Si te ven, estás vendido, ¿Oportunidad o Amenaza?

Quienes me seguís desde hace algún tiempo creo que tenéis claro que, para mí, la Marca Personal es la huella que dejamos en nuestro entorno como consecuencia de una forma de pensar y de actuar.

El proceso de descubrimiento y desarrollo que denomino Branding Personal es algo que va de dentro a fuera de las personas y no al revés. Por eso me disgusta muchísimo cuando veo a tanto indocumentado que asocia la reputación con estar en Internet.

Se puede medir o gestionar el impacto que creas a través de La Red, pero La Red no crea tu reputación, solo la divulga. La Red es un altavoz, pero lo que te define es lo que dices a través del medio y no el medio en sí mismo. Si crees que eres mejor que otros por utilizar determinadas herramientas y canales es que no te has enterado de nada.

Los medios de comunicación y las redes sociales simplemente actúan como amplificador. Pero parece que muchos se han tomado al pie de la letra eso de que el medio es el mensaje. Hay quien se cree que, por estar en dospuntocerolandia, su Marca Personal es mejor que la de quien no está y eso es falso.

La reputación, el prestigio o la estima que se tiene a una persona es independiente del número de individuos que formen su audiencia. Un imbecil lo es ante diez o ante diezmil personas.

Creo que se está sacando de quicio la importancia de la visibilidad. Se está convirtiendo en una obsesión eso de que te vean. Supongo que algunas cadenas de televisión han conseguido trastocar los valores y transmitir la idea que si te conocen eres interesante, bueno o mereces la pena.

Hasta hace poco, las personas conocidas eran aquellas que habían hecho algo para merecerlo. Es cierto que muchas personas interesantes seguían siendo anónimas pero, en general, si destacabas era porque habías hecho algo para dejar una huella (desde un crimen horrible hasta un descubrimiento relevante). Pero se ha dado la vuelta al argumento y, en este momento, se considera que si te conocen es que “algo tendrás”.

Ayer vi en una estación de cercanías el cartel de la foto. De nuevo va en la dirección que indica que si consigues que te conozcan ya está todo hecho. Y de eso nada. No niego que si quieres que te compren o te tengan en cuenta deben saber que existes, pero eso no significa que si te conocen te vayan a escoger.

De hecho, creo que es contraproducente salir a la calle dospuntocero sin haberte preparado bien, sin estar limpio, aseado y en forma. ¿De que te sirve hacer una campaña brutal para que sepan que estás ahí si cuando te conocen se dan cuenta que eres un bluf?

Creo que en La Red no se permiten demasiados errores y, además, es muy fácil meter la pata. Así que lo mejor es no quemar demasiados cartuchos si no estás preparado.

Mientras iba a una reunión ayer por la tarde seguía dándole vueltas al cartel y pensé que quizás el significado de la frase iba en esa otra dirección. Podría entenderse como que si te ven y las expectativas que has generado quedan muy por debajo de lo que has transmitido, estás vendido, estás descartado. Ahí estaría más de acuerdo.

Uno de los “problemas” del Branding Personal es que una vez que te pones en marcha no hay vuelta atrás. Cuando has conseguido crear una reputación, hay que mantenerla. Así que más te vale que lo que perciban de tí sea auténtico, sincero y valioso, porque de lo contrario estarás llevando una máscara y eso es insostenible.

Si te vas a poner a decir cosas sobre tí o sobre tu trabajo a todo el mundo y por todos los canales posibles, más te vale que puedas sostenerlo y defenderlo. Puede que pienses que “Si te ven, estás vendido”, pero si no has trabajado antes lo que hay detrás seguramente tendrás razón y “Si te ven, estás vendido”

NOTA: La semana próxima estaré en Alicante, mi terreta, participando en TEDxFundesem con gente tan interesante como Isra García , Alejandro Hernández Seijo, Rafael Llopis, Joost Wouters o Juan Carlos Cubeiro

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    Hola Andrés,

    Me gusta mucho el post. Estoy totalmente de acuerdo en que muchos no terminan de entender el papel de los medios. Son altavoces. Eso es todo. No garantizan nada en especial.

    Si tu mensaje no tiene interés, seguirá sin tenerlo aunque te oigan en la conchinchina. No engancharás. Quizá un poco de notoriedad, un éxito pasajero, pero poco más. Mensaje malo + Altavoz = mucha caca (digital en la mayoría de los casos)

    Si tu mensaje es bueno, es otra cosa. Con dospuntocerolandia, como tú le llamas, o sin ella irá penetrando poco a poco hasta llegar donde tiene que llegar. Más tiempo, menos, da lo mismo. Si el mensaje lo merece es muy probable que lo consiga.

    ¡Ah! Veo que eres de Alicante (la millor terreta del mon) eso está bien. Somos paisanos.

    Suerte en TED. Saludos para Alejandro Hernández Seijo y Rafael Llopis dos auténticos cracks y grandes amigos.

    Saludos

  2. Laura Segovia dice

    Hola Andrés, me pirran tus post ácidos contra dospuntocelorandia: (“Un imbécil los es ante diez…”) Ciertamente a veces la obsesión por ESTAR es mayor a la obsesión por SER. Lo malo también es el reverso, cuando no te atreves a estar por pensar que todavía no eres. Sí, quiero decir que la preparación a veces paraliza la iniciativa y encontrar el punto medio se complica.

    Creo de todas maneras, que más vale equivocarse un poco que esperar eternamente la perfección. Como siempre aparecen la gama de los grises. Y bueno, tranquilos, que tampoco por gritar mucho te escuchan, tan sólo oyen y esa huella es débil…

    Nota: Como soy de la terreta, me encantará asistir y verte.

    Un abrazo,

  3. dice

    Totalmente de acuerdo,ya que las herramientas, sean cuáles sean, solo sirven como un medio para comunicar, o como lo denominas en el artículo como un altavoz. Que te encuentren no es sinónimo de éxito asegurado, es solo una parte de la estrategia de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *