Marca Personal y Juegos de Rol

Pero tu, ¿Quién te crees que eres? No, el sentido de esta pregunta no es el mismo que cuando se produce en una discusión de tráfico. Lo que pretendo es que pienses en cual es tu papel en la vida. Piénsalo un poco.

Tenemos tendencia no solo a desconocer nuestra identidad sino a dejar que sean otros los que la definan.

Cualquier persona puede ser al mismo tiempo padre, amiga, jugador de baloncesto, fontanero, confidente, juerguista, amante, fanático, viajero, viajante, inmigrante, directora general, hijo, colega,…

Cuando somos pequeños podemos elegir ser lo que queremos, pero con el tiempo vamos prescindiendo de posibles papeles. Pronto dejamos de ser astronautas, científicos, princesas o guerreros y nos convertimos o nos convierten en una o dos cosas en las que jamás habíamos pensado. Y además nos lo meten tan a fondo que llegamos a pensar que solo somos lo que nos dicen que somos y actuamos en consecuencia.

Por eso la pérdida de un empleo o una ruptura familiar es tan traumática. Solo has dejado de trabajar para otros pero lo ves como si te hubiesen quitado la vida cuando en realidad es la oportunidad de volver a nacer. Al final no somos lo que queremos sino lo que dice nuestra tarjeta o nuestro CV. Otros han escrito nuestro guión y somos tan idiotas que no nos saltamos ni una coma.

Hace unos días encontré en una de esas librerías de saldo un libro titulado Un viaje a tu identidad y me confirmó que tu Marca Personal viene definida por el papel o papeles que decidas jugar en tu vida. Es la identidad o identidades que elijas lo que va constituir el nucleo de tu Marca Personal.

El mundo empresarial actual juega mucho con esta despersonalización. Salvando las distancias, lo que está ocurriendo no es muy diferente de lo que sucede en un campo de concentración. Desde el momento en que entras en un proceso de selección te van “cosificando”. No eres una persona sino alguien que encaja en un perfil. Simplemente haces tu trabajo hasta que dejas de ser útil. Pero en ese momento ya es demasiado tarde para tí porque tu identidad propia hace mucho tiempo que quedó atrás.

Lo que ahora llaman compromiso no es más que una forma de decirte que dejes fuera quien eres o serás señalado como un egoista inadaptado antisistema y con Síndrome de Peter Pan. En realidad creo que el compromiso no es más que pedir un esfuerzo suplementario y gratuito a los profesionales para ocultar la incompetencia o avaricia de quienes dirigen, pero esa es otra historia.

Aunque he sido más de juegos de estrategia en tiempo real, creo que debemos aprender mucho de los RPGs y de los injustamente denostados Juegos de Rol y mundos virtuales. En ese tipo de juegos cada uno elige una identidad que va desarrollándose a medida que se avanza. Eso es justo lo contrario de lo que ocurre en la vida profesional en la que nos simplificamos con el tiempo.

Además, aunque nos hagan creer que es importante planificar, hacer ciertas cosas para ser “alguien de provecho”, la realidad es que las cosas no ocurren siguiendo una lógica sino de forma mucho más aleatoria. Es como si alguien tirase los dados.

Se trata de ir adquiriendo puntos de experiencia, objetos y recursos que aumenten nuestro valor y nuestros poderes.

Y esto no es solo una paja mental de las mías. Tiene una traslación práctica. Pondré mi propio ejemplo.

Cuando decidí poner en marcha este proyecto de Branding Personal, establecí un propósito, una visión, una misión. Mi intención era ayudar a aumentar el poder de las personas. Al unir eso con mi experiencia, objetivos, habilidades, etc. definí mi identidad básica.

Con el tiempo he ido adquiriendo “puntos de experiencia” que me han permitido “subir de nivel en el juego”. Es como si cien posts en el blog más un artículo te diesen derecho a una entrevista en la radio. Una conferencia más dos eventos de networking aumenta tu poder de influencia.

Por lo tanto, creo que la vida es muy parecida a un juego en el que cada uno debe definir quién es e ir adquiriendo recursos para subir de nivel. Si dejas que otros decidan por ti, es posible que pronto solo puedas jugar al solitario.

Comentarios

  1. dice

    Buenas Andres, mucho tiempo sin comentar por tu casa.
    Hoy me has traído muy buenos recuerdos de me tiempos de Jugador de Rol. Planificación, trabajo en equipo , búsqueda y cumplimiento de unos objetivos, adaptación a unas circunstancias decidas por unos dados … hay varios aspectos que se desarrollan en este tipo de juegos.
    Por otro lado, que gran realidad es, cuando te preguntan "quien eres " acabas contestando tu profesión … quizás sea mas fácil que te definan que saber quien eres.

  2. dice

    Mercurio, espero que al menos esta crisis nos sirva para empezar a tener marca en lugar de etiquetas.

    Jose Miguel, ¿Pero aun no tienes el libro? ;-)
    Creo que si hay algo de lo que estoy orgulloso es de haber conseguido crear un modelo global en lugar de centrarlo solo en uno de los dos extremos, o puramente marketiniano o psicologista. Creo que la clave está en que no soy ni lo uno ni lo otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *