Lecciones Aprendidas XXIV: Andrés Pérez Ortega, marca y producto

No se que “gurú” (un amigo me dijo que en español deberíamos decir “santones”) decía que la mejor conferencia que había dado en su vida siempre era la última que había impartido. La razón era sencilla, en esa última charla estaba todo el conocimiento y experiencia adquirida a lo largo del tiempo.

En las últimas semanas he participado en muchos actos e impartido muchas clases y eso me ha permitido seguir ajustando mi modelo. Al enfrentarte a la realidad y a la reacción de una audiencia es cuando te das cuenta de que muchas teorías y planteamientos sobre el papel dificilmente se sostienen o son mejorables.

Suelo decir que el Branding Personal toma ideas y herramientas de muchas disciplinas. Durante los primeros años me dediqué a juntar, recopilar y almacenar esa información como si tuviese el Síndrome de Diógenes. Pero solo al ponerlo en práctica puedes ir ajustando todas las piezas del puzzle y eliminando las sobrantes.

A medida que lo construyes, ves que hay cosas que no acaban de encajar, otras que son redundantes y otras que no están donde deberían.

Una de esas situaciones se refieren a algo tan tonto como la respuesta a la pregunta ¿Que es antes, la marca o el producto? Hasta ahora he pensado que primero defines tu oferta personal y sobre ella desarrollas tu Marca Personal. Sin embargo, la intervención de una asistente a un curso me ha hecho replantearme esa parte del modelo.

Ahora veo que lo primero es tener claro tu posicionamiento personal, tus valores, tu identidad. Eso es lo que va a definir tu estrategia de Marca Personal. A partir de ahí vas desarrollando tu/s oferta/s, tu/s producto/s personal/es.

En realidad, es algo casi de perogrullo y quienes son expertos en PNL lo tienen muy claro y lo denominan Niveles Lógicos. De una manera muy simplificada podríamos decir que tu Marca Personal es la suma de tu identidad, creencias y valores. Tu producto es tu capacidad de hacer cosas. El marketing está relacionado con tu conducta y el entorno. Quique ¿Estás de acuerdo?

En el Branding Personal, definitivamente la marca eres tú, pero el producto es lo que desarrollas y ofreces. Por ejemplo, mi marca personal será Andrés Pérez Ortega y la tuya serás tú mismo/a, pero mi producto es el Branding Personal, la gestión de compras, la dirección de proyectos o cualquier otra oferta que desarrolle a partir de mis “ingredientes” y el tuyo será lo que ofrezcas al “mercado”.

Creo que es importante que nos posicionemos como personas, como profesionales con nombre y apellidos. Esa es una barrera de entrada infranqueable porque eres único/a. Esa será la marca paraguas la que generará confianza y bajo la cual desarrollarás todos tus “productos”. Y son esos productos los que debes aprender a vender, en lugar de tener que venderte tú.

De este modo, lo que nos define no es lo que hacemos, los estudios realizados o la experiencia adquirida, sino aquello que forma parte de nuestra identidad y sobre la que construiremos nuestra aportación, y a eso denominaremos Marca Personal.

Nota: El la página de Adtitud TV hay un pequeño resumen en video del evento de Garrigues por si os interesa.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    muy interesante tu comentario de hoy Andrés. El tema de los niveles lógicos es una de las herramientas fundamentales de la PNL. Y la explicación que tú has dado esta muy acertada: La marca personal están en nivel de la identidad que es un nivel superior al nivel de las actitudes, aptitudes,del comportamiento y del ambiente. Cualquier cosa que hagas en ese nivel influirá en el resto pero no al revés. Por tanto lo primero que debe de cuidar es esa identidad como tú bien has explicado muchas veces. Lo que ofreces esta siempre por debajo de ese nivel (No en un sentido peyorativo, sino en un sentido de orden neurológico).

  2. dice

    Quiero decir que me gusta mucho esta definición tuya de marca personal, como lo que uno verdaderamente es y, a la vez, separarla de los productos (¿o serían servicios?) que uno vende.

  3. dice

    Hola Andrés. Es un lujo y satisfacción para mí que menciones "mi marca" y una de mis pasiones, la PNL. GRACIAS!
    La analogía que haces sobre marca, producto y marketing con los niveles lógicos me parece acertada. Antes de definir los servicios o productos que prestas, es muy importante el auto-descubrimiento de quién eres, qué quieres hacer, qué valores son importantes para tí y vas a transmitir, y evidentemente las creencias que van detrás de los valores. Esas creencias van a definir las capacidades que tienes y las que puedes adquirir para transformar todo esto en tu producto. Es decir, tu producto o servicio contendrá el ADN de tu marca personal (Identidad + valores+creencias + capacidades). Tu comportamiento y el entorno (lo que se ve físicamente) es tu producto y tu marketing (o herramientas que usarás para crear el producto más adecuado o de más valor).

    Cuando las cosas no van como nos gustaría, los cambios remediativos (en los niveles de comportamiento y entorno) nos sirven para apagar fuegos. Si queremos cambios duraderos y positivos, es muy útil, revisar(nos) los niveles de identidad, valores , creencias…es decir, revisar nuestra marca personal. Ahí, se pueden producir los cambios generativos y evolutivos.

    Pero para hacer esto, primero hay que DARSE CUENTA, y esto es viable a través de la curiosidad,ó a través de darnos golpes que nos hagan despertar. Porque esto no nos lo enseñan en las escuelas de Marketing y MBA´s.
    Un abrazo!

    Quique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *