Home » Sin categoría

¿Estudias o trabajas?

10 abril 2007 9 Comments

Mi hija acaba de irse al colegio. ¿Porqué? Pues porque es obligatorio y además es su derecho. Así estará durante los próximos años, hasta que termine sus estudios y cambie el pupitre o una mesa en la facultad por otra en un edificio de cristal o en una fábrica. Hasta que sustituya a los profesores por jefes (¡&@¿superiores?¡#%).

Logico ¿verdad?
Pues yo no lo veo tan lógico.
Ese es el proceso asumido por la mayoría y parece que no hay ninguna discontinuidad. Sin embargo creo que no debería ser siempre así.

Vamos a ver.
La enseñanza es obligatoria hasta cierta edad.
Un puesto de trabajo no lo es, como todos sabemos.
Sin embargo no actuamos de manera diferente. Damos por sentadas las mismas cosas. Pensamos que las cosas son “como siempre han sido” y tenemos derecho a todo.

Un colegio o instituto es un lugar en el que teoricamente aprendes y te preparas para el futuro. El pago a tus esfuerzos son unos conocimientos que te serán útiles más adelante. El resultado de tu trabajo o tu pereza va a ser solo para tí.

Una empresa ya no es un sitio en el que TENGAS QUE ESTAR sino un lugar en el que valoran tu trabajo. Si estás en una empresa es porque haces algo que proporciona valor. Si el resultado de tu esfuerzo no es el que esperan o el que perciben, lo tienes mal.

Pero incluso si es lo que esperan puedes seguir en una situación delicada y eso no ocurría en el colegio.

Si otro puede hacer tu trabajo, tienes un problema.
Si no sabes hacer otra cosa, tienes un problema.
Si no haces lo que te gusta, tienes un problema.

¿Porqué? Pues porque piensas como un “empleado”, como un alumno en el “cole” y no como un profesional.
Haces lo que otros te mandan y te comportas como si hicieses los deberes en lugar de pensar como una microempresa.
No piensas en que un buen trabajo/servicio debe ser bien recompensado. Simplemente te centras en “pasar de curso”.
Reconozco que puede ser muy cómodo para todos, pero es un suicidio tal y como están las cosas.

En este momento, ¡Ya! debes hacerte estas preguntas,

¿Estoy haciendo algo realmente valioso para mi empresa (y para mí)?

SI
¿Me están pagando lo que merezco?
¿Podría hacerlo otro en mi lugar?
¿Sería posible hacerlo como empresario (por cuenta propia)?
¿Disfruto con lo que hago?

NO
¿Que voy a hacer para cambiarlo?
¿Cuanto tiempo es sostenible esta situación?
¿Qué me falta para ser menos prescindible?
¿Que cojones hago aquí?

Mientras pensemos como personas que tienen que ocupar una casilla en el tablero, seremos manejados como otros desean. Y será muy facil que un día nos den las notas y veamos que estamos suspendidos. Por si alguien no se ha enterado, en una empresa no se puede repetir curso.

Pero si nos convertimos en Profesionales con Marca, serán otros los que nos busquen en lugar de ir mendigando un “empleo”.

Es la diferencia entre VENDERSE y QUE TE COMPREN.

A las empresas de selección les ocurrirá justo lo contrario de lo que sucedió en la prehistoria. Pasarán de recolectar a cazar.
En ese momento será cuando realmente los “Headhunters” se puedan calificar como Cazadores de Cabezas y no como Recolectores de Empleados que es lo que son ahora.

9 Comments »

  • Iago Martínez said:

    Real como la vida misma. Las estadísticas señalan que cada vez más aumentará el número de profesionales "liberales",(Freelances)

  • Andres said:

    :-)

  • Anonymous said:

    ¡Qué bueno, Andrés! Esto que has explicado tan extraordinariamente lo he maquinado miles de veces, sobre todo en los últimos tiempos, en los que relativizo todo de tal manera que cualquier día me doy la vuelta a mí misma y me da igual ¡Oh! ¡!Qué cosa más tonta he dicho…! Pero da igual, ahí se queda… :-) Pues volviendo a lo de los niños empleados, la cosa va aún más allá, a la otra parte de la mesa del despacho, en la que están situados los jefes jefazos de toda la vida de Dios. Resulta que, aunque tengamos cuarentaitantos y hayamos evolucionado como los Pokemon, ¡pretenden tratarte como si fueras un niño! Su “poder” está centrado en si te distraes, si sales, si entras… y no tanto en lo que desempeñas, y menos en lo que vales, cosa que prefieren no saber, porque ¿Qué será eso de la gestión del conocimiento? ¡Qué cosa tan molesta!… (Maldito miedo…)

    Juanma Opi, autor del libro Yo Cocodrilo. Cómo nace un triunfador, investigador en el campo del comportamiento humano, decía en una reciente entrevista en la revista Psicología práctica:

    ”Uno de los problemas más graves en el mundo del trabajo es que no se nos permite ser adultos, es decir, tener la capacidad de pensar, opinar y decidir; eso está asignado a unas pocas personas. En esta situación, nos quedan muy pocas partes de la personalidad operaivas. En realidad, las empresas, de las tres partes de la personalidad (según el Análisis Transacional): Padre, Adulto y Niño, solamente quieren niños sumisos”.

    Y yo digo a este comentario: AMÉN

    No me extraña nada que nos vayamos buscando la vida unos en papalelo y otros fuera de la empresa tradicional.

    Concha

  • Andres said:

    Concha, te lo diré una vez más. Todo lo que tienes en tu cabeza nos lo vamos a perder como no lo saques. Este comentario tan estupendo, como todos los tuyos, lo podías haber escrito en tu propio blog.

    Un abrazo

  • Anonymous said:

    ¡Ahahá! Lo que tú no sabes es que no "desperdicio" ni uno solo de los comentarios que pongo aquí y allá. Ya sabes que lo que das, te lo das, y lo que vosotros escribís me alimenta y, con todo lo que uno aprende de las experiencias ajenas (me alimento, pero no copio ¿eh?)y de las propias, se hacen libritos muy monos ellos…Sin ir más lejos, acabo de hacerme un copia y pega a mí misma ahora mismo.

    Me pasa lo que a ti, que quisiera abarcar mucho y no llego a todo, pero estoy con tres libros a la vez ¿No es ya bastante?

    Gracias de todas formas por tu apoyo.

  • gastronio said:

    Pues yo no veo la novedad. Está claro que el que cree que no valoran su trabajo o puede dar más, si no encuentra lo que quiere acaba creando una empresa si quiere sacrificar comodidad y dinero (al principio) como fue mi caso. Ha sido así toda la vida y ahora igual.
    Creo que la situación que relatas no es la generalizada. No hay tanta gente dispuesta a arriesgar, a perder la comididad de la nómina, de tener menos responsabilidades, etc…Creo que esos valores, además, son los que inexplicablemente están en alza (bueno, lo de inexplicablemente es un juicio moral mio).
    Y mucha gente hace muy bien los cálculos. Hay toneladas de universitarios que nada más acabar ya están "reclamando" su puesto de trabajo (cosa que a mi, personalmente, ni se me pasó por la cabeza). Si los universitarios no son emprendedores, ¿quién lo va a ser? Desconozco si el máster en "quiero ser un empleado toda mi vida" se lo han dado en la universidad o por televisión, pero desde luego, lo están pidiendo a gritos.
    Saludos

  • Andres said:

    Muy acertado tu comentario Gastronio.
    Como emprendedor sabes lo jodidísimo que es en algunos momentos.
    Nosotros lo hemos hecho por vocación, pero tal y como se están poniendo las cosas, lo de ser emprendedor va a ser casi una obligación.

    Un abrazo

  • Roberto said:

    Muy buen post. Seguro que más de uno se ha sentido identificado. Añadiría, además, que esa situación profesional de "conformismo" nos empequeñece como personas con el paso del tiempo. Así que cuanto más tarde se toma conciencia del problema, mucho peor. Enhorabuena.

  • Open Source said:

    Excelente artículo! que muestra la realidad de la mayor parte de los trabajadores. Mi opinión al respecto es que la gran parte de ellos se conforman con lo que tienen, no hay aspiraciones, por lo que continuarán en esa línea horizontal.
    El comentario de Andres lleva razón muchos jefes de hoy en día se comportan como profesores.
    Tienes que tener mucho ánimo y ganas para volar de ahí.
    Lo de los headhunter totalmente acertado.

    Saludos.

Leave your response!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.