Química Recreativa XVII: Entropía y trabajos basura

Entropía: Medida del desorden de un sistema. Una masa de una sustancia con sus moléculas regularmente ordenadas, formando un cristal, tiene entropía mucho menor que la misma sustancia en forma de gas con sus moléculas libres y en pleno desorden.

Definitivamente, a las personas no nos gusta el desorden, el caos, el aumento de la entropía. La razón es sencilla, cuando no podemos predecir o controlar lo que ocurre nos ponemos nerviosos. Esa es la principal razón por la que las marcas tienen éxito. Reducen la incertidumbre, minimizan el riesgo a la hora de tomar una decisión.

Al mismo tiempo, los sistemas humanos tienden a contrarrestar una tendencia universal, el aumento de la entropía, el desorden. Y el mundo empresarial no podía ser diferente.

Las organizaciones están compuestas por los elementos más caóticos, impredecibles y entrópicos del universo, LAS PERSONAS. Todos somos diferentes y tenemos una composición químicopersonal distinta. Estamos hechos de una combinación única de experiencias, aspecto, comportamiento, habilidades, talento y creencias que nos hace tan singulares como nuestra huella digital.

Desde pequeños aprendemos cosas diferentes, vivimos situaciones dramáticas o fantásticas, leemos libros o vemos películas que van formando conexiones neuronales únicas. Por lo tanto, a medida que vamos añadiendo años a nuestra vida nos hacemos más complejos y aumenta nuestra entropía.

Sin embargo, la sociedad en general y las empresas en particular, se encargan de reducir ese desorden. Cogen todo aquello que nos hacen únicos y lo meten en una picadora de experiencias para reducirnos a una etiqueta, a un perfil profesional. Y se produce el milagro, se reduce la entropía.

Pero como saben los científicos, ese proceso implica un coste, una aplicación de energía. En este caso, el precio lo pagamos las personas porque dejamos en el camino muchas de las cosas que nos hacen valiosos y peculiares.

Pasar de ser uno mismo a meterte a presión en un cubículo real o mental simplifica las cosas, pero elimina gran parte de la riqueza que puedes aportar.

Por lo tanto, yo digo ¡Viva la Entropía!, construye tu Marca Personal.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas