Te van a oír XII: Hazlo personal

Una de las ideas que he tratado de transmitir en mi próximo libro es la importancia de hacer lo más humano y personal posible todo lo que creamos y transmitimos. Creo que una plataforma de comunicación personal (blogs, conferencias, networking, libros,…) debe ser precisamente eso, personal.

Creo que aportar una visión, una opinión o una historia vivida, sufrida o disfrutada directamente por quién la transmite es uno de los mejores elementos diferenciadores para posicionar una Marca Personal.

Creo que La Red está llena de decálogos sin alma y repetidos hasta el infinito. Echar un vistazo a la mayoría de las páginas de Pinterest es para echarse a llorar o para caer desmayado por aburrimiento porque siempre aparecen las mismas infografías. Muchos de los tuits que circulan son frases o citas atribuidas a un par de docenas de autores que son rerereretuiteadas hasta que dejan de tener sentido. 

Echo de menos opiniones o ideas personales, propias y no sacadas de un libro de citas o traducciones de blogueros o autores de decálogos anglosajones. Pero creo que el mayor problema no es la carencia de ideas sino el exceso de pudor, miedo o vergüenza que nos paraliza a la hora de expresarlas.

Es curioso que mucha gente no tenga problema en fotografiar y divulgar el enorme plato de fabada que se va a comer (Carpantuits) o que no tenga ningún pudor en chequear en foursquare que está en los baños del aeropuerto pero se corte a la hora de opinar sobre algo o de transmitir sus valores.

Soy un firme defensor de utilizar las herramientas de comunicación que tenemos a nuestra disposición para dar nuestra versión de lo que vemos. Ojo, estoy hablando de dar opiniones personales sobre los temas profesionales o los asuntos en los que estamos tratando de posicionarnos. No estoy diciendo que tengas que contar tus cuestiones más íntimas o privadas

Una de las últimas polémicas que he tenido con este blog ha sido causada por un post en el que daba mi opinión sobre la utilidad de lo dospuntocero. He recibido críticas y comentarios de personas a las que aprecio que me han ayudado a darme cuenta que quizás estoy centrándome demasiado en lo negativo. Y creo que tienen algo de razón. Pero esos toques de atención no habrían sido posibles si no me hubiese “mojado” dando opiniones personales.

Por otra parte, cuando muestras abiertamente tus opiniones sobre tu especialidad también atraes a quienes piensan como tú. Pero si mantienes una postura aséptica, neutra y sin aristas no sólo no podrás evolucionar, tampoco dejarás huella.

Creo que debemos poner nuestro toque personal en todo lo que hacemos. Eso implica hacer algo que da mucho miedo. Me refiero a abrirnos a personas a las que no conocemos y eso puede darnos la sensación de que somos vulnerables. Pero he comprobado en estos años después de muchas conferencias, artículos, tuits, posts o cafés compartidos que merece la pena dejar la armadura en casa y salir a pecho descubierto.

La Red cada día hace más fácil automatizar la “conversación”. Hay muchas herramientas que pueden enviar tus mensajes sin que tengas que hacer nada. Pero yo no quiero relacionarme con robots sino con personas con ideas, creencias, valores, defectos y virtudes a las que pueda querer o detestar.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    Excelente Andrés, me ha gustado mucho. Sobre todo lo de la fabada y los baños del aeropuerto, jeje. Me quedo con: “El mayor problema no es la carencia de ideas sino el exceso de pudor, miedo o vergüenza”… Ayer mismo dejaba en twitter una reflexión parecida: “Existe mucho complejo de culpa: mucho miedo al éxito y destacar”. Creo que también va por culturas, y en las latinas (más de grupo) la necesidad de afiliación es mayor. Toda cultura tiene pros y contras. Pero sí que es cierto que hay mucha gente q está muy lejos de su verdadero potencial por no someterse a la crítica que toda persona genera cuando destaca. Abrazo.

  2. dice

    Hola Andrés,
    Me ha encantado este post, sobretodo estas tres frases:

    […] importancia de hacer lo más humano y personal posible todo lo que creamos y transmitimos. […] (blogs, conferencias, networking, libros) […]

    Creo que el mayor problema no es la carencia de ideas sino el exceso de pudor, miedo o vergüenza que nos paraliza a la hora de expresarlas.

    Si mantienes una postura aséptica, neutra y sin aristas no sólo no podrás evolucionar, tampoco dejarás huella.

    Muchas gracias por compartir tus ideas con todos nosotros.

  3. dice

    Hola Andrés, hace tiempo que te sigo estando mayormente de acuerdo con tus comentarios.
    Parece existir una cultura creciente de trato impersonal e indiferencia por los valores y esfuerzo que realizamos algunos profesionales y que también somos personas.
    Deseo que con el trabajo que realizan personas como tu, vayamos consiguiendo que la gente vea la luz y se esfuercen por conseguir una mejor relación y dejen un poco de lado ese egoísmo enfermizo que no lleva a nada y comprendan que en la colaboración desinteresada es donde todos podemos crecer.
    Saludos
    Toni

  4. Manuel Sánchez Valderrama dice

    No tengo el gusto de conocerle personalmente. Sí quedo admirado de su sensatez y sentido común en sus publicaciones, como así mismo en sus libros, que por cierto estoy estudiando. En abril de 2011 bajé a esta historia de la red. ¡Qué difícil encontrar sensatez, sentido práctico y sencillez! ¿Querrá creer que para mí, está contribuyendo a mi clarificación en cómo he de estar en la red?.

    Gracias por sus aportaciones.

  5. dice

    “El mayor problema no es la carencia de ideas sino el exceso de pudor, miedo o vergüenza”
    Coincido con los comentarios anteriores en citar esta frase. Es clave “mojarse” independientemente del sector en el que te muevas. Tendemos a ser demasiado tibios para evitar la crítica. Y ésta llegará igual.

    Muy de acuerdo también con Toni Codina cuando comenta “la colaboración desinteresada es donde todos podemos crecer”.

    Gracias porque ambas frases me ha servido de estímulo para atreverme a contactar con varias personas a quien tenía en mente y proponerles un “intercambio profesional”. Una idea que estoy desarrollando los últimos meses y tenía parada, precisamente por pudor.

    Gracias por compartir conocimientos, ideas e inquietudes.

  6. David López dice

    Hola Andrés, comparto contigo la opinión de tus palabras.
    Normalmente no suelo hacer comentarios en los post, seguramente esté motivado por el exceso de miedo o vergüenza que indicas. No obstante, siguiendo un consejo que me diste tomando un café en Playa de San Juan estoy en fase de corregir esta auto-represión.
    Te agradezco que compartas con todos nosotros esas ideas y te animo a que sigas trabajando, esas críticas que hacemos tus seguidores son 100% constructivas .
    Por otro lado, estoy deseando que salga ya el libro !! (algo haré… para que también me lo dediques)

    Saludos

    David