Branding Personal: El ejemplo de los periodistas

Una de las cosas que han cambiado gracias a la visibilidad en dospuntocerolandia es que aparecer en un medio de comunicación ya no es algo inalcanzable. Si consigues posicionarte en La Red como un especialista en algo es muy posible que un periodista te encuentre y se ponga en contacto contigo para pedirte tu opinión.

Aparecer citado en un periódico o en un programa de radio o incluso de televisión aumenta tu visibilidad y credibilidad. Por eso creo que es importante para posicionar tu Marca Personal que estés preparado y dispuesto para responder cuando alguna persona de “la prensa” te pida ayuda.

Mi relación con el mundo de la prensa acaba ahí. No soy experto en medios de comunicación y, en el post de hoy, quizás diga más tonterías de las habituales. Pero quiero hablar sobre la Marca Personal y los periodistas. Debo decir que mi opinión está basada en lo que leo o escucho y no tiene más fundamento que lo que yo percibo. Pero creo que en el mundo del periodismo se está produciendo un cambio, muchas veces traumático, del que podemos aprender los demás.

Simplemente citaré tres ideas que he detectado entre algunos periodistas pero podrían extrapolarse a muchos otros profesionales.

Desinterés por mostrar su trabajo

Puede parecer contradictorio, pero muchos periodistas que me contactan no muestran el menor interés en utilizar las herramientas que tienen a su alcance para darse a conocer. Normalmente me llaman para que les explique como puede crearse una estrategia de posicionamiento y en la conversación suelo darme cuenta que muy pocos están haciendo algo para mostrar su trabajo. Muchos no tienen un blog, ni una cuenta de Twitter y lo peor es que no tienen intención de pasar al mundo virtual.

No sé si es desinterés, desprecio o desconfianza, pero no me parece lógico que un periodista no esté en La Red. Supongo que un periodista es un experto en buscar información, procesarla, ordenarla y exponerla de la mejor forma posible. Pero ¿No es eso lo que se supone que hay que hacer en La Red? Entonces ¿A qué están esperando para mostrar y demostrar su trabajo en todas partes? Creo que a pocos profesionales les puede ser más útil la red que a quienes manejan información y saben transmitirla.

Quizás un periodista considera que ponerse a escribir un blog en sus ratos libres es como llevarse el trabajo a casa. Pero creo que si quieren ser tenidos en cuenta deben utilizar herramientas que parece que han sido creadas para ellos y no contra ellos.

Falta de especialización

He dicho muchas veces que no podemos diseñar una estrategia de Marca Personal sobre un título genérico. Es muy dificil posicionarse como un referente en Marketing, Fontanería o Periodismo a secas. Es necesario poner uno o dos “apellidos” a tu especialidad. No puedes ir por el mundo como Licenciado en Periodismo porque en este momento hay miles de profesionales con ese título y siguen saliendo de las universidades. Y si fuera poco, ahora parece que cualquiera es un redactor en potencia.

Sin embargo, cuando hablo con algún periodista suelo encontrarme con que no han definido un área en la que especializarse. Tengo la sensación de que simplemente se consideran personas que escriben y aunque les pueden interesar determinados temas parece que eso forma parte de su vida privada y no de su trabajo.

Lo que he percibido, y seguramente me equivoco, es que muchos periodistas se consideran sustituibles, reemplazables, “commodities”. No se han dado cuenta que puede haber mucha gente que escribe, pero especialistas sobre El Vaticano, Oriente Medio o los problemas del sector rural hay muchos menos.

Creo que, en este momento, en cualquier profesión, es fundamental elegir un nicho, un área en la que ocupar un hueco en el que sobresalir. Pero en el mundo del periodismo es practicamente una cuestión de supervivencia.

Profesionales de “marca blanca”

Por último y por no extenderme mucho más creo que en el mundo del periodismo está planteándose con fuerza un debate del que he hablado en varias ocasiones. Me refiero a la tendencia a ocultar a los profesionales, a considerar que cuando estás trabajando para una empresa debes mantener un perfil bajo.

No sólo me parece equivocado sino también inmoral impedir que un profesional aparezca en todas partes como alguien con nombre y apellidos, con identidad propia. Creo que en las empresas en general y en el mundo periodístico en particular no se terminan de dar cuenta que la Marca Personal de sus profesionales es lo que refuerza la marca corporativa.

En la prensa se quejan de la crisis que les está llevando a cerrar muchos medios por culpa de Internet. No parecen entender que quienes pululamos por La Red acabamos leyendo a personas, no a medios.

Quizás deberían empezar a considerar el trabajo de sus profesionales como un producto valioso que hay que potenciar. Si convierten ese trabajo en un producto “marca blanca” con el logo del medio van a perder un elemento diferenciador valiosísimo.

Estos son sólo tres apuntes sobre lo que estoy detectando en el mundo del periodismo. Como digo sólo me baso en lo que veo, leo y en lo que detecto al hablar con periodistas. Pero creo que, aunque es un sector que lo está pasando especialmente mal, tienen todas las papeletas para dar la vuelta a la tortilla.

También creo que lo que hagan en relación a cobrar o no los contenidos va a influir en lo que hagamos quienes llevamos años aportando ideas a La Red sin esperar más recompensa que algún mensaje de apoyo.

En este momento, no sólo los medios de comunicación sino las empresas en particular y el mundo en general, necesita gente capaz de buscar información, seleccionar lo importante y mostrarlo de la mejor forma posible. Y quienes mejor saben hacerlo, o al menos deberían saberlo, son los profesionales formados y entrenados para ello.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    Para mi que me dedico a la orientación laboral y al trabajo con personas en relación al empleo los periodistas son, últimamente, las personas con las que más me cuesta conseguir objetivos.

    Me alegra que menciones esta situación en el blog porque comparto la percepción y porque aún el otro día lo debatía con un reputado periodista de mi comunidad. Hay mucho que poner en valor y no es un camino fácil pero si un camino ilusionante (motivante), el de recuperar la labor de la prensa, contribuir a desconcertar el poder de la información, concentración que hemos sufrido durante décadas, y poder poner en valor lo que saben hacer. No sólo se trata de especialización, que es fundamental, se trata de enseñar qué saben hacer y por lo que alguien pagaría. Y ahí pienso que está todo por hacer, por proponer.

    No me extiendo, sólo quería agradecerte el artículo, el trabajo en el blog (de lo mejor que sigo y de lo que más me influencia) y tu apuesta por el trabajo y por las personas.