Excusas

Ayer fui a ver a Maria Luisa Moreno (@ZumoDeEmpleo) a la charla que dió en Pink Slip Party sobre busqueda de empleo. Este evento lo organizan mis amigos Cesar Martinez Dalmau y Enrique Brito de forma desinteresada y gratuita para ayudar a los profesionales a salir de ese estado de transición que llamamos desempleo.

Maria Luisa contó cosas absolutamente imprescindibles, de sentido común, que yo suscribo al 100%. Fué divertida, cercana, amena, directa y práctica. Entonces ¿Todo perfecto? Pues desgraciadamente no. Ayer, sentado entre los asistentes, pude darme cuenta de lo mal que estamos en este país. Me explico.

He dicho aquí muchas veces que lo que el Branding Personal o el diseño de una estrategia profesional no es algo que vaya a aceptar todo el mundo, así de repente, tras tantos años de borreguismo y docilidad. Estoy acostumbrado a ver las caras, los resoplidos y las excusas de muchas personas que asisten a mis programas y mis charlas cuando les hablo de tomar nuevos caminos. Lo acepto. Quizás tanto el fondo como la forma de lo que cuento no es algo que guste a todos.

Pero ayer, al ver las reacciones de algunas personas sentadas cerca de mi ante la estupenda charla de Maria Luisa, confirmé que el problema es más profundo. Cada consejo que ofrecía, cada idea que proponía, cada sugerencia práctica que planteaba, había alguien que resoplaba, refunfuñaba, rumiaba y protestaba. Es como si estuviese insultando o atacando a alguna creencia profunda.

Estoy bastante harto de gente que ante propuestas y alternativas válidas, útiles, interesantes y distintas al del Curriculum, los contratos basura o las oposiciones reaccione con excusas y poniéndose a la defensiva.

No puedo. No quiero. No tengo tiempo. Tu lo ves muy facil. Eso no funciona. Has tenido suerte. Soy muy mayor para eso. Soy muy joven para eso. No tengo experiencia. Tengo demasiada experiencia… Comentarios como esos me los encuentro cada día. Y ahí queda bloqueada la mayoría de la gente. Pero ayer vi que no solo me ocurre a mí.

He llegado a pensar que hemos llegado a un grado de adocenamiento que nos han convencido que el “empleo” tradicional (o las oposiciones) es el único camino y el CV es su profeta. ¡¡¡Y NO ES ASÍ!!! Supongo que eso es muy util para quienes nos consideran un Recurso (Humano) pero no para nosotros.

Lo que siempre me he preguntado cuando veo estas reacciones es ¿Y que narices propone toda esta gente que se queja? ¿Qué esperan conseguir haciendo algo que llevan haciendo desde hace meses y no obtienen resultados? ¿Por qué piensan que van a tener resultados enviando 200, 2000 o 20000 CVs cuando no hay empleo (pero si hay trabajo)? ¿Que otra cosa tienen que hacer en este momento más que dedicarse a probar algo “distinto” para aumentar sus opciones?

Lo que llevo proponiendo desde hace siete años y lo que ayer les contaba Maria Luisa es algo muy sencillo. Las vias tradicionales no funcionan. Simplemente han quedado bloqueadas. Pero es que ya no tenemos que ir por un rail establecido, podemos salirnos de él. Lo que proponemos es aumentar las posibilidades de que las cosas ocurran. Se trata de “jugar”. Cuanto más apuestes, de forma inteligente, más opciones tendrás para conseguir que “te toque” lo que buscas.

Todo esto puede dar miedo, pereza, vergüenza. Puedes pensar que no sabes vender. Puedes llegar a creerte que después de un huevo de años de estudios y experiencia no eres nadie solo porque alguien ha decidido prescindir de tí (y de otros 5.000.000). Pero no hay alternativa. O te tiras a la piscina o te vas a quemar porque se te ha acabado la protección.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    Que familiar me resulta aquello de:

    “No puedo. No quiero. No tengo tiempo. Tu lo ves muy facil. Eso no funciona. Has tenido suerte. Soy muy mayor para eso. Soy muy joven para eso. No tengo experiencia. Tengo demasiada experiencia… ”

    Creo que hay un doble problema:

    1. Dixit Mertxe: “Vivimos en una sociedad en la que se fomenta la prisa, los resultados a corto plazo, la recompensa inmediata”.

    Tú planteas trabajar (y bastante) en un plan de posicionamiento personal. Además es un tema incomodo ya que hace salir la gente de su zona de confort. Asi que lo tuyo no es popular. Asumelo como tal.

    2. Hagamos un ejercicio de empatia. Imaginate en el paro del 24 meses (sé que te va a costar, pero intentalo). Tu problema es encontrar un curro ya, es decir ayer, y además sin un recorte del 40% de tu último sueldo. Mezclas esto con el punto 1. y tienes gente que se quejan y culpan al gobierno, las empresas, al euro, al banco central, al FMI, a María Luisa…

    La verdadera pregunta es: ?Y qué c… has hecho durante 24 meses? porque es el periodo ideal para desarrollar una estrategia de marca personal y ver los primeros resultados de forma muy concreta. No se puede vender un plan de marca personal con resultados a 3 meses, y es lo que quiere la gente (y además gratis y sin trabajar en ningun momento).

    Mi conclusión de todo aquello. Lo vuestro no son encuentros de RRHH o reclutamiento, sino que hace falta crear una cita offline de referencia para encuentros periodicos dedicados a la marca personal.

    ¡Yo me apunto!

    Solo si lo crées tú, Andrés, con la ayuda de Maria Luisa!

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Franck, totalmente de acuerdo. Por cierto, yo soy perfectamente capaz de imaginar un paro de 24 meses porque lo he vivido. Pero lo aproveché para poner los cimientos de lo que tengo ahora.
      En cuanto a lo de pedir resultados rápidos a la Marca Personal, como tu dices, es absurdo. Eso no funciona ni para las personas ni para las empresas. Pero es que en encuentros como el de ayer me da la sensación que están esperando una especie de truco de magia o algo parecido. El problema es que si no ven resultados inmediatos vuelven a la situación inicial, aquella que no les va a proporcionar resultados ni inmediatos ni de otro tipo, pero les hace sentir bien. Un abrazo

  2. dice

    Bufff… Ni tenemos tiempo para asimilarlo…

    Ok, me creo lo que dices, ¿tengo tiempo para reponerme del puñetazo en el estomago? ¿O ya estoy KO?.

    Gracias por tu post.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Jofegaber, a mi me tuvieron que dar una patada en la última empresa en la que trabajé para abrir los ojos. A veces, un golpe a tiempo es lo mejor que te puede ocurrir. Aunque quede mal decirlo en estos tiempos extraños de lo politicamente correcto.

  3. Tomas dice

    Estimado Andrés

    Mi nombre es Tomás Cazalla y llevo relativamente poco tiempo leyéndote ,varios de meses ,conocí de tu blog ,linkeando en la web de Sergio Fernández ,os agradezco vuestra labor .
    En la actualidad trabajo por cuenta ajena ,llevo 10 años aproximadamente ,y cada día estoy más de acuerdo con tu forma de pensar ,que creo que se podría resumir mas o menos en la frase de Robert Frost”Tenía la oportunidad de ir por dos caminos y elegí el menos transitado.”
    Sinceramente no sé si mis condiciones personales y laborales fueran otras hubiera pensado del mismo modo del que lo hago ahora ,quiero decir, si no tuviera trabajo y mi mujer tampoco y” estuviera contra las cuerdas.
    Aunque nunca fui pesimista, estoy plenamente convencido que el estar en contacto ,aunque de forma virtual con vosotros y otra gente cuyo pensamiento es el mismo ,y leer acerca de este tema y otros por el estilo,me está creando una forma de ver la realidad más esperanzadora y con más confianza en mi mismo y en “mi marca” ,he cambiado de paradigma ,considero que soy de naturaleza emprendedora o cuando menos algo creativo ,y aunque la inquietud de crear empresa la he tenido siempre es ahora cuando creo ,que tiene más sentido que nunca ,aunque a corto plazo no tengo intención de cambiar de trabajo y emprender algún proyecto no lo descarto en el medio plazo.
    El leeros me hacen sentir un “poco más libre” ,sé que mi trabajo probablemente no será para siempre ,y si hace un par de años quedé noqueado durante una temporada cuando escuché rumores de despido ahora ,si ocurriera quizás que me provocara más actividad que inmovilidad .
    Yo como cualquier español ,actualmente conozco varios casos de desempleo ,y en todos escucho más o menos lo que relatas en tu ultimo artículo cuando les comento que existe la posibilidad de montárselo por su cuenta y que existen infinitas posibilidades se aplicas imaginación y ganas y que nada va a cambiar en nuestras vidas,si no lo hacemos nosotros mismos ,si seguimos haciendo lo mismo que ahora nos llevará al mismo sito o a alguno cercano ,todos comentan exactamente lo mismo que tú dices ,y siguen sumidos en la frustración y la melancolía de lo que fue y ya no es ,y lo peor de todo como tu indicas lo que nunca será ,!!NO TIENEN FE NI ESPERANZA!!
    A veces envidio la cultura y actitud de otros países en los que se fomenta la creatividad y el emprendimiento y valoran el esfuerzo de aquellos que se atreven con retos en los que se juegan su prestigio y dinero .
    Martín Varsavsky decía en su blog que en nuestro país estaba mal visto emprender y tener éxito y por el contrario el sumun de lo laboral era ser funcionario o tener trabajo fijo ,y aunque al principio no creía que fuera tan extremo ,cada día veo más claro que es así .
    A pesar de todo ,espero que esta crisis sirva para algo más que para crear a zombies sin rumbo a la espera de una luz salvadora ,confío en que sirva de revulsivo ,y haga nos haga despertar por iniciativa propia e intentemos levantar por nuestros propios medios.
    En fin solo eso , darte de nuevo las gracias ,animarte a que continúes con tu labor y proyectos a pesar de todo.

    Saludos Tomás Cazalla

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Tomás, estoy totalmente de acuerdo. Pero por lo que cuentas y por lo que he visto en mucha gente, la mayor dificultad para la mayoría está en su cabeza. Para ponerse en marcha no hace falta dinero. No hace falta ser un genio. No hace falta dominar una tecnología sofisticada. Sin embargo, mucha gente no hace nada porque le falla el sistema operativo más importante, el suyo propio. Un abrazo

  4. dice

    Andrés, “los ganadores buscan soluciones; los perdedores, excusas”. España ha sido y sigue siendo un país fundamentalmente de funcionarios. Tal vez debido a una dictadura de 30 años después de una Guerra Civil donde la necesidad de “seguridad” primaba sobre cualquier otro aspecto. Pero como decía el Lazarillo de Tormes, “el hambre agudiza el ingenio”. La gente sólo cambia cuando todo tiembla alrededor. Ahora se ha visto como mucha gente que las está pasando canutas está dispuesta a irse a Alemania y aprender alemán. Poco a poco la marca personal irá ganando terreno producto de la necesidad. Lo dijo Einstein: “La necesidad y el hambre son los motores de cambio de la humanidad”. Abrazo.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Francisco, estoy de acuerdo. Aquí hace falta un cambio drástico de mentalidad. Quizás sería necesario algo como lo que hicieron los americanos cuando los rusos lanzaron el Sputnik. Adaptaron su sistema educativo para poder competir con ellos. Eso lo refleja muy bien la novela y la película titulada “Cielo de Octubre”. O quizás podrían poner algunos espacios breves de 10 minutos en las televisiones públicas dando consejos sobre estos temas. Pero no, parece que es más importante la última chorrada del entrenador de moda. Un abrazo

  5. dice

    Las personas ponemos una cantidad ilimitada de excusas para aferrarnos a nuestra zona de comodidad y no salir de ella. En mi consulta tengo casos para escribir un libro. La incertidumbre de lo desconocido asusta y cuando solamente prestamos atención a eso, y obviamos los beneficios a largo plazo que podemos obtener, no damos el paso.

    Yo lo tengo asumido. En mis charlas concentro mi atención en aquellas personas que manifiestan un atisbo de duda, una puerta abierta a realizar un cambio que mejore sus vidas. A las demás, les agradezco su asistencia.

    Es un trabajo agotador y un derroche de energías intentar provocar un cambio en esas personas “excusadoras”. Allá ellos, con su actitud ya tomaron su decisión. Después que se responsabilicen de ella.

    Un saludo

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Jose Ignacio, es curioso que hablemos de zona de comodidad cuando se trata de gente desempleada. Pero me temo que es una expresión correcta. Creo que mucha de la gente que se queja todavía no ha llegado a estar fuera de su zona de comfort ni cree que pueda llegar a estarlo porque antes vendrá alguien a salvarles. Allá ellos y ellas. Un abrazo

  6. dice

    La buena noticia es que hay muchas personas que aprovecharían esas charlas pero no están ahí porque están haciendo cosas. De esas también hay.

    Y que las que ponen excusas en alto están en el duro proceso de aceptarse a sí mismas, y duele. La cuestión es que decidan lo que decidan tendrán razón, tanto se creen que pueden como que no pueden, obtendrán los resultados que refuercen su decisión.

    La máscara de la buena/mala suerte da para poco. Al final, cada cual duerme consigo mismo y ahí las excusas no funcionan.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Sabela, pero no veas la rabia que da ver como alguien está proporcionando algunas claves útiles y en lugar de abrir los ojos y los oidos se dedican a poner en marcha sus barreras mentales no vaya a ser que algo de lo que escuchan pueda hacerles ponerse en marcha. Es como si estuviesen en el Titanic y se dedicasen a rechazar los salvavidas o los botes porque son pequeños o porque no les gusta quién les ha tocado al lado. Un besote

  7. dice

    Es que, si fuese fácil, no tendría mérito ;-)

    Ya hemos comentado por aquí que, a pesar de que la Marca Personal es una herramienta muy poderosa, posiblemente nunca sea algo mayoritario, por eso precisamente, porque hay mucha gente que, sencillamente, no “lo ve”. Y cuesta explicarlo, cuesta horrores…

    Supongo que todos tendremos recuerdos de nosotros mismos poniéndonos excusas en este u otros campos, cuando mucho de lo que nos pasa es que tenemos miedo, tanto miedo al cambio como miedo al fracaso. Ante de la ansiedad de asumir un riesgo y poder fracasar, tendemos a elegir la opción que consideramos “menos estresante” (aunque no tenga porqué serlo verdaderamente) y a reaccionar a la defensiva.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Jaime, pero es que es absurdo tener miedo a fracasar por hacer algo cuando ya partes de una posición muy mala. Creo que casi cualquier cosa que hagas con un par de dedos de frente y con una estrategia definida va a proporcionarte resultados si o si, aunque solo sirva para elevar tu autoestima por mantenerte activo. Un abrazo

  8. dice

    Excusas. Si no queremos, justificamos nuestro comportamiento con ellas, para estar de acuerdo con nuestro inconsciente (no quiere).
    Si queremos, encontramos el modo, eso es seguro.
    No dejes de compartir este pensamiento porque al igual que el tuyo, el suyo también es correcto para sí mismos en estos momentos y quizás, cuando quieran, emergerá de su subconsciente y entonces sí estarán preparados para cambiar

    Muchas gracias por la oportunidad de expresarme
    Saludos

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Marga, yo he detectado algo peor. No es que no piensen que lo que decimos es correcto, es que me da la sensación que al poner en duda algunos “dogmas” sobre la búsqueda de empleo estás atacando algo muy sagrado. Supongo que es porque es lo único a lo que les han enseñado a agarrarse. Un abrazo

  9. dice

    Buenas tardes,
    A mí no me gustan los quejicas!!!
    Deja de quejarte, olvídate de lo que los demás podrían hacer por tí (y no hacen) y empieza a pre-ocuparte de lo que tú puedes hacer por tí mismo.

    Si me permitís, lo explico mejor aquí: http://wp.me/p1btEm-J. Si no habéis visto el video no os lo perdáis ….es muy revelador!!

    Gracias,

    Saludos.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Jaime, mira que yo soy quejica y cascarrabias, pero creo que eso no es malo siempre que inmediatamente despues de quejarte, hagas algo para cambiar las cosas. Por cierto, la película de Clooney debería ser vista por cualquier persona que entre en el mercado laboral. Un abrazo

  10. dice

    Muy interesante y cierto el artículo.

    Yo solo tengo que ver las reacciones de mi familia a mi discurso o a mis acciones para confirmar que es totalmente cierto lo que dices.

    Sin ir más lejos, cuando expongo mis teorías o animo a mi hermana a hacer ciertos cambios, siempre me sale con lo mismo: “es que no todo el mundo es tan emprendedor como tú”.

    Y me es imposible hacerle entender que no se trata de ser “tan emprendedor como yo”, sino de querer una vida mejor para ti mismo y no ser un vago redomado.

    En fin, la sociedad es la que es y va a ser difícil cambiar las cosas a mejor, siempre nos quedará trabajar en nosotros mismos.

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Xavi, posiblemente la gente mas cercana es la que más nos paraliza con estas cuestiones. Pero como tu dices, esto ya no es que te guste o no, es que no hay más narices que echarse al monte. Un abrazo

  11. dice

    Andrés, es indudable que el tema de la ansiedad es irracional. Pero muchas veces funcionamos así. Ejemplo tonto: Invitar a una chica a bailar en una discoteca. Como se suele decir, “el NO ya lo tienes”, pero puede producir una ansiedad tal que sea paralizante, con lo que se evita esa situación estresante y con ello cualquier riesgo de que diga que no, junto con la posibilidad de que diga que sí.
    Visto desde el punto de vista racional, es una situación estúpida. Desde el punto de vista emocional, la situación cambia. Lo que no quiere decir que no haya que pelearse con uno mismo y con su ansiedad.

    Otro detalle sobre la zona de confort. Hay un efecto un tanto perverso en la forma en la que funciona nuestro sistema de paro y es que realmente no premia de ninguna manera el buscar trabajo rápidamente. Es decir, el paro no se acumula, y si te despiden al poco de haber encontrado trabajo, no tienes derecho a paro. El resultado es que se tiende muchas veces a “apurar” el paro todo lo posible, para no “desaprvecharlo”, y eso es terriblemente peligroso, ya que se pasa de unas medio vacaciones a una situación muy peligrosa en menos de lo que parece… Especialmente si uno “se lo toma con calma” y se relaja, volver a pillar el estado de alerta que hace falta es complicado…

  12. dice

    Fuimos educados para lo que desafortunadamente somos. Tus seguidores te hemos encontrado por dos razones:

    1º Te has hecho visible.
    2º Buscando nuevas opciones te hemos encontrado.

    El día que decidí “tirar p´alante” de forma diferente, no solo tuve que ver caras raras, he tenido que escuchar estoicamente una charla por parte de cada uno de mis excompañeros, vecinos, amigos y conocidos en general… solo mi esposa lo comprendió, afortunadamente.
    Supongo que los asistentes a la conferencia de María Luisa solo buscan un trabajo en el que poder jubilarse, evidentemente seguir tus consejos es algo muy duro, y ahora lo puedo decir por propia experiencia.

    Olvidaros… El que quiera hacer las cosas de otra forma os encontrará, los demás, escucharan vuestras charlas y motivaciones y se irán a casa pensando que han perdido la tarde.

  13. Arantza dice

    Perdona, desde cuando el CV vale para las oposiciones? Más bien tu enseñanza reglada y tus méritos. Yo, no soy funcionaria, que conste.
    Cada consejo que ofrecía, cada idea que proponía, cada sugerencia práctica que planteaba, había alguien que resoplaba, refunfuñaba, rumiaba y protestaba. Es como si estuviese insultando o atacando a alguna creencia profunda.
    Y tú cómo lo sabes? no es más que tu interpretación. No tod@s los desemplead@s están adocenados y si han acudido a la charla, por qué crees qué lo han hecho? para refunfuñar? Un saludo

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Arantza, 1. Cuando hablo del CV me refiero al empleo tradicional. Lo de las oposiciones lo meto entre paréntesis.
      2. Si, lo que digo es una interpretación basada en lo que vi y, entre otras cosas, en los resoplidos y gruñidos de la señora que tenía detrás, y a otros muchos eventos similares a los que he acudido. Si te refieres a si hice un estudio demoscópico al terminar el acto, tengo que reconocerte que no.
      3. Yo no sé para que han acudido los desempleados refunfuñadores. Pero haberlos haylos.
      Un abrazo

  14. dice

    Querido Andrés,

    Lo primero: no me canso de decir a todo el que tenga orejas que fue un verdadero honor que vinieras al evento y la posibilidad de conocerte. Eres el mayor referente que tenemos en personal branding!. Yo voy a años luz por detrás pero aprendiendo a grandes pasos, porque estuve en la carrera de ratas pero por suerte me dí cuenta que si quería sobrevivir, este es el único camino.

    En realidad, la parte más difícil es esa: salir del Matrix. Abrir los ojos, dejar de obsesionarse por lograr algo que ya no existe y con métodos caducos. A partir de ahí, lo que parece trabajoso, incómodo, hasta imposible, en cambio resulta revelador, motivador, refrescante.

    Ya que no logra el éxito quien no está dispuesto a andar “that extra mile”, yo voy a andar ese extra mile contigo y seguiré hablando del tema con tanta ilusión y convencimiento como tengo hasta ir rompiendo el Matrix… :)

    Espero que nos volvamos a ver pronto. Sinergias es una bonita palabra, por cierto… ;)

    Un abrazo!

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Maria Luisa, ya he visto que no has parado de citarme. Pero lo cierto es que me sentí muy a gusto viendo lo que contabas. Me gustó especialmente ver como estamos alineados. Y sobre todo vi que desde el mundo de R2H2 hay gente que puede impulsar estas ideas que falta hacen.
      Te tomo la palabra y empezaremos a pensar en sinergias. Aunque solo sea para cambiar un poco las cosas y agitar algunas conciencias.
      Un abrazo muy fuerte.

  15. Yleniapr dice

    Este post me ha hecho darme cuenta que me tengo que comprar el libro de Expertologia YA!
    Yo decidí dejar de quejarme y entrar en acción y no me esta yendo nada mal.
    Gracias a Andrés y a María Luisa por vuestro empeño en cambiar las mentalidades de la gente.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *