House, enorme Marca Personal (de ficción)

Acabo de terminar de ver un capítulo de House. Tengo que admitir que es el segundo que veo. Basicamente hay dos razones por las que no me he “enganchado” a esta serie.

La primera es que apenas tengo tiempo de ver la tele.
La segunda es que suelo resistirme a fenómenos mediáticos.

Reconozco que la serie es entretenida, original y está bien pensada, pero en general me repatea convertir un entretenimiento en un objeto de culto (frases memorizadas, personaje ambiguo elevado a los altares, etc.).

Sin embargo, creo que el protagonista de esta serie es un modelo de Marca Personal aunque sea un personaje de ficción. Ante todo quiero dejar claro que una Marca Personal no es necesariamente un ejemplo a seguir, excepto para los que componen su “mercado”.

Aunque podría destacar muchos atributos que convierten a este personaje en una Marca Personal fuerte, me centraré en unos pocos.

Competencias: Una Marca Personal debe ser relevante para su mercado. Esto significa que debe tener los conocimientos, habilidades y talento necesario para ejercer su trabajo. En este caso como en el de cualquier médico (Alberto, este comentario te afecta en varios aspectos), tener el título de medicina colgado en una pared le capacita para desempeñarla. Si hablásemos de un coche, diríamos que su competencia sería la de movernos de un lado a otro.

Estándares: Sin embargo, cualquier profesional, en este caso un médico, puede ser bueno, malo, rápido, desordenado, metódico, limpio, o cualquier otra característica objetiva y medible. Este segundo nivel ya empieza a diferenciar (la base de la marca) a unos de otros. En el ejemplo del coche diríamos que es rápido, seguro, aerodinámico, etc. Parece que el doctor Gregory House no solo es médico sino que es un excelente médico si nos centramos en sus estándares.

Estilo: Pero lo que proporciona el auténtico valor a una Marca son los aspectos intangibles, emocionales, el estilo. Creo que cualquiera que haya oido hablar de la serie podrá citar cuatro o cinco adjetivos que determinan su estilo. Crudeza, sinceridad brutal, humor negro, frialdad, involucración, etc. Es curioso como si una persona viese un solo capítulo, tendría claro el estilo de este personaje. La repetición de estas características capítulo tras capítulo se llama consistencia y eso es lo que va convirtiendo un estilo accidental en una marca sólida. Si hablásemos del coche estaríamos hablando de estatus, aventura, deportividad, etc.

Pero si todo quedase en estos atributos, no llegaríamos a entender como este personaje se ha convertido en una marca. Hay muchos más elementos, pero sería muy largo detallarlo aquí. Pero por si os interesa profundizar más, os doy unas pistas:

  • ¿Tiene una imagen (aspecto) definido y diferente? ¿Cual?
  • ¿Tiene unos valores y unos objetivos claros? ¿Cuales?
  • Si hiciesemos un Análisis DAFO ¿Que Debilidades y Fortalezas encontraríamos?
  • ¿Tiene un “nicho de mercado” muy claro entre los pacientes del hospital?
  • ¿Está especializado?
  • ¿Es creible?
  • ¿Es auténtico o falso?
  • ¿Es claro o divaga como un político?

Pues aplicaos el cuento. :-)

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    Acabo de ver las dos temporadas del tirón. Sí, me gusta la serie.
    Efectivamente, House está perfectamente definido en cuanto a cómo es y lo que hace. Su nicho es su objetivo: los enfermos de causas desconocidas, los casos dificiles.
    Y es directo, sólo le interesa esto.
    Lo que no veo tan claro son cosas como:
    - Los diálogos: son muy buenos: hirientes, cínicos, sutiles…son demasiado buenos para ser espontáneos y por tanto no son creibles.
    - Todo el mundo le tiene en "palmitas", a pesar de sus groserias. Sus ayudantes pocas veces le responden con la misma moneda a pesar de que ellos son también muy buenos a los ojos de House.
    * ¿Está especializado?
    * ¿Es creible?
    * ¿Es auténtico o falso?
    * ¿Es claro o divaga como un político?