¿Consultoría, coaching, asesoría?

Quienes utilizamos el transporte público estamos acostumbrados a que nos entreguen publicidad de todo tipo, academias de oposiciones, restaurantes de menú del día, centros de bronceado,…

En los últimos tiempos se ha incorporado una categoría de “profesionales” de algo que podriamos denominar asesoría general. Esto me ha provocado un par de reflexiones.

Primera Reflexión

  • Tenemos a unos individuos que dicen que pueden solucionar problemas de negocios, judiciales, laborales y vida familiar, entre otros.
  • Prometen resultados en un plazo corto. (3-5 días)
  • Dicen que tienen décadas de experiencia. (Unas 3)
  • Están acostumbrados a trabajar en entornos multinacionales. (Europa, África, América)
  • Son buenos gestores del conocimiento (Experiencia heredada de sus antepasados)
  • La discreción y la confidencialidad es una de sus máximas.
  • Utilizan la conversación y sus conocimientos para resolver los problemas de otros.

¿Se podría decir que son consultores? ¿Asesores? ¿Coaches? ¿Cual es la diferencia? ¿los medios? ¿los resultados? ¿Donde está la frontera? ¿Quien dice que un rito vudú no va a ser más efectivo para un ejecutivo crédulo que un programa de outplacement? ¿No son estos los auténticos gurús?

Evidentemente esto no deja de ser una broma para reflexionar, pero en el fondo ¿Cuantas veces nos fiamos de personas que prometen exactamente lo mismo y a los que creemos porque llevan corbata?

Segunda Reflexión
A los ojos de nuestra sociedad, este tipo de cosas pueden parecer ridículas. Sin embargo, me imagino que algún resultado económico estarán obteniendo (para ellos, no para el cliente) si siguen haciéndolo. Desde el punto de vista de la Marca Personal,

  • esta gente está utilizando medios baratos,
  • que llegan a su nicho de mercado,
  • se están dando visibilidad,
  • indican claramente las necesidades que satisfacen.
  • Han creado una categoría de producto-servicio.
  • Supongo que en su entorno algunos habrán creado una Marca Personal fuerte.

Podemos esbozar una sonrisa, pero ¿cuantos de nosotros estaríamos dispuestos a hacer algo parecido? Está muy bien quejarse de lo mal que está todo y de lo dificil que es encontrar un trabajo que nos guste pero, ¿Y si en vez (o además) del CV utilizásemos métodos menos ortodoxos?

Nos acomodamos y eso nos frena la creatividad, pero si gente con escasos recursos es capaz de llegar a su mercado, ¿No será más facil para los que tenemos una flamante linea ADSL y una impresora laser a color?

Pensadlo u os echaré el mal de ojo.

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    A ver, Andrés, descansa un poco que se te va la pinza.

    Esos panfletos son de "engañabobos". Flaco favor te haces a tí mismo si por alusión a ellos haces creer que tú haces algo parecido.

    O a lo mejor no he entendido la metáfora….

  2. dice

    Enrique, tómatelo con ironía. En la primera reflexión no estoy defendiendo a estos engañabobos sino tratando de demostrar que a veces el engaño no depende tanto del fondo como de la forma (o al revés).

    Lo que si quiero recalcar es la segunda reflexión. Quiero destacar que la gente que viene de fuera, se busca la vida mucho mejor que nosotros, tan acomodados.

  3. dice

    "¿Y si en vez (o además) del CV utilizásemos métodos menos ortodoxos?"

    A algunos les ha funcionado:

    Técnicas activas de búsqueda de empleo

    "Está muy bien quejarse de lo mal que está todo y de lo dificil que es encontrar un trabajo que nos guste"

    En mi línea de ganar amigos, cada día insisto más en que estoy harto de plañideras que se quejan pero no hacen nada. Los que dedican sus energías a hacer algo, en vez de a quejarte, suelen llegar mucho más lejos.

    Por supuesto, lo que hacen los primeros es quejarse de lo bien que les ha ido a los segundos que, por supuesto, no se lo merecen tanto como ellos.

  4. dice

    Hola Andrés,
    Estoy de acuerdo contigo que a la hora de promocionarse hay que tener creatividad, que no importan los medios, lo más importante es el mensaje que querramos hacer llegar y definir el nicho de mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *