Home » Agentes libres, Branding Personal, Sin categoría

Más visibilidad, más influencia, más valor

2 mayo 2008 4 Comments

En uno de los viajes de vuelta de uno de los últimos cursos que he impartido estuve reflexionando sobre el posicionamiento profesional. Creo que el lugar que ocupa un profesional en una empresa o en el mercado no está definido por el organigrama sino por la capacidad de hacer llegar su mensaje, de hacerse visible, de construir su propia marca.

Esa idea me vino cuando reflexionaba sobre el temor de los responsables de personas ante la posibilidad de que los profesionales con talento de su empresa adquiriesen notoriedad, el miedo al Personal Branding en definitiva. Parece que lo que les da miedo no es que muchos profesionales hagan mal su trabajo sino que los que lo hacen bien sean conocidos y reconocidos en el mercado y puedan largarse o pedir mejores condiciones.

Por eso en las empresas se impide el acceso a cualquier herramienta o sistema que les permita ser conocidos como expertos por el mercado. Aquí incluyo blogs, conferencias, artículos o simplemente reuniones con el cliente a quienes no están directamente relacionados con él.

Parece que el poder en las organizaciones está directamente relacionado con la capacidad de difundir ideas, mensajes y opiniones. A medida que avanzásemos en la pirámide organizacional se irían abriendo posibilidades de comunicación.

Los del nivel más bajo podrían hablar por teléfono y enviar y recibir mensajes por correo electrónico.
A medida que ascendemos podríamos tener acceso a internet y a ciertas reuniones, ferias o encuentros presenciales.
Solo los directivos más altos podrían escribir artículos, aparecer en medios o incluso tener un blog.

Pero, y aquí está lo que más me gusta de la reflexión, el único profesional que tiene acceso a todas esas herramientas es el Agente Libre, el trabajador independiente o por cuenta propia. Solo aquellos que trabajamos por nuestra cuenta tenemos acceso a todas las herramientas y, aún más importante, podemos hacer uso de ellas. Es como si hubiésemos pasado todas las etapas de un videojuego y pudiésemos utilizar todos los “gadgets”.

Actualmente el estatus real como profesional no está definido por el tamaño del despacho, el sueldo o un título en una tarjeta. Tu valor, influencia y poder está directamente relacionado con el acceso a sistemas de visibilidad y notoriedad que te permitan desarrollar una Marca Personal fuerte.

La cuestión es
¿Tienes acceso a esas herramientas porque estás arriba en la organización? o ¿Estás arriba en la organización porque tienes acceso a esas herramientas?
¿Puedes esperar a que te las “concedan” o vas a tomarlas por ti mismo/a?
En definitiva ¿Tienes Poder o tienes Influencia?

Aquí te digo lo de siempre, tu decides.

4 Comments »

  • Joserra said:

    Bueno, yo creo que esto va cambiando… ahora todos tenemos las herramientas disponibles, quizás no dentro de la organización (que dependerá ya de su cultura organizacional, si permiten ese tipo de comuncaiones), pero fuera de la organización todos los empleados de nvel bajo pueden mantener su "otra cara" fuera de la empresa.
    Otra cosa, es que probablemente un empleado ofrezca dos caras diferentes, una en su empresa (si no le dejan comunicar) y otra fuera. El agente libre solo tendrá una cara.

  • Anonymous said:

    Para mi es un tema relacionado con el que has comentado muchas veces de la relación empresa-trabajador clásica.
    Para la mayoría de los empresarios los conceptos tales como 'trabajadores del conocimiento', 'redes horizontales' etc.. les parecen palabrería de los listillos de Harvard que 'no saben como funcionan las cosas aquí'.
    Es un comportamiento miope que intenta poner vallas al campo.
    Si tengo un amigo en la competencia les parecerá mal que hable con él 'a ver si les vas a contar algo..'.. Debería ser motivo de prestigio para la empresa tener como colaborador a alguien que tiene repercusión fuera de la empresa y no deberían olvidar que lo que estás aportando en su empresa seguramente no lo aprendiste en ella, por lo que ellos también se están beneficiando de tu pasado y tu red personal.
    Luego no entienden como es que les cuesta tanto fidelizar a sus empleados.
    En la línea de lo que dice joserra al final se provoca una ruptura entre 'los de abajo' que montan sus propias redes, se chatean y tienen sus canales de información 'paralelos' y los de arriba que suelen utilizar canales de información unidireccionales mediante los que suelen enviar mensajes 'tan elaborados' como : este año hemos facturado más, pero los objetivos son incrementar un 20% más.. etc.

    Sura

  • Avelino Vallina said:

    Creo que ésta es una faceta más del eterno problema: ¿rodearse de los mejores o sólo de los que no puedan hacerte sombra?. Desgraciadamente lo más común es lo segundo, el jefe ha de ser el mejor y por eso trata de rodearse de personas con menores capacidades que las suyas. Como esto no siempre es posible y hay personas que finalmente pueden terminar por destacar es necesario restringirles lo más posible que puedan adquirir notoriedad tanto dentro como fuera de la empresa y por eso se les limita la posibilidad de usar determinadas herramientas, asistir a cursos o reuniones, etc.
    El resultado es más bien penoso ya que la empresa no se beneficia de todo el potencial que tiene ese empleado y, finalmente, terminará yéndose. Pero éste no suele ser ningún problema, porque su jefe, antes que el beneficio de la empresa busca el suyo propio y éste pasa, ante todo, por sobrevivir.

  • Gian Lluís said:

    El tema que planteas me recuerda un coloquio reciente que tuve sobre valores y en especial el de la "excelencia".
    Desear que la excelencia sea un valor en la persona choca con la mediocridad que se ha instalado en muchos ámbitos. Cuando dirigen y/o gobiernan mediocres como se puede ser excelente, estás condenado al ostracismo.
    Desarrollar la Marca Propia conlleva caminar hacia la Excelencia y comporta "sobresalir" de la media, lo cual lleva implicito ser diferente, ser una entidad independiente y por tanto "peligrosa" para el igualitarismo dominante.
    La "excelencia" como la "marca propia" no son valores o conceptos que se puedan considerar políticamente correctos. Son factores que pueden romper los esquemas establecidos.
    Sin embargo la decision final es nuestra, aunque sea quedarnos como estamos, pero luego no nos quejemos.

Leave your response!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.