La Marca Personal no encoge si la mojas

Una de las cosas que me ha ocurrido con frecuencia desde que empecé a desarrollar y explicar mi modelo de Branding Personal es que mucha gente me ha dicho que soy muy valiente al decir las cosas que digo. Me cuentan que ellos piensan igual pero no se atreven a decirlo.

Cuando eso sucede, en primer lugar me siento agradecido. Pero inmediatamente pienso que debo ser el único gilipollas que saca los pies del tiesto. Me doy cuenta que más que valiente soy bastante inconsciente. Pero creo que de todo hay que sacar conclusiones.

Muchas veces se dice que las marcas deben emocionar, deben enamorar y no sé cuantas más cosas relacionadas con los sentimientos. Y creo que es cierto. Pero además, creo que es más sencillo que eso ocurra con una Marca Personal que con una marca comercial. Creo que a las personas nos es más facil establecer sintonía con otras personas que con una empresa de neumáticos o de material quirúrgico.

Para que esa “química”, esa sintonía se produzca, debe haber algo que conecte a las dos partes. Normalmente no son las características objetivas las que nos hacen enamorarnos. Puede que queramos “sexo” con los productos(*), pero nos “enamoramos” de las marcas. Y me da la sensación de que el “amor” surge cuando te das cuenta de que hay algo más entre la otra persona (o producto) y tú.

Se establece una relación sólida cuando defiendes unos valores parecidos a los de otras personas. Pero como todos sabemos, mantener tus principios tiene un coste y, al defenderlos, los demás dicen que eres valiente. Pero solo eres coherente, que es una característica de las Marcas Personales fuertes.

Cuando defiendes una “causa”, cuando te “mojas” es cuando empiezas arriesgar y a dar algo más de tí. Evidentemente eso va a conseguir que muchos te rechacen porque no eres uno de los suyos. Sin embargo, vas a encontrar a algunas almas gemelas que van a establecer un vínculo emocional contigo.

Por lo tanto, lo que algunos consideran valentía, en realidad se parece más a un mecanismo de defensa que sirve para encontrar a los miembros de tu Tribu. Al decir determinadas cosas y con un estilo propio, estás MARCAndo el territorio.

Creo que esa es la batalla en la que debe centrarse en Branding Personal. Hay que conquistar la cabeza, pero también el corazón de la gente. Hubo un tiempo no demasiado lejano en el que había poco donde elegir o era dificil de encontrar. Por lo tanto, la prioridad era encontrar algo o alguien que te resolviese tu problema. Y punto.

Hace unos días circuló un enlace en el que podías descargarte ¡¡¡más de doscientos!!! documentos gratuitos sobre Social Media. Seguro que ocurre algo parecido con otros temas. Francamente, el problema no es encontrar información, sino más bien encontrar el modo de filtrarla. Y quizás, una forma de distinguirte es atreverte a dar opinión y no solo datos.

Creo que esa es la razón por la que aparecen tantos blogs que se dedican a dar recetas, claves y consejos asépticos y repetidos hasta la saciedad pero acaban desapareciendo al cabo de pocas semanas. Creo que es fundamental poner un poco de emoción, de coraje y de uno mismo en cada cosa que escribes y que haces. De lo contrario serás muy facilmente sustituible, incluso por un robot agregador (no se si existen o si se llaman así).

En este momento, hay mucha gente y muchas formas de resolver los problemas. Así, que empieza a ser más importante elegir a aquellos que, en igualdad de condiciones, te hacen sentir bien porque piensan como tú. Si eres el único que expresas lo que sientes, seguramente ganarás algunos enemigos, pero tendrás más papeletas para que te tengan en cuenta los que sintonizan contigo.

Por lo tanto, una Marca Personal no encoge cuando se “moja”, sino más bien al contrario.

(*) Este es un blog de Branding Personal. Debe entenderse como una metáfora y no como una incitación al fetichismo.

NOTA: Ha aparecido una web de blogs de empleo en la que aparecen muchos amiguetes. Se llama JIBIJOBA

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. Anna dice

    Hola Andrés,

    me ha encantado tu post, estoy totalmente de acuerdo contigo. La diferencia empieza por aportar la opinión propia y no por hacer retweets de todo, que es lo que muchos hacemos, es lo fácil y lo seguro, pero no es lo que aporta valor ni sugestiona el pensamiento. Creo que esta sociedad occidental aposentada lleva demasiado tiempo pensando una cosa y diciendo otra, por miedo a no ser aceptado, por miedo al rechazo popular, pero debajo de las máscaras, hay mucha más pasión de la que se percibe en el exterior. Es un buen momento para compartir lo que realmente sentimos y la red es el gran aliado.

    Un saludo
    Anna

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Gracias Ana, ahora que se habla tanto de la desaparición de la prensa o de la falta de diferenciación entre las personas, creo que el valor diferencial podría ser el de aportar puntos de vista propios. Pero eso implica echarle valor y parece que no está bien visto salirse del rebaño.
      Ah, y gracias por no decirme que soy valiente ;-)

  2. dice

    Estoy contigo Andrés. Creo que es importante decir lo que se piensa.Tambien me parece importante valorar el feedback,saber si la opinión que mantienes te ayuda a situarte donde tu deseas o donde los demás desean verte. Lo ideal sería que estos dos lugares coincidieran aunque creo que esto se da raramente.

  3. Andrés Pérez Ortega dice

    Hola Jesús, estoy totalmente de acuerdo. Cuando hablo de dar tu opinión y de mojarte no me refiero a mantener una postura inamovible. Lo que trato de decir es que es mejor arriesgarse a expresar lo que uno opina que tener la boca cerrada para no molestar a nadie.
    Yo he aprendido mucho escuchando y leyendo las críticas que he recibido. Esa es otra ventaja de decir lo que uno piensa.
    Un abrazo

  4. dice

    En algún momento haré una selección de frases y expresiones tuyas. Las de hoy:

    - MARCAndo el territorio
    - una Marca Personal no encoje cuando se “moja”, sino más bien al contrario

    Por cierto, no siempre eres tan pepito grillo. No hay más que ver este tuit, y este otro.

    :)

  5. dice

    Hola Andrés!
    Tu post ha evitado que haga una gran tonteria! Mis principios me obligan a dar mi opinión cuando creo que no darla puede perjudicar al entorno en el que estoy, incluso aunque haya personas a las que no les guste oirlo. El problema, como tu dices, es que para algunos empiezas a ser “incomodo” o “resistente” y politicamente puede llegar a no ser bueno. La parte buena es que para otros te vuelves un lider, alguien que dice lo que ellos no se atreven a decir. Hasta ahora siempre me ha traido más beneficios que perjuicios. Estos dias alguien me aconsejó empezar a ser “más político” a raiz de uno de mis mensajes de “no perdamos esto de vista” que a alguien no le gustó… y casi estaba convencido… hasta que he leido tu post.
    Así que GRACIAS!!!!! No voy a renunciar a ser quien soy (ojo, soy consciente de que tengo muchas cosas que mejorar, y me gusta escuchar criticas)
    Un abrazo,

    Pablo.

  6. María dice

    Cómo me ha gustado leer este post!! Muchas cosas de las que dices las pienso amenudo. Defender unos valores, mantener mis principios, ser coherente, mojarse, tienen un precio muy alto. Son pocos los amigos que se hacen siendo así, aunque he de reconocer que cuando encuentras a alguien que conecta contigo, va para largo. Pero éstos son pocos. Y esa lucha diaria con todo el resto es emocionalmente agotador. Así que, leer tu post me ha servido para coger un poco de aire (del bueno)para seguir adelante un poco más convencida de lo que sucede cuando se está convencido :-) Muchas gracias

    • Andrés Pérez Ortega dice

      Es curioso, pero ya son varias las personas que habéis coincidido con el mismo comentario. Me alegra mucho que coincidamos. Pero no olvides que mantenerse fiel a los principios puede ser muy duro. Esa es la verdadera dificultad de crear una Marca Personal. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *