Parásitos y Matriz de Marca Personal

Dicen los periodistas que ellos nunca deberían ser noticia. Eso suelen decirlo en las ocasiones en las que algun profesional de los medios ha acaparado cierto protagonismo. A mi tampoco me gusta hablar de lo que ocurre entre los profesionales que nos dedicamos al Branding Personal porque no creo que aporte demasiado valor. Pero, a veces, hay que refrescar algunas ideas.

Creo que es Alfonso “Yoriento” Alcántara quien dice algo así como que un gurú es alguien que se apunta a una tendencia un minuto antes que el resto. Por eso hay tantos “Early Adopters” sumándose a todo lo que surge para poder decir que ellos lo vieron primero.

Pero ahora resulta que hay una nueva tendencia entre los aspirantes a gurús. Los podríamos denominar “Early Killers” y seguro que conocéis unos cuantos. Son aquellos que se dedican a “matar” (o eso quisieran ellos) cualquier idea, concepto o tendencia que no les encaja en su forma de pensar. En los últimos tiempos han matado de todo desde la prensa hasta los blogs.

Uno de los últimos “Early Killers” es un tal Olivier Blanchard que en un post reciente “mataba” al Personal Branding. Llevo ocho años escuchando sandeces de gente que no se quiere enterar de qué va esto y ya no pienso perder ni un segundo en rebatir ni una más. Además, hay amigos como Oscar del Santo que le ha respondido perfectamente. El mismo Blanchard parece no darse cuenta que con su blog y con sus ideas está posicionando su Marca Personal. Marca que tiene aunque no quiera o no crea en ella.

Sólo diré que esto que llamamos Marca Personal existe desde muchos siglos antes de que naciese Tom Peters y que seguirá existiendo mucho después de que todos desaparezcamos. El Branding Personal simplemente es una forma sistematizada de dejar en los demás esa huella auténtica o recuerdo que mejor nos representa.

Sin embargo, creo que todas las profesiones tienen un punto debil que hace que pierdan credibilidad y proporcionen argumentos a estos asesinos de tendencias. El principal problema suelen ser los propios profesionales o, mejor dicho, los que dicen que lo son sin serlo. Esto ha ocurrido con el coaching, la consultoría, los fontaneros, el branding, el “social media”, el marketing, los RRHH… y ahora, posiblemente, con los capitanes de barcos.

Dicen que si a un cubo de basura le echas una gota de vino, sigue siendo un cubo de basura. Pero si a un barril de vino le echas una gota de basura, te has cargado el vino. Pues eso ocurre en todas las profesiones.

Siempre que surge una profesión o tendencia interesante aparecen “parásitos” que invaden al “huesped” y se aprovechan hasta que lo matan y saltan al siguiente. Por eso creo que la obligación de un profesional no es solo la de defender su parcelita sino la de apoyar a aquellos que, aunque sean competidores, aumenten el prestigio de la profesión. Y también deberían establecer los límites y las reglas de su profesión.

Si como profesional o como organización no quieres perder tu dinero o algo peor, tu credibilidad, trabajando con alguno de estos parásitos, se me ocurren unas cuantas preguntas para detectarlos. Creo que son válidas en la mayoría de las profesiones.

¿Cuanto tiempo lleva esa persona en la profesión?

Todos los días aparecen personas que crean un blog o una cuenta en Twitter diciendo en su perfil que son Expertos/Apasionados de ………………. Mi experiencia me dice que el 99% no duran ni dos meses. Su pasión se enfría pronto.

En las Alertas de Google aparecen dos o tres personas cada día que dicen que hacen Branding Personal (o cualquier otra profesión) y jamás vuelve a saberse nada de ellos. Pero mientras tanto han añadido un poquito de basura al barril y le dan argumentos a los Blanchard del mundo.

¿Qué se sabe de la profesionalidad de esa persona en esa materia?

Cuando veo una de esas típicas conferencias o cursos organizados por la Obra Social de alguna Caja de Ahorros o por una Escuela de Negocios de tercera sobre Social Media, Marca Personal, Coaching o cualquier otro tema, suelo buscar el nombre del ponente en La Red. La mayoría de las ocasiones no aparece nada porque normalmente es un cuñado o amiguete del que lo organiza que tiene fama de leer mucho, es chistosillo y así se lleva unos eurillos, que la vida está muy “achuchá”.

No digo que obligatoriamente deba tener una gran notoriedad, pero si no le citan en ningún medio, si su nombre en Google aparece sólo en una lista de antiguos alumnos de su colegio, si nadie sabe nada sobre él/ella, ¿Qué lecciones pretende dar?

Hazte preguntas como, ¿Tiene casos de éxito? ¿Puedo ver muestras de su trabajo? ¿Lo que aparece sobre esta persona lo han escrito otros o es puro autobombo? ¿Quién puede darme referencias? ¿Se ha aplicado su propia medicina y es un ejemplo de lo que predica? (Siempre me acuerdo de esa autora de autoayuda que acabó suicidándose)

¿Tiene un método?

Una de las cuestiones fundamentales a la hora de elegir un profesional es su método de trabajo. Todos los días aparecen iluminados, genios renacentistas que saben de todo, artistas de la gestión que basan su profesionalidad en la inspiración, a los que hay que creer porque son quienes son. Pero si no siguen un procedimiento, un método, propio o de otros, mejor olvídate.

Corolario

Si la respuesta a estas preguntas es NO y te piden más de 15 Euros por sus servicios o por asistir a una de sus ponencias, olvídalo. Lo más probable es que lo que te cuenten lo hayan leído en algún libro (o, a veces, ni eso). Así que lo mejor que puedes hacer es encontrar los dos o tres libros de referencia sobre el tema y hacerte con ellos. Cómpralos, pídelos prestados o léelos en la FNAC, lo que sea, pero no alimentes a los parásitos. Creo que en todas las profesiones debería haber un cartel parecido a ese que hay en el transporte público que dice que no dés limosna para no fomentar la mendicidad.

ANEXO

En el caso del Branding Personal está ocurriendo un fenómeno curioso en el mundo del parasitismo. La mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que es el branding, así que del Branding Personal ni hablamos.

Además ocurre como con otros conceptos cuando se juntan. El Ser Humano es bueno pero un Recurso Humano, NO. Ser Madre es bueno, pero ser una Madre Política, NO. Ser una Persona es bueno pero el Branding Personal es malísimo porque, como todos sabemos, el Branding se basa en la mentira, manipulación, engaño y todo tipo de influencias diabólicas ¿Verdad? Pues no.

Así que cualquiera que sabe algo de Linkedin o de hacer un Curriculum o de elegir el color de la corbata o de hacer Networking o de peluquería, dice que hace Branding Personal y se queda tan campante. No digo que no sepan de lo suyo, pero de Marca Personal, seguro que no.

Eso de lo que dicen algunos que saben son sólo ingredientes, algunos secundarios o incluso irrelevantes, de un proceso de Branding Personal. Pero muchos siguen sin entender que la Marca Personal es el resultado de las acciones y comportamientos derivados de una Estrategia Personal que incluye esos asuntos y muchos más.

La Marca Personal es el resultado de un conjunto de elementos igual que una marca comercial es el resultado de la suma de esfuerzos de todos sus departamentos.

Así que para dejar claro de una vez por todas lo que debería incluir un Modelo de Branding Personal aquí tienes este cuadro. Es un resumen muy básico de lo que explico en mis dos libros Marca Personal y Expertología. Pero espero que sirva para diferenciar a quienes venden una parte por el todo de aquellos pocos que tienen en cuenta todos los elementos.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. mismo_optimismo dice

    Estoy totalmente de acuerdo con el abuso del término experto para autodefinirse,incluso ironizo en mi bio de twitter sobre ello.

    Por otro lado creo que hay mucha gente que sabe aparentar y en el mundo 2.0 sabe aparecer, por tanto ni siquiera el encontrarse mucho tiempo en muchos sitios es sinónimo de calidad, muchas veces es sólo posicionamiento, mucha gente lo domina pero líderes auténticos que te atraigan con su conocimiento y pasión…muy pocos.

    Un cordial saludo

  2. dice

    Genial, he disfrutado leyéndolo, pero esta noche lo releeré con más atención, leyendo también los enlaces, ya que “como tu método no sirve para nada” “yo no tengo que salir a hacer ganar dinero a mis clientes” “y no tengo la agenda llena de trabajos inmediatos y de proyectos a medio plazo y largo plazo” “Y tengo mucho tiempo libre”.

    Un abrazo Andrés.

  3. Andrés Pérez Ortega dice

    mismo_optimismo, tienes razón con eso que comentas. En realidad, creo que es aún más grave llevar mucho tiempo etiquetándote como experto y no ser reconocido que ser nuevo en el tema. En el último caso, todavía pueden darte el beneficio de la duda. Un abrazo

    Diego, ;-D

  4. Andrés Pérez Ortega dice

    Paula, quizás la respuesta está en que si hay alguien que les “compra” es porque satisfacen alguna necesidad aunque no sea la más evidente. Quizás si vas a un curso de alguno de estos pienses que estás aprendiendo algo y te sientas bien (aunque sea mentira). Un abrazo

  5. dice

    Andres, me parece que estás empezando a ser realmente bueno, si la gente te critica es que has empezado a tocarle las narices a mas de un inútil y eso creo que te prestigia.

    Enhorabuena, sigue por el mismo camino.

    Luis Perona

  6. dice

    Andrés,

    Nuevamente un estupendo artículo, sobre todo porque te refieres a una lucha que hay que llevar día a día contra los vendedores de humo y la charlatanería.

    Un poco respondiéndole a Paula, el problema está – según lo veo yo – en que muchos dueños de negocios simplemente escuchan lo que quieren escuchar, y por supuesto “los vendehumos” dicen lo que el otro quiere escuchar.

    ¿La promesa más sencilla cuál es? Vas a ganar mucho dinero con poco esfuerzo! Es como las dietas esas de “pierda 20 kilos en 3 segundos”. ¿Por qué el éxito? Porque mucha gente quiere adelgazar sin esforzarse.

    Ocurre lo mismo en cualquier área profesional. A nosotros nos toca, como profesionales que somos, dejar nuestro aporte enriqueciendo nuestras profesiones respectivas haciendo las cosas de la manera correcta.

    Excelente artículo, Andrés. Lo comparto :-D

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Joel Pinto, tienes razón. Lo que ocurre es que en muchas organizaciones no hay gente con mentalidad de empresario sino de directivo. Lo único que quieren es cubrir el expediente y no investigan para escoger lo mejor. Un abrazo

  7. Mar Vilaplana dice

    Muchas gracias Andrés, comparto contigo todo cuanto dices en tu escrito y me atrevo a opinar que toda persona que se precie a juzgar una materia determinada debería saber de lo que habla. Ser capaz de documentarlo y dominarlo. Por desgracia, estamos en un sector que “todo el mundo” se atreve a opinar a la ligera como si de hablar del tiempo se tratase…
    Gracias una vez mas
    MarVilaplana

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Mar Vilaplana, en nuestro país existe la cultura de la tertulia y el comentario de café. Aquí no encontrarás a nadie que no sepa como arreglar el mundo. Todo el mundo sabe de todo y es capaz de juzgar cualquier cosa solo por el nombre. Por eso tenemos la obligación de poner las cosas en su sitio de vez en cuando. Un abrazo

  8. Javier dice

    Estas en lo cierto, en el 2012 uno de los miedos que se tiene es que aparezcan nuevos profesionales del persobal brading y desvirtuen el concepto profesional como ha ocurrido con el coaching y otras materias. Un post que es claramente un golpe en la mesa. Felicidades

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Javier, gracias por tu comentario. Creo que también estás poniendo tu granito de arena para convertir esta materia en algo realmente importante. Un abrazo

  9. dice

    Estimado Javier:

    Sobre los pensamientos expresados a modo de texto no puede estar más de acuerdo. Como dice Javier en su comentario “un post que es claramente un golpe en la mesa”. No solo nos orientas y podemos aprender más de “la marca personal” sino que has hablado en boca de muchos sobre la realidad existente, en todas las parcelas del ámbito profesional. Como asiduo lector y ferviente seguidor de tus excelentes trabajos y estudios sobre marca personal, la cual intento aplicar con mayor o menor éxito, me quedo con una frase del post que, por desgracia, pienso, nos ha pasado a muchos hoy en día “La mayoría de las ocasiones no aparece nada porque normalmente es un cuñado o amiguete del que lo organiza que tiene fama de leer mucho, es chistosillo y así se lleva unos eurillos, que la vida está muy “achuchá”” … por desgracia que razón tienes o en esas situaciones que “gentilmente” te invitan a un seminario sobre desarrollo personal y lo que acaban es intentando reclutar a nuevos comerciales de marcas, siempre y cuando pagues una cantidad ingente para trabajar con ellos …

    Sin irme por las ramas, como siempre Andrés, ¡Felicidades!

    Un saludo,

    Rubén.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Rubén, gracias. Creo que ese tipo de acciones acaban contaminándolo todo, al ponente, al que organiza el evento y a todos los que están involucrados. Pero como bien dices, es demasiado común. Un abrazo

  10. dice

    Andrés, si no existieran tipos como Blanchard o Paul Gailey, alguien los inventaría. De hecho, creo que nos están ayudando a dignificar el personal branding. ¿Qué miedos tendrán? ¿Qué parcela de su profesión está en peligro a causa de la marca personal?.

    Gracias por tu matriz, solo lamento que no le hayas dedicado un post ad hoc. Lo merece!

    Guillem

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Guillem, no creo que esta gente tenga miedo, simplemente saben que generar un poco de polémica les aumenta momentaneamente su notoriedad. Pero como bien dices, son un acicate para seguir luchando y mejorando. Un abrazo

  11. dice

    Si tuviera tu estilo escribiendo haría uno sobre coachs y pseudopsicólogos…Per con mi estilo,me temo que le faltaría contundencia. muy claro tu post.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Mertxe, creo que el coaching es una de las disciplinas que más ha sufrido la aparición de parásitos. Da igual el estilo, pero creo que es importante que los buenos profesionales como tú empujéis para que una herramienta tan potente como el coaching no se hunda por culpa de cuatro (o cuatro mil) listillos. Un besote

  12. sancho dice

    Mira que te admiro y te sigo con interés… Mira que me encantan tu tono, tu estilo y tu actitud… Mira que haces un buen trabajo… Mira que esa hoja concentrada de “Matriz de marca personal” es buenísima… pero que uses AvantGarde… amosanda ;-)

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Sancho, pues iba a utilizar Comic Sans ;-D De todos modos, que sepas que he utilizado Century Gotic. Un abrazo

  13. dice

    La verdad es que tu si has conseguido ser un referente en Marca Personal en España, tus aportaciones siempre están legitimadas con tus actuaciones y para muestra este cuadro que has compartido y tus publicaciones. Ser experto no parece fácil, porque ha medida que te aprendes, ves que aún queda mucho por aprender y sigues creciendo con pasión. Al final somos eternos aprendices para ir completando con conocimiento. Un abrazo!!

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Patricia N. Pitto, eso que dices es cierto. Una de las cosas que más me agobió al principio (y también ahora) es que cuanto más profundizaba en esto, me daba cuenta que apenas estaba rascando la superficie. El problema surge de aquellos que apenas conocen una disciplina y creen que lo saben todo. Un abrazo

  14. dice

    Muchas gracias por citarme, querido Andrés.

    Afortunadamente la marca personal va a seguir adelante para beneficio de muchos estableciendo un estándar digno de tal nombre y en España contamos con un grupo de profesionales (en el que obviamente te incluyo) del que podemos sentirnos orgullosos.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Oscar Del Santo, como digo en el post, creo que es obligación de los profesionales de cualquier sector citar a los referentes para elevar el nivel, y tu eres uno de ellos. Un abrazo y gracias por seguir luchando

  15. dice

    La gente confunde la imagen que quiere dar con la imagen que se tiene de ella, la marca personal es el resultado de diversas acciones, pero no necesariamente es la imagen que queremos proyectar, sino mas bien es la imagen construida por el reflejo social de esas acciones que muchas veces no coincide con el mensaje que queremos transmitir.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Miguel Martín, tu comentario es un poco trabalenguas ;-D Pero tienes razón. En el fondo (y en la superficie) el Branding Personal sólo es un modo estructurado de transmitir lo que realmente somos para evitar que se produzcan o, al menos se reduzcan, esas distorsiones entre lo real y lo percibido. Un abrazo

  16. dice

    Hola Andrés,

    Realmente bueno el post, en todas las profesiones encontramos profesionales que no aportan nada positivo en pro de la profesión por el contrario hacen mal uso de esa y como dices tu dan un poco de comer a esos que les gusta criticar sin conocer a fondo el trabajo, pero en fin es una realidad y cabe a cada profesional serio aportar para reducir esa falsa imagen que se genera. Te felicito porque eres un verdadero referente en Marca Personal y siempre estas poniendo en claro estos temas.

    Saludos

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Victor Alexandis, gracias por lo de referente. Pero como sé que me sigues, ya ves que es solo cuestión de persistencia y trabajo. En cuanto a lo que comentas, creo que es obligación de los profesionales defender la reputación de su sector. Un abrazo

  17. dice

    Excelente Reflexión Andrés.

    En la mayoría de las profesiones de la salud, debes estudiar entre 5 y 6 años para obtener un título que te permita el ejercicio profesional, luego para especializarte entre dos y 5 años mas. Para que seas considerado un Gurú debes acumular experiencia por más de una década.

    Cuanto tiempo tiene el estudio de las Redes Sociales y su impacto en el Branding Personal?

    Evidentemente existen expertos en publicidad, mercadeo y afines que creen que al trasladar sus operaciones al Social Media mantienen su estatus y lamentablemente no siempre es así.

    La misma naturaleza cambiante de las redes sociales hace que ser un verdadero experto en eBranding por los momentos aún esté distante, considero que necesitamos mas metodología y resultados basados en evidencia.

    No te haces piloto cuando aprendes a despegar y aterrizar un avión. Te haces piloto cuando alcanzas determinadas horas de vuelo.

    Cuantas horas creen que sean necesarias para ser Experto en Branding Personal?

    Gracias por Compartir! Saludos!

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Key Quirónea, no sé si Malcolm Gladwell tiene razón al decir que para adquirir maestría en una disciplina hacen falta 10.000 horas pero quizás no ande desencaminado. De todos modos no creo que sea sólo cuestión de horas. Hay gente muy buena que necesita poco tiempo para adquirir una habilidad y gente muy torpe que nunca llega a aprender.
      En realidad, mi opinión es que para que te tomen en serio deberías combinar las respuestas a las tres preguntas que planteo. Un abrazo

  18. pilar dice

    Me sorprende que todos den cátedra…entiendo que el conocimiento se comparte, desde ahí se aprende. Quién es el gran experto aquí. Gurú es aquel que con humildad acepta que hay aprendices, desde dónde se construirán nuevas maneras de hacer.
    Con respeto les digo que sólo he leido mensajes defensivos que distan mucho de lo que he aprendido sobre los principios de PB y MP.
    La verdad es relativa, la verdad no existe, lo que hay son relaciones que transan acuerdos…por favor transen, cada uno vive su propia verdad. Vamos que se puede aceptar a otros haciendo lo mismo pero con su propio sello.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *