Química Recreativa XXXII: Entropía, Expertos y Marca Personal

Hace ya varios años hablé de la Entropía en uno de los posts de la serie Química Recreativa. Pero tal y como están las cosas de caóticas, creo que viene a cuento hacer un repaso.

En aquella ocasión incluía la siguiente definición:

Entropía: Medida del desorden de un sistema. Una masa de una sustancia con sus moléculas regularmente ordenadas, formando un cristal, tiene entropía mucho menor que la misma sustancia en forma de gas con sus moléculas libres y en pleno desorden.

La entropía está relacionada con la tendencia al desorden en el universo. Lo normal es que las cosas tiendan a ser más caóticas. Si un huevo (orden) se cae al suelo y se rompe (desorden) es imposible devolverlo al estado anterior. Si un país, un sistema o una organización no establece reglas y normas para que las cosas no se desmadren, se tiende a la anarquía.

Por lo tanto, cualquier método, persona o fuerza que tienda a poner orden, a organizar o a evitar el caos, va a ser valorada y apreciada.

Una de las ideas que tenía claras al empezar a escribir Expertología, es que un experto es una de esas personas capaces de reducir la entropía en un sistema. Y eso es lo que la hace valioso. Un experto, un gurú o una autoridad académica no sirven de nada si todo lo que pueden aportar son conocimientos enciclopédicos que, ahora, pueden encontrarse en cualquier parte. Lo que hace que un profesional sea valorado es su capacidad de poner orden en toda esa avalancha de información y conocimientos.

¿Qué tiene que ver esto con el Branding Personal? Pues mucho y en muchos aspectos. Un par de ejemplos.

Empleabilidad

Nos han dicho que para “ser alguien” debemos estudiar mucho y prepararnos bien. Tenemos que meternos muchas cosas en la cabeza. Y esa es una idea que ha quedado obsoleta. Lo que realmente te hace valioso, no es lo que almacenas sino la forma en que ordenas, utilizas y transmites esos datos.

Lo que hace que una persona sea valiosa profesionalmente no son los títulos que almacena sino la capacidad de reestablecer el orden en el caos de un departamento, empresa o nación. Y eso tiene más que ver con el “Sistema Operativo Personal” que con la “Base de Datos Personal”.

Por eso el CV es cada día más inutil. Es como la lista de piezas de un mueble de IKEA (desorden). Lo que te hace valioso es la capacidad de montarlo (orden).

Los profesionales con Marca Personal son aquellos capaces de hacer que una situación pase del desorden al orden. Los grandes líderes, entrenadores o empresarios son aquellos que han dejado huella haciendo que algo aparentemente incontrolable se transforme en una fuente de riqueza, creatividad o desarrollo.

Dospuntocerolandia

Suelo decir que es falso que en La Red haya mucha información, más bien hay poca pero muy repetida. A medida que surgen aplicaciones, aumenta el caos. La información y los conocimientos que existían en los libros se han deconstruido en posts para blogs. Pero luego se ha dado un paso más y se ha aumentado el desorden atomizándolo todavía más y convirtiéndolo en Twitts caóticos, inconexos y, en muchas ocasiones, erróneos.

El experto, el gurú, el referente en La Red, el que acaba posicionando su Marca Personal es aquel que es capaz de dar forma a toda esa información. El que es capaz de organizar esa marabunta de datos para crear algo sólido, consistente y entendible.

Un ejemplo que conozco. En el caso del Branding Personal cada día surgen personas que escriben cosas como “10 Reglas para…”, “5 Claves para…”. Todo eso suelen ser recopilaciones, malas traducciones o simples “tontás” que han leido en algún sitio. Pero muy pocos son capaces de poner eso en un contexto y convertirlo en algo útil que vaya más allá de un simple “Checklist”.

La persona que aporta valor es aquella que es capaz de hacer que un motor funcione, no la que reune las piezas pero no es capaz de montar ese motor (reducir el desorden).

En conclusión. Si quieres que te valoren, deja a un lado ese Síndrome de Diógenes que te empuja a acumular más y más piezas (en tu cabeza, en tu disco duro o en tu “nube”) y empieza a pensar en desarrollar habilidades y hábitos que te permitan introducir orden en el caos. Eso es lo que te hará valioso y lo que conseguirá que te recuerden, que puedas dejar huella o lo que es lo mismo, imprimir tu Marca Personal.

 NOTA: El día 22 estaré en Barcelona hablando de Marca Personal en un evento abierto y gratuito que puedes ver aquí.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    Hola Andrés,

    Buena puntualización: “le reducción de entropía como signo de profesionalidad”. Pero por experiencia propia creo que no es suficiente. Por dos grandes motivos, uno lo tocas ya muchas veces en tus posts: trabajar la percepción que tienen de tí como valor.
    El segundo y más importante, es porque como profesional, obtienes resultados, a menos que tu objetivo sea ordenar la biblioteca, entonces el orden se convierte en valor clave no sólo por ser reductor de entropía, sino porque es tu valor de resultados.

    Esto de conseguir objetivos lo veo todos los días: conseguir ventas, fidelización y marca con cosas que en el marketing digital nos piden, y además para ayer. Si puedes demostrar que sabes de lo que hablas, y sobre todo que ya lo has hecho consiguiendo resultados, comenzarán a hablarte, si no, serás el solitario de la fiesta…

    Por lo demás muy buen post como siempre. Sigue así! Ah! Lo mismo nos vemos en el evento ;-)

    Un abrazo,
    Francisco

  2. Andrés Pérez Ortega dice

    Francisco, ¿Como va todo?
    Lo que comentas es cierto, no basta con una sola cosa. De hecho, una de mis obsesiones es dejar claro que el Branding Personal no es el resultado de un solo tipo de acciones sino la suma de un montón de decisiones y la forma de ejecutarlas. En este caso hablo de la capacidad de poner orden, pero por supuesto que la gestión de las percepciones es otro elemento importante.
    Un abrazo muy fuerte y nos vemos.

  3. dice

    Compartiendo la esencia de la idea que quieres transmitir sobre charlatanes 2.0 y otras especies. En mi opinión te haces un lío con los conceptos de entropía y caos. El caos es el orden de los sistemas complejos, tal como lo han demostrado las teorías matemáticas y físicas sobre el caos. Todos los “sistemas”, tanto de la vida-naturaleza como los sociales son complejos y el caos es como un motor que impulsa a un “sistema” a una forma de orden más complejo. La entropía es el grado de desorden, el equilibrio máximo en el cual no puede haber más cambios en un “sistema”, sin embargo en el universo todo tiende hacia el caos, hacia al aumento de la entropía. El orden es, en cierta medida, una construcción conceptual humana para entender nuestro mundo, son las pautas y patrones (simplificaciones) que establecemos para entender lo que ocurre a nuestro alrededor.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      José, la verdad es que ya hace mucho que terminé la carrera y se me han ido olvidando algunos conceptos. Además, la termodinámica nunca fué santo de mi devoción. Te agradezco la aclaración y en cualquier caso no te tomes estos posts como una conferencia de Feynman, son solo metáforas para explicar algo relacionado con la Marca Personal. Un abrazo y gracias

  4. dice

    José,

    Si me lo permites, creo que has añadido más caos a la discusión ;-)

    Ciertamente es correcto lo que puntualizas y es ya conocido y reconocido científicamente:
    – el orden es un constructo del ser humano para manejar la realidad. Eso sí, en la naturaleza se dan siempre extructuras más “pautadas” o que siguen una regularidad y por tanto requieren menos información para su explicación: una red cristalina de carbono se explica con menos datos que esa misma masa molecular de carbono pero en estado gaseoso. Esa característica de exigir menos datos para explicar la estructura, es lo que llamamos orden de un sistema, pero nuevamente y como bien apuntas, es un concepto humano, pero muy útil para algunas cosas.
    – el universo tiende al caos y cualquier intento por crear “orden”, genera más caos en otro sitio. Esto también está científicamente aceptado. Pero en el símil de Andrés, también vale: cuando un cliente paga para reducirle el caos, realiza un intercambio, en el cual recibe un valor a cambio de otro. ¿Quién sale ganando? ¿Hacia dónde se va el caos? Eso y la plusvalía ya fué estudiado por Karl Marx http://es.wikipedia.org/wiki/Karl_Marx, pero creo que eso lo dejamos para otra discusión, ¿te parece? ;-)

    En conclusión, humildemente creo que uso que da Andrés a la entropía y el caos, es básico y suficiente para los conceptos subyacentes que quiere realmente explicar: la Marca Personal y las variables que la afectan.

    Si el símil es simplificado o incluso se deja algunos detalles importantes, es normal, como bien sabrás cualquier modelo es eso, una simplificación de la realidad y por tanto quita cosas de dicha realidad. Pero la metáfora de valor profesional al reducir el caos a un cliente, sigue siendo válida, y no requiere conocer a fondo la termodinámica para entenderlo.

    Saludos,
    Francisco

  5. dice

    Yo lo llamo filtrar el ruido, y en efecto me parece de lo más importante ese tema.

    Aún asi, los profesionales con marca personal tienen que acostumbrarse a trabajar en los tiempos de la infoxicación..si no se arriesgan al sindrome del ermitanio…

  6. dice

    Andrés & Francisco, lo reconozco, he introducido, con mi puntualización, cierto caos en la discusión :-)

    Sin embargo me parece fundamental la puntualización, porque retomando la frase de Andrés, los buenos profesionales son aquellos capaces de moverse en las ondas del caos (como los buenos surferos con las olas) captando el orden del desorden como fuente de transformación, riqueza, creatividad o desarrollo. En la complejidad, decir que alguien es capaz de hacer que una situación pase del desorden al orden es un oxímoron, porque el desorden es orden.

    Bueno, creo que me estoy subiendo por los cerros de Úbeda. Más que entropía en dospuntocerolandia tenemos cacofonía de cotorras 2.0. Reitero mi acuerdo con la opinión expresada en la entrada del blog.

    Un cordial saludo y muchas gracias por permitir expresar mi opinión

  7. dice

    Buen post como siempre. Los checklists no dejan de ser fórmulas probadas para atraer a la gente. Yo mismo estoy preparando algo similar para publicar el mes que viene :P

    Por cierto, a ver si cuadro horarios y me paso el jueves a saludarte.

    Un abrazo!

  8. dice

    Buenas Andrés,

    Qué pena no estar en BCN para la ponencia… Tiene muy buena pinta.

    Totalmente de acuerdo en que un buen profesional va más allá de tener un curriculo “empleable”. Da coherencia a su carrera, tiene su vida profesional integrada con las demás facetas de su vida y es capaz de explicar los cambios en su vida (es decir, estos han sido tomados de forma consciente, usando el porcentaje de libertad del que dispusiese en ese momento).

    Creo que eso ofrece una potente imagen hacia el exterior (evidentemente, con sus detractores y defensores… no podemos gustar a todos).

    Tengo una pregunta: Si el cambio que supone la transformación de un estado entrópico a uno equilibrado (y viceversa) genera energia… ¿Un experto es quién anula dicha energía, o quien que la canaliza adecuadamente?

    Gracias por compartir tus ideas!

  9. Andrés Pérez Ortega dice

    Gracias Xavi, pues allí nos veremos y me cuentas como van tus proyectos.

    Isidro, en mi opinión, un experto es una persona que es capaz de canalizar adecuadamente esa energía. Es capaz de seleccionar lo importante, ordenarlo y transmitirlo eficazmente aumentando su valor en el proceso.