Foro Europeo

Acabo de llegar de Navarra en donde ayer estuve hablando de Marca Personal a un grupo de personas de la escuela de negocios Foro Europeo.

Me trataron fantásticamente y disfruté removiendo algunas cosas en las cabezas de los más jóvenes.

Ayer era un público si cabe más dificil porque en Navarra están cerca del pleno empleo y por lo tanto es más complicado plantar la semilla emprendedora o de agente libre. Pero siempre hay espacio para la iniciativa intraemprendedora.

Más que diferencias con otros actos, he encontrado factores comunes.

  1. Siempre surge la pregunta siguiente, pero ¿Y si alguien no quiere tener una marca? ¿Que ocurre si hay alguien que quiere ser “hombre/mujer gris”?
  2. Miedo, ya se que soy recurrente, pero hay temor al fracaso. No se si es una forma de ocultar otros asuntos, pereza, desconocimiento, comodidad… Es muy habitual que entre los más jóvenes se tire la toalla antes de intentar hacer algo.
  3. Los asistentes de otros países entienden mejor la idea y sus implicaciones. Posiblemente sea necesario salir del nido para entender que la vida es responsabilidad de cada uno.
  4. No hay término medio, o ganas Operación Triunfo o no tienes marca. Esa es una idea erronea que tengo que esforzarme en cambiar.

Pero como digo, vuelvo encantado con el trato, con los asistentes, con los organizadores y con muchas ganas de seguir empujando.

Comentarios

  1. dice

    Andrés,
    Como sabes te sigo desde hacen un tiempo, y veo entusiasmado como va calando la idea de la marca personal, y por tanto lo antagónico: su rechazo parcial.

    Aún así, me consta que sigue siendo más fácil mover una montaña que un prejuicio, y que a la gente le gusta sentirse especial, pero no ser "diferente" ni estar "marcado", es evidente ¿no?

    Por supuesto todo lo que supone un doble esfuerzo: cambio de mentalidad + trabajo de la marca propia, se hace aún más cuesta arriba, y solo los que lo vemos claro vamos ya a por ello.

    Con todo esto quiero decir que, la idea está clara (al menos eso creo), pero el mensaje hay que pulirlo y tiene que ir calando. Como todo, cuando alcance una "masa crítica", será algo tan natural y básico como lavarse los dientes o la revisión anual del médico.

    Saludos y adelante!
    Francisco