Home » Dospuntocero, Sin categoría

Parecidos Razonables: Twitter y CV

25 marzo 2010 3 Comments

Una de las cosas que tenía claras desde el día en que empecé con esto es que las herramientas tradicionales de búsqueda de empleo están quedando obsoletas. Eso era válido hace seis años, pero ahora lo es mucho más por una razón muy simple: No hay empleo.

Ojo, una cosa es que no haya EMPLEO y otra muy distinta es que no haya TRABAJO. No hay huecos esperándonos en las empresas. Sin embargo, hay muchas cosas por hacer y muchas necesidades por satisfacer.
Lo que no vamos a encontrar es a alguien que nos ofrezca un contrato tradicional por satisfacer esas necesidades o solucionar esos problemas. Hay que empezar a ir por caminos menos trillados que nos permitan obtener ingresos.

Uno de los objetivos del Branding Personal es facilitar el que te encuentren, te conozcan y confíen en lo que puedes hacer. La búsqueda la hace el que tiene el problema, la necesidad, en lugar del “candidato”.
Por otra parte, cuando son otros los que llaman a tu puerta en lugar de hacerlo tú en la de ellos, tu poder de negociación es mayor.

Y para conseguir que lleguen a tí y te hagan una oferta, deben haber llegado a la conclusión de que eres la persona idonea. Por eso debes utilizar todas las herramientas a tu alcance para facilitarles el trabajo. Y ahí es donde falla el CV.

Pero la solución no pasa por la utilización de una sola herramienta (dospuntocero o unopuntocero). Es necesario diseñar una estrategia combinada de Marca Personal que incluya otros canales “clásicos”.

Digo esto porque encuentro algunos parecidos (desgraciadamente) razonables entre medios como Twitter y el CV para la búsqueda de empleo.

No dan suficiente información necesaria y relevante sobre tu capacidad. Son superficiales y dan pocos datos fiables a quién toma las decisiones.

Dan demasiada información innecesaria. Aunque puede parecer contradictorio con lo anterior, la twitterverborrea potencia el papel de Portero de Discoteca del responsable de R2H2. Le facilita el descarte porque detecta en alguno de tus 140 caracteres el equivalente dospuntocero de los calcetines blancos. Lo que dices es demasiado interpretable y fomenta la tendencia a llenar los huecos con suposiciones erróneas (o no).

No proporcionan evidencias. Solo son listas de frases o cosas sueltas que pueden ser ciertas o no, pero no hay nada que me demuestre que puedes hacer lo que dices. Me temo que la tendencia a mentir o a hinchar la experiencia o conocimientos es tan aplicable al CV como a las Redes Sociales.

Parece más importante el estilo que el contenido. La obsesión por el tipo de CV (funcional, cronológico, con foto, 2 o más páginas,…) se ha trasladado a Twitter (Color y tipo de fondo, el avatar que utilizas,…). Da la sensación de que la falta de “sustancia” se debe compensar con fuegos artificiales. Francamente, ¿alguien piensa que una empresa va a contratar a un profesional por el tipo de plantilla que ha utilizado en Twitter?

No llega a quien toma las decisiones. Hay que ser realistas, quienes buscan candidatos suelen tener el portatil como sujetalibros. No es que no utilicen las herramientas dospuntocero, es que no saben ni lo que son. Es fenomenal tener muchos amigos a los que enviar el CV o a los que puedes “followear” y que te “folloween”, pero no son ellos quienes toman las decisiones y quizás están en la misma situación que tú.

Queda sepultado bajo otros cientos (o miles) de CV/twitts. Siempre me ha parecido curioso que se diga que Twitter es una buena herramienta de Marca Personal cuando no lo es. El Branding Personal debe ayudarte a dejar una huella. Pero tanto el CV como Twitter es demasiado volatil e insustancial como para producir un efecto profundo. Lo que tu twitteas ahora será historia dentro de una hora y debes volver a empezar, es la nueva Maldición de Sísifo.

Dice lo mismo que otros cientos (o miles) de personas. El CV y Twitter no son diferenciadores. Lo que escribes ya lo han dicho muchos otros antes que tú. Las empresas buscan profesionales que puedan solucionar sus problemas, no recopiladores de citas de personajes famosos. Quieren a un profesional útil, no a personajes históricos que murieron hace años (o siglos).
¿De verdad crees que poner una cita de Einstein en Twitter tiene un valor diferente al de poner en tu CV que has hecho un curso de Básico de Office?
Quién se dedica a buscar a alguien que le solucione su problema quizás no tenga tiempo de buscar la aguja entre tanta paja (mental) y seguramente utilice otros medios.

Creo que aunque las herramientas cambien, es necesario encontrar los elementos comunes. Puede que algunas cosas nos parezcan mucho más atractivas con sus colores e inmediatez, pero al analizarlo a fondo veremos que en realidad es lo mismo de siempre (o peor).

NOTA: Hace unos días, aprovechando uno de mis cursos en CaixaGalicia en La Coruña, estuve con Sabela Iglesias, empresaria y buena amiga. Me propuso que grabásemos una conversación y aquí está el resultado.

3 Comments »

  • Anonymous said:

    Totalmente de acuerdo. Es lo que pienso desde hace tiempo, pero como no es políticamente correcto despotricar contra ninguna de las modas 2.0, pues eso… Hoy en día se fomenta una falsa "sustancia" en forma de miles de cuentas de usuario en miles de redes sociales, en las cuales nos encontramos casi siempre con la misma gente, también desesperada por llamar la atención a alguien… Y la gente se hace la ilusión de que como tienen 400 followers, ya por eso les van a ofrecer un puesto de trabajo… Es triste ver que la gente es tan ilusa a ingenua con 30 años o más, que se supone que son adultos…

    Buen post, en resumen. A ver si la gente se deja un poco de gilipolleces.

  • Bell said:

    Relamente me quedo perpleja con estos fenómenos y me pregunto muchas veces ¿me pierdo algo si no estoy en Facebook o en Twitter?

    La ligera idea que tengo de estas redes sociales es de gente que tiene mucho tiempo libre para llenar de contenido su perfil, cosas que comparten con sus amigos¿?

    Si,yo quiero compartir, pero no quiero que los que me siguen sean mis amigos, no busco la adulación sino el criterio, un bien a desaparecer por culpa de las redes fashion-cool.

    No quiero ser cansina, pero estoy tan pillada con este video
    http://www.youtube.com/watch?v=49MKaPESJ1g

    qué brutal es la inocencia ¿no?

  • Francisco said:

    ¡Enhorabuena de nuevo Andrés!

    ¿Sirven de algo las redes sociales por sí mismas? NO

    Y en eso estaremos siempre de acuerdo.

    ¿Eres un profesional comprometido con tu proyecto, y que aportas VALOR de verdad a tus clientes/consumidores? OJO: por comprometido entiendo que le dedicas horas y sobre todo ESFUERZO en cultivarte, mejorar cada día, aportar a los demás aquello que les ayudará. Si es que sí, entonces las redes sociales amplificarán los que hagas y digas.

    Y es que todos los días también me encuentro “cántaros huecos”: dicen mucho pero no aportan nada, y “profesionales avestruz”: muy buenos técnicamente pero no saben comunicar su valor (venderse). Los primeros se detectan fácilmente, tú Andrés los tienes más que fichados. Los segundos son indetectables a menos que te hagan un servicio/producto. A los primeros las 2.0 los pondrá en evidencia, y a los segundos las 2.0 les pueden ayudar mucho… si se dejan, pero no creo que se dejen porque en el país de la pandereta aún hay muchos que siguen creyendo que venderse es bajo, prostituirse o peor aún, se como un político ;-)

    Saludos!

Leave your response!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.