Kutxa. Era gente de mi generación y tuvimos una sesión muy interesante. Me han invitado a explicar este proyecto a emprendedores en Octubre.

Dentro de un rato iré a hablar de Networking como herramienta de Marca Personal a un grupo de coaches.

En las próximas semanas hablaré de Influencia y Persuasión en Madrid. Nada más terminar me iré a Deusto a hablar de Personal Branding. Una semana después daré una conferencia a un grupo de empresarios y responsables de RRHH en La Coruña. Y el último fin de semana del mes hablaré de visibilidad y notoriedad de Marca Personal en Vigo.

Y mayo no pinta mal.

Como decía al principio, que rápido crecen. Ya ni te acuerdas de cuando tenías que cambiarles los pañales y prepararle la leche cada dos horas. Te hacen sufrir mucho, pero también te dan muchas satisfacciones.

Imágenes Veraniegas: A quien madruga, Dios le ayuda

Con frecuencia suelo decir aquí que todo lo que tiene que ver con las relaciones personales está inventado hace mucho tiempo. Especialmente si se trata de asuntos de negocios.

Se nos ponen los ojos como platos cuando un norteamericano o un “experto” ibérico nos hablan de conceptos “revolucionarios”. Sin embargo, todos ellos eran bien conocidos por nuestros abuelos.

Algunos ejemplos:

Benchmarking: Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. O Donde fueres, haz lo que vieres.
Networking: Quien a buen arbol se arrima, buena sombra le cobija. O Dime con quien andas y te diré quién eres.
Win-win: Hoy por tí, mañana por mi.
Personal Branding: La cara es el espejo del alma. O El hábito no hace al monje. O A Dios rogando y con el mazo dando.
Responsabilidad Social Corporativa: Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
Dirección de RRHH: Ande yo caliente y ríase la gente

Esta semana, dando un paseo mañanero, muy mañanero, me acordé de otra: A quién madruga, Dios le ayuda.
La playa estaba vacía a las 8 de la mañana. Solo un par de horas después empezaría a ser dificil encontrar un hueco. Es así de simple.

Sin embargo lo tuvieron que decir Al Ries y Jack Trout para que todos lo tuviesen en cuenta.

LA LEY DEL LIDERAZGO

“Es mejor ser el primero que ser el mejor”

Desde el punto de vista de la marca personal, todos sabemos que es dificil

Ser el mejor en…
Ser el más rápido..
Ser el más inteligente…
Ser el más cabrón…
Ser…

Sin embargo, siempre podemos ser los primeros en llegar. Un ejemplo:

El primero en escribir un blog
El primero en escribir un blog sobre un tema popular
El primero en escribir un blog contra un tema popular
El primero en criticar a quienes escriben un blog sobre un tema popular.

Eso si, también podemos acordarnos de aquello de No por mucho madrugar amanece más temprano. Aunque supongo que ya existe una teoría de “management” que lo ha tenido en cuenta y a un autor que se se está forrando con ello. Y si no lo hay, tu puedes ser el primero.

¿En que te puedes adelantar?
¿Que eres capaz de hacer que no haga nadie?
¿Que eres capaz de hacer mejor que no haga nadie?

Escenas cotidianas: Relaciones y los ricos también lloran

Para desengrasar un poco de los posts tan largos que me han salido ultimamente, termino la semana con dos imágenes que he visto en los últimos días.

La primera foto es un ejemplo de visibilidad para conseguir un objetivo. Se trata de un BMW aparcado enfrente de la central de la marca en Madrid. Se ve que el dueño tiene medios.

Supongo que cualquiera de nosotros habríamos cogido nuestro BMW y le habríamos puesto una sábana pintada con spray. Al menos eso es lo que hago yo con mis Ferraris y Rolls cuando tengo un problema. Bueno, eso cuando no estoy navegando con mi barco en ese deporte de masas y que todos estais siguiendo entusiasmados que es la Copa América.

La segunda imagen me recuerda a aquella (¿broma?) que encontré hace algunos meses. Supongo que un webdospuntocero habría puesto algún termino anglosajón, Networking o algo así y sus datos de Second Life.
Lo curioso es que el cartelito está pegado en un anuncio de Telefónica. Lo corporativo y lo artesano en el mismo sitio, el Km. 0

Lecciones Aprendidas VIII: Planificar y Actuar

Estoy terminando de leer un libro titulado Estrategias poco convencionales para reinventar su carrera profesional de Herminia Ibarra en la Editorial Deusto.

Este es uno de los pocos libros realmente interesantes sobre transiciones profesionales que he leido ultimamente. La mayoría de los autores que escriben sobre estos temas viven en el mundo analógico del Curriculum y de las oficinas del INEM. Sin embargo, en este libro da un enfoque mucho más práctico y realista de la gestión de una carrera profesional.

La tesis que sostiene y que respalda con numerosos ejemplos es que para empezar a hacer lo que realmente te gusta, para poner a trabajar a tu Marca Personal, debes planificar menos y actuar más.

Lo reconozco, siempre he sido más partidario de la acción que de la reflexión. Supongo que como os pasará a muchos, prefiero ponerme a apretar tornillos, enchufar cables o instalar programas que a leerme un manual de instrucciones. A veces te das cuenta de que te sobran piezas o tienes que formatear el ordenador. Sin embargo, la mayoría de las ocasiones consigues lo que pretendes y has reducido notablemente la curva de aprendizaje.

Pues bien, en este libro, dice lo mismo pero aplicado a las personas y a sus carreras. Y tengo que reconocer que me he sentido identificado y suscribo todas sus palabras. Hay que evitar la parálisis por el análisis.
Siempre he dicho aquí que hay que tener un objetivo claro, pero a partir de ahí, lo único que funciona es la acción.

  1. De nada sirve pasarte la vida quejándote de tu mala suerte.
  2. Es inutil fantasear con lo que disfrutarías en una playa desierta.
  3. Si no haces nada, todo va a seguir como está o empeorará.
  4. No hace falta hacer cambios extremos sino pequeñas mejoras.
  5. Lo que funciona no es el salto cuántico sino las acciones sutiles.
  6. Si no pruebas no sabes hasta donde puedes llegar.

Los cambios profesionales se realizan poco a poco, probando, dándote cuenta de que hay algo que te gusta y lo haces.

Somos cómodos, temerosos, conservadores, por eso la reflexión y la planificación dificilmente van a hacer que movamos un dedo. Lo que realmente funciona es el movimiento. Al empezar a correr pequeños riesgos y hacer lo que nos gusta, sin romper con lo anterior, reducimos el temor, cogemos confianza y comprobamos si realmente nos sentimos a gusto con ese experimento.

Porque al final se trata de eso, de experimentos. Como científico, asumo lo que dice. Ni la ciencia ni las carreras profesionales ni las marcas personales o comerciales avanzan sin probar, sin experimentar.

Hasta que no escribes un blog, asistes a un evento de networking o vas a darle patadas a un balón, no sabes si te gusta hacerlo o si tienes talento. Por eso es necesario romper con la rutina, empezar a experimentar y acabar con la mentalidad cubicular que poco a poco va minando tu salud y tu moral.

Termino dejando uno de los muchos párrafos que dicen verdades como puños. Creo que cualquier emprendedor o profesional en transición suscribiría.

Es imposible regenerarnos si permanecemos aislados. Nos desarrollamos en y a través de nuestras relaciones con los demás.(…) Pero cuando se trata de reorientarnos, son los que mejor nos conocen quienes más tienden a entorpecer nuestro avance y no a ayudarnos. Puede que quieran apoyarnos, pero tienden a reforzar (o incluso desesperadamente a querer conservar) la antigua identidad de la que nosotros deseamos despojarnos.

Como os decía, un libro absolutamente imprescindible para quienes sintáis que algo teneis que hacer con vuestra vida.

¿Tuviste relaciones sexuales completas con Marujita Diaz?

Hubo varias razones que me animaron a poner en marcha un proyecto como el de Marca Personal. Una de ellas es que consideraba que había una necesidad sin cubrir en el campo del desarrollo profesional y personal.

Gran parte de la literatura de gestión de personas se centra en la medición, en la evaluación. Parece que los responsables de RRHH están obsesionados por medir, por cuantificar cosas incuantificables, ¿talento?, ¿motivación?. Una cosa es poner un dato en una presentación de Powerpoint y otra cosa es que ese número sirva para algo más que para justificar el sueldo del evaluador.

Por otra parte surgen tendencias que intentan trabajar con lo más profundo del ser humano, como el coaching, inteligencia emocional y similares. Creo que son un paso adelante pero, aunque hay una base teórica, dependen demasiado del profesional que las aplica.

Por eso, mi objetivo era crear un modelo reproducible, sencillo y aplicable a cualquiera y por cualquiera. No se si es posible desarrollar un modelo “científico” cuando se trata del desarrollo de personas pero yo lo estoy intentando. Creo que he conseguido algo bastante sólido y por eso me gusta ponerlo a prueba en las situaciones más difíciles. Y hace unos días hubo una de ellas.

En los programas de televisión de tarde (en horario infantil, sobre las 18:00), les ha dado por utilizar polígrafos para descubrir los secretos de algunos “famosetes de usar y tirar”. Son así de originales…

En uno de ellos lo utilizaron para poner a prueba a un personaje que se hizo popular por sus aventuras sexuales con una vieja gloria del cine ibérico, Marujita Díaz. Un chico cubano llamado Dinio.

Y pensé que sería interesante comprobar la solidez del modelo con una “discontinuidad” como esta. ¿Es Dinio una Marca Personal? ¿Como lo ha conseguido? ¿Es un ejemplo a seguir? Allá vamos.

Objetivo: ¿Cual es el objetivo de este personaje? Evidentemente eso es algo que solo sabrá él, pero podemos deducir que es ganarse la vida de la mejor manera posible. Eso es algo que queremos casi todos, pero lo que nos diferencia no es el fin sino los medios.

Porqué: Todo objetivo tiene una razón, una motivación. Podemos convertirnos en jueces implacables y señalar con el pulgar hacia el suelo. Pero antes hay que entender el origen seguramente bastante humilde de esta persona. Cuando se tiene mucho que ganar y muy poco que perder es más facil superar esas barreras que a muchos profesionales “serios” nos paralizan.

Producto: Pero para que exista demanda, antes debe haber una necesidad y alguien o algo que la satisfaga. ¿Que ofrece Dinio? ¿Cual es su producto? ¿Que necesidad satisface? ¿Como consigue sobresalir en un mercado tan dificil y competitivo como el de los “famosetes”?

Creo que hay que distinguir entre canal, consumidor y cliente.
Dinio ha conseguido poner su producto en el lineal, en las grandes cadenas de televisión. A veces, aparece como un producto más, de relleno y otras, como en esta ocasión, le ponen en cabecera, en un lugar de honor. Está en promoción. La televisión es su canal primario de comercialización.

El espectador es el consumidor de esos programas. No se en que posición de la pirámide de Maslow se encuentra la necesidad que satisface, pero está claro que hay alguna. ¿Morbo?, ¿Sensación de superioridad?, ¿Envidia?, ¿Diversión?, ¿Sentimiento maternal?,…

Los clientes son los que sacan partido directo de sus atributos (no solo los de marca), pero eso es algo que no comentaré en horario infantil. Y en ese caso sí hay una necesidad que satisfacer y parece que es competente para conseguirlo.

Marca: Pero un buen producto es condición necesaria aunque no suficiente. Debe haber unos cuantos más atletas sexuales y con pocos escrúpulos. Lo que le empieza a convertir en Marca Personal, lo que hace que se posicione en la mente de su “mercado” es otro tipo de cuestiones más emocionales.

¿Cuales son sus prioridades? ¿Cual es su escala de valores? Como decía al principio, el objetivo puede ser poco original, pero los medios para conseguirlo es lo que nos diferencia. ¿Está dispuesto a sacrificar su dignidad por dinero?, ¿Es más importante una vida “disipada” que la familia?, ¿Que lugar ocupa la honestidad en esa lista?

Estas preguntas se las puede hacer cualquier profesional y nos explicará muchas de las razones de nuestro comportamiento y sobre todo de la forma en que somos percibidos. Porque no olvidemos que marca es percepción y la percepción es la realidad.

Por otra parte, hay que reconocer que el cubano ha sabido gestionar bien algunas características de marca como la consistencia (apariencia de indefensión, inocencia,…), la especialización o el estilo (cutre), etc.

Marketing: Por último hay que reconocer que ha utilizado bien las herramientas de visibilidad a su alcance. Es cierto que se lo han puesto a huevo (con perdón), pero no ha desaprovechado las oportunidades de networking y de aparecer en los medios aunque fuese para ser lapidado.

En resumen, ¿Es Dinio un ejemplo de Marca Personal? Pues aunque suene raro, yo diría que si. Satisface una necesidad (o varias), ha conseguido sobresalir y es visible. Se ha posicionado en un mercado muy dificil. Y como ocurre con el papel higiénico o los enterradores, su trabajo puede no ser muy agradable, pero alguien tiene que hacerlo. Y si eres bueno, serás valorado por tu mercado.

¿Es un ejemplo a seguir? Pues depende de los valores de cada cual. Una marca personal o comercial no tiene porqué gustar a todo el mundo. Hitler, DDT, Atila, Coctel Molotov…
Todos estos son ejemplos de marcas fuertes que tuvieron demanda en algún momento porque satisfacían unas necesidades materiales o emocionales, pero ¿Te gustaría ser o consumir alguna de ellas?

El problema es que su producto es muy volatil y facilmente “clonable”. Por lo que es posible que le pase como al Cubo de Rubik o a la muñeca repollo, que una vez que pase la novedad, acabe en el armario de los juguetes rotos.

Por cierto, a quien le interese, la respuesta fué SI y la máquina confirmó que decía la verdad.

Tags: , ,

Monólogo y diálogo. Prensa e Internet

Creo que todos conocemos casos de noticias o de artículos en prensa que tienen errores o que son un festival de incongruencias. Puede ocurrir. Se rectifica y punto.

Pero los medios en general y la prensa económica en particular se han convertido en Publireportajes de las empresas que ponen publicidad. Siempre aparecen los mismos. Se olvidan de que la economía es algo más que los grandes bancos, las empresas de telecomunicaciones y las petroleras. No se dan cuenta de que además de los eventos en los que “los de siempre”, dicen “lo de siempre”, hay un mundo de emprendedores tremendamente agil, despierto y creativo.

Pero estos últimos no ponen anuncios. ¿Para qué? Ya hay otras formas de darse a conocer.

El periodismo “tradicional” puede seguir en su torre de marfil. Puede pensar que si cierra los ojos, no ocurre nada. Que es mejor no saber nada del exterior, lleno de bárbaros con ideas que van a destruir y contaminar el mundo que conocemos. Que es mejor el monólogo.

Pero lo que da resultados es el diálogo, la conversación, el flujo bidireccional de información. Aunque solo sea para que a veces te demuestren que estás equivocado y puedas aprender algo.

En muchos casos, los anunciantes de las páginas salmón están relacionadas con el mundo de los Recursos Humanos (Formación, Selección, Procesos,…). Y ahí surge el problema.

Como decía hace unos días, creo que algunas empresas que viven de la precariedad laboral se están dando cuenta de que les va a ocurrir como a las discográficas. El mercado está cambiando, se está liberalizando, engrasando. Cada vez van a ser menos necesarios los intermediarios. Y sus bien remunerados servicios van a tener que competir con una competencia virtual e incontrolable. El Peer to Peer laboral va a acabar con los trámites engorrosos y caros que engordaban algunos bolsillos.

Empresas de recolocación (ahora lo llaman Outplacement), Headhunters y empresas de selección, Escuelas de Negocios, Consultoras de RRHH, Empresas de Formación, Gurús y expertos “de cámara”.
Todos estos negocios pueden verse afectados a medio o largo plazo por internet.
Pero a diferencia de la primera burbuja, no será cosa de unos pocos sino que cualquiera podrá utilizarlo con eficacia. Se me ocurren algunas ideas

  1. La formación se puede ver afectada por la ética hacker, la información compartida, los conocimientos puestos a disposición de todo el mundo.
  2. Las empresas de selección y headhunters pueden reducir su facturación cuando el movimiento, la visibilidad de los profesionales se agilice con la utilización del video, con la inclusión de referencias o muestras del trabajo realizado en las webs personales/profesionales.
  3. El acceso rápido y directo para contactar con posibles candidatos será posible combinando buscadores como Google con herramientas como Skype y dejará obsoletas a las empresas de recolocación.
  4. Las empresas más ágiles se saltarán intermediarios utilizando medios similares y vendiendo sus ventajas diferenciales.
  5. El networking y las redes sociales pueden acabar con la principal ventaja de algunas escuelas de negocios, los contactos y las asociaciones de antiguos alumnos.

Y eso es lo que puede que empuje a los periodistas a escribir determinados artículos y crónicas. Pero eso es ponerse una venda en los ojos porque la tendencia es imparable. Y lo peor de todo es que cada vez los hace menos creibles.

En ese caso creo que habría que seguir lo que decía Juan Ramón Jimenez:

Si te dan papel pautado, escribe por el otro lado.

Animal Branding

Cuando surge una teoría novedosa, sea la que sea, automaticamente aparecen dos tipos de críticas. Una es la que dice que no sirve para nada, que es humo, que es “otra moda”. Ante estos comentarios solo cabe una respuesta, demostrar que se equivocan. Y eso lleva tiempo.
La segunda es la que dice que no es nada nuevo, que eso ya existía. En este caso es más probable que en cierto modo tengan razón ya que no es posible crear algo de la nada sino que es necesario utilizar “ladrillos” que ya existen. Lo que cambia es la forma de combinarlos.

En el caso del Personal Branding, no solo no negaré la influencia de “maestros” como Peters, Montoya, Arruda, Drucker o Fisher sino que considero fundamentales sus teorías. Sin embargo, por brillantes que sean, no somos norteamericanos, nuestra realidad es diferente. He tenido que crear algo así como el Personal Branding Ibérico o Latino (para mis lectores de latinoamérica). Mi modelo es mucho menos Disney y mucho más realista y ajustado a nuestra cultura.

Sin embargo, un comentario de Jana en el post de los peces me reafirma en que ni siquiera hay que recurrir a teorías de gestión. Todo lo tenemos delante de los ojos, lo que ocurre es que nos hemos vuelto miopes.

Llevamos tanto tiempo viviendo aislados de la naturaleza que hemos perdido el contacto con la realidad. Vivimos en una situación tan absurda que hemos tenido que crear versiones adulteradas e imperfectas de mecanismos que ya existían antes de que el hombre empezase a joderlo todo. Y luego, como pequeños dioses, nos hemos dedicado a ponerle nombre. Y el branding no es una excepción.

A bote pronto se me ocurren algunas similitudes.

Mercado y competencia: Los animales marcan su territorio. Es una zona limitada en la que desarrollarán su actividad. No pretenden ocuparlo todo, se centran en aquel espacio que pueden controlar. Si se alejan de su “reino” solo conseguirán perder el control y enfrentarse a los competidores que ocupan los territorios cercanos. Solo cuando la supervivencia se vea amenazada se verán en la necesidad de competir. En nuestra sociedad, hace ya mucho tiempo que se superaron los territorios marcados.

Liderazgo: En cualquier agrupación de animales hay un líder y un grupo seguidor. Siempre hay alguien que ocupa el vértice de la pirámide. No es algo que se regale sino que hay que conseguirlo tras una dura lucha y que deberá defenderlo día a día. Los demás deberán bajar los ojos cuando el “macho dominante” esté cerca. Salvo que alguien decida enfrentarse a él o dejar la manada.

Necesidades: Aunque parezca que estamos muy alejados de los comportamientos que vemos en los documentales de National Geographic en el fondo no somos muy diferentes de las hormigas o los gorilas. El ser humano necesita alimentarse, sexo, reconocimiento, sentimiento de grupo. En el fondo todo lo que hacemos personal y profesionalmente va destinado a cubrir alguna de esas necesidades y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de desarrollar una marca, personal o de producto.

Envase: Cuando los expertos en packaging se dedican a elaborar cajas vistosas que destaquen en el lineal, repiten lo que hacen los animales para perpetuar la especie, llamar la atención de sus “clientes”. Pueden ser plumas, golpes en el pecho, coches, corbatas de Hermes, aullidos o bolsos Gucci falsificados, pero la finalidad es la misma. Quienes presumen de dinero en el fondo lo que pretenden es “hacer ruido” para llamar la atención de sus potenciales parejas y así perpetuar la especie.

Networking: Las especies que tienen mayores posibilidades de sobrevivir son aquellas que establecen redes. Las que se comunican y colaboran. Ahora podrán surgir todo tipo de teorías sesudas sobre este tema, pero cualquiera que haya pasado una tarde observando un hormiguero o viendo Gorilas en la Niebla, entenderá lo que digo.

Disney lleva décadas ganando mucho dinero dando cualidades humanas a los animales. Creo que ya es la hora de hacer lo contrario y redescubrir aquellos aspectos de los animales que nos hacen mejores personas.

Nos hemos acostumbrado a dar por sentadas ciertas cosas. A abrir un grifo y que salga agua. A salir a la calle y tener bastante seguridad de que no te atacará nadie. A vivir con cierta comodidad hasta que superamos con creces la adolescencia. Sin embargo, el “mundo real” es implacable.

Flujos migratorios imparables, violencia gratuita, bandas callejeras, acoso, mobbing, explotación… Nos pueden sorprender, asustar, preocupar o entristecer todos estos fenómenos, pero solo son simples reflejos de nuestra naturaleza. Y eso también forma parte de nuestra Marca Personal (¿Animal?)

Imágenes veraniegas: Consistencia y Percepción

En uno de esos típicos paseos veraniegos al atardecer con la familia vi este grafiti.

Es increible como tan pocas palabras pueden transmitir tanta información de Marca Personal.

He de decir que un juicio rápido y posiblemente injusto situaría al autor como un energúmeno emparentado con los neandertales. Ya está creando su Marca Personal pero me temo que este tipo (¿hombre?) ni siquiera sepa lo que es una marca. Aunque está correctamente escrito, con acentos y sin faltas de ortografía.

Pero lo que transmite es que la tal Paula ha sido percibida (posicionamiento) por el autor del escrito de una determinada manera. Eso es consecuencia de la percepción del salvaje grafitero pero también del branding de la propia Paula.
En la construcción de una Marca Personal hay que tener en cuenta no solo la forma de actuar sino también el entorno (networking). Y parece que la forma que tiene Paula de construir de su red social no está siendo la idonea. Vamos, que sus amigos no parecen los más adecuados. Pero siempre se puede aprender y tomar medidas correctoras.

Parece que Paula ha hecho algo que ha roto la imagen que ha ido creando en su entorno, probablemente de forma inconsciente. Ha creado unas expectativas que con el tiempo (¿días, semanas, meses?) no se han cumplido (No me esperaba eso de ti!). O lo que es más probable, el autor ha construido en su mente una idea erronea de Paula y ahora pretende hacerla responsable. De alguna forma, su comportamiento ha sido percibido como inconsistente. O porque hasta ahora ha dado una imagen falsa (el peor error de una marca) , porque hasta ahora no la han conocido como realmente es o simplemente porque ha hecho algo incorrecto.

Yo me inclino a pensar que es un error de percepción del autor por falta de datos o de tiempo de convivencia (¿Realmente sabe lo que piensa Paula?) más que por un cambio de comportamiento de Paula.

Lo más grave es que el autor confunde un comportamiento (¿puntual?) con la identidad de la propia Paula. La etiqueta, toma la parte por el todo. Transforma una acción inesperada, poco coherente o mal interpretada en una definición de Paula.

Pero desgraciadamente las cosas son así. Y el mundo empresarial no es diferente. Solo espero que este tío no sea responsable de selección de personal o de RRHH.

Deduzco que un hecho puntual (¿infidelidad? ¿deslealtad?) se ha transformado en dos etiquetas salvajes (…lo peor, PUTA). El autor se ha convertido en juez y en dueño del comportamiento Paula y pretende diseñar su Marca (controlar su vida), dictar sus actos (¿dictador?). Si Paula no toma medidas rápidamente (responsabilidad) empezará a dejar de ser ella y a convertirse en un “producto” en manos de otros.

Si pudiese leerlos, mis consejos para Paula serían:

1.- Autoanálisis. Conócete a fondo para que no te afecte lo que otros te digan.
2.- Gestión de Redes Sociales. Dime con quien andas… Hay amigos tóxicos o incluso bienintencionados que no aportan nada y sacan lo peor de tí. Alejate de ellos.
3.- Feedback de personas de confianza. Esto no contradice lo anterior. Puede haber un desfase entre la forma en que crees que te perciben y la realidad. Chequéalo.
4.- Gestión de Crisis. Toma las riendas de la información que se difunde para evitar que una imagen falsa se extienda de forma descontrolada. Para evitar rumores, toma la iniciativa y proporciona datos. Explica tu punto de vista, tus razones.
5.- Responsabilidad. No dejes en manos de otros tus decisiones. No cedas parcelas de tu libertad por “el qué dirán”.

El virus se extiende

Hace unos meses vi este anuncio de una pequeña escuela de negocios de Madrid en las páginas salmón. Me llamó la atención y contacté con los responsables. Me dijeron que habían descubierto el concepto gracias a mi y les gustó la idea para hacer un anuncio.

Hoy he recibido este otro via email de la red de networking neurona

El concepto va calando.