Ante la duda, actúa

Los que vivimos en el mundo occidental hemos llegado a obsesionarnos por tener un grado de protección que llega a ser paralizante.
Yo mismo me sorprendo varias veces cada día diciendo a mi hija que no haga algunas cosas por lo que pudiera pasar. Sin embargo, al mirar atrás, recuerdo que yo hacía las mismas cosas o algunas peores y aquí estoy.

Al hacernos mayores ya llegamos programados para no sacar los piés del tiesto. Supongo que eso es bueno para quienes pretenden mantener el control y convertirnos en marcas blancas humanas.

Pero si queremos divertirnos o que las cosas ocurran, tenemos que agarrar la bici y bajar por esa cuesta en la que podemos abrirnos la cabeza. Lo normal es que no pase nada y tengas un subidón de adrenalina. Pero si ocurre, ya tendrás una cicatriz (una marca) que te recordará la lección y de la que incluso podrás presumir.

Para dejar tu Marca Personal tienes que correr unos riesgos mucho menores que los de bajar esa cuesta. Sin embargo, no lo haces porque te imaginas que va a salir dañado algo peor que tus rodillas o tus codos, tu orgullo o tu reputación.

Si no actúas, es posible que mantengas tu dignidad intacta, pero oculta. Y eso no deja marca. Eso no es una forma correcta de hacer Branding Personal. Si quieres dejar huella tienes que mancharte las manos, levantar el teléfono o acercarte con todo el morro a saludar a ese empresario al que admiras.

La pasada semana, mi amigo Rubén Turienzo presentó su nuevo libro, Saca la lengua. En este libro, tremendamente práctico a la par que entretenido, habla de todo esto y da muchos consejos prácticos para salir de la burbuja de cristal. Pero ya os hablaré más de él dentro de unos días.

NOTA: Si quieres descargarte una presentación sobre Personal Branding relacionada con el evento del día 22 de abril, puedes hacerlo aquí.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. Anonymous dice

    Hombre Daniel, un poquito menos de machismo, y un poquito mas de dignidad, por favor. Como hombre que me considero, me ha molestado tu comentario pues no lo considero de un HOMBRE.

    "Sino le echas un poco mas de morro no te comes nada", cierto…….
    y si le echas un poco mas de morro, o bien enganas y te piras (prometer hasta meter), o bien consigues una hipoteca, hijos cuando no lo esperas, estar atado de pies a manos a 4 paredes, los findes en casa de sus padres y lo coronaras con un divorcio en el que te sacaran los ojos.

    Creo que lo que Andres quiere presentar como marca propia no va por ahi. Mas bien todo lo contrario, eso espero, al menos. Me temo que no has entendido nada de esta web.

    Un saludo

    PD: Andres, no tiene remedio. Podras orientar a quien este desorientado, pero no podras cambiar los valores de nadie. Eso ya lo hacen los politicos. En el 90% de los casos, el fallo no es falta de informacion, sino una una confusion de valores, y eso si que no tiene remedio.

    La cultura musulmana avanza a toda leche vamos.

  2. dice

    Desde luego, mi intención es la de mover a la acción porque es la única manera de conseguir que las cosas salgan.

    En realidad, creo que las reglas del posicionamiento personal funcionan en cualquier ámbito en el que exista una relación entre personas. Lo de ser útil, fiable y visible es aplicable entre padres e hijos, jefes y colaboradores o en las relaciones sentimentales.

    La expresión de David es coloquial y lo mismo podría haberse aplicado a la inversa si la hubiese expresado una mujer ("Esto es como intentar ligarse a un chico… si no le echas un poco de morro, no te comes nada!").

    Aunque no conozco personalmente a David, estoy seguro de que tras este comentario no hay ninguna intención sexista.

    Aunque no te conozco personalmente a tí (anónimo) seguro que también tienes buenas intenciones, pero me preocupa el que se pueda acusar a alguien en los términos en que lo haces solo por leer una expresión coloquial.
    Y eso si va en contra de la Marca Personal. Cuando otros nos ETIQUETAN por una expresión más o menos afortunada, es cuando empezamos a dejar de ser nosotros mismos. Ese es el verdadero peligro de los fundamentalismos.

  3. dice

    Como siempre me suele suceder cuando leo tus posts, no puedo estar más de acuerdo. Es la dualidad entre el confort y el riesgo. A menudo escribo sobre mi blog sobre lo sonrojantemente predecibles que son habitualmente los spots de automóviles: nadie se arriesga porque estamos en crisis – play it safe.

  4. Anonymous dice

    Hola,

    en primer lugar, lo que yo considero mujeres, no se comen. El considerar a las mujeres de esa manera, es una falta de respeto a las personas (genericamente hablando) en cuanto se las considera un objeto mas. Me da igual el genero. No me ha molestado el genero, sino el hecho de cosificar al projimo.

    Comerse a las mujeres, en particular, solo hace dar argumentos a las politicas de igualdad de genero, con las que estoy totalmente en desacuerdo. Luego nos quejamos, pero seguimos una y otra vez cayendo en lo mismo, porque esta en los genes.

    Lo que me ha preocupado es, que el mismo que se come una mujer (y por tanto no respeta a una persona), es perfectamente capaz de ejecutar otras acciones que tampoco respetan a las personas. Hago una lista?

    Quisiera pensar que el concepto marca personal hay unos digamos estatutos y, por tanto, NO TODO VALE. De lo contrario, si todo vale, permitidme decir que El Pocero tiene una grandisima Marca Personal. Porque en ese caso, lo que se situa en el centro, es unicamente el ego, o sea, uno mismo, y sobre el gira todo y se adapta a conveniencia. Supongo que del relativismo moral estamos ya bien servidos en espana.

    Bien, te voy a devolver la cuestion, Andres, porque ahora me has dejado con dudas. Que es valido y que no es valido para perseguir una Marca Personal? Cuales son sus principios? (Porque alguno tendra, no?) (o son adaptativos?)

    Si como te he oido alguna vez, la marca personal podria estar cercana a posiciones liberales, y como yo la entiendo, en estas, el respeto al vecino, es "pagina cero del manual". Y hubiera esperado que tu mismo alertaras a Daniel de SU confusion del concepto. Agradezco saber si soy yo quien lo equivoca.

    Un saludo.

    Aclaro: no critico una expresion desafortunada ni pretendo ser politciamente correcto y caerlke bien a la aido. Me ha preocupado ver que el respeto al projimo no es cruzar la linea roja.

  5. dice

    Anónimo (me gustaría poner un nombre), vamos por partes.

    En primer lugar, aunque ahora esté muy mal visto, creo que la Marca Personal está muy relacionada con las posiciones liberales. Me alegra que lo comentes porque en este momento hay una tendencia a simplificar un concepto como este que tiene bastante más "chicha" de lo que parece. Eso implica que cada cual es libre y responsable de sus actos siempre que respete la libertad de los demás.

    En segundo lugar, el Branding Personal es una herramienta, no un código moral. Es una forma de dejar tu huella en el mercado, entorno o en el mundo. El uso que hagas de ella depende de tí, igual que harías con un martillo o un coche. Las reglas morales y los valores son los que tu impongas, no los que, ni yo ni nadie pueda darte. Pero una cosa está clara, las Marcas Personales más fuertes son aquellas que han tenido valores claros, desde Hitler a Gandhi.

    Tercero, todos tenemos una Marca Personal, desde Paco el Pocero hasta la Madre Teresa de Calcuta. El que sea fuerte o debil, admirable o detestable, buena o mala, depende de la percepción que los demás tengan de ella. Tu mismo/a estás posicionándote con estos comentarios. Eso es algo que ocurre con cada interacción que tenemos con otras personas.

    Por último, mi intención siempre ha sido la de convertir este blog en un punto de encuentro entre amigos y amigas. Te propongo que te fijes en las expresiones que utilizas a lo largo del día, seguro que detectas más de una y de dos que, dichas sin mala intención, puedan ofender a alguien por su origen, condición sexual, ideología, creencias, o cualquier otra.

  6. Anonymous dice

    Gracias Andres, creo que tu respuesta es buena. Ubico ahora el concepto de marca personal.

    Entiendo que esta desligado, en si mismo, de la personalidad. Sin embargo, ahi se me cae un poco tu primera cuestion. Hittler tenia una gran marca personal y era, de todo, menos liberal. Por tanto, creo que hay un pequeno conflicto entre tu primer y segundo punto.

    Respecto al comentario de Daniel, creo que, para respetar a otros (no por la frase en si – forma-, sino por la forma de pensar – fondo -), uno ha de respetarse antes a si mismo, y asi establecer relaciones de igualdad. De lo contrario hacemos uso de ellos, como objetos, cualquier sea su genero. Tampoco nos podremos quejar si otros hacen uso de nosotros, y la sociedad se convierte, por tanto, en una selva. El origen: la falta de respeto por uno mismo.

    Pero, de acuerdo a lo que dices, el hacerlo o no, no tiene porque estar en conflicto con el concepto marca personal, tal y como tu lo defines. Creo que es coherente y pone el concepto a salvo. Cada uno que lo interprete en la manera en que sabe o quiere.

    Respecto a mis expresiones, es cierto, no voy repartiendo besos y abrazos (los dejo para ambitos personales) porque me importa el fondo, y menos las formas. Creo que nuestros nietos nos agradecerian, si en espana empezara a importar un poco mas el fondo que las formas. Ya no vivo en ese pais, porque hace tiempo que lo di por causa perdida.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *