El método de EL CASO

Hoy voy a escribir algo un poco diferente, una metáfora politico empresarial.

Estudiaremos el caso de una nación empresa histórica.

Una empresa que a pesar de haber pasado por numerosas etapas difíciles, se ha situado entre las 20 primeras en todos los rankings mundiales. Ha atravesado momentos económicos difíciles, duros enfrentamientos internos y constantes roces con su competencia más cercana.

En la última accidentada y polémica Junta de Accionistas, estos decidieron cambiar a su equipo directivo. El equipo anterior, realizó una brillante gestión que consiguió mejorar todos los indicadores económicos de la empresa, aumentar el valor en bolsa, repartir buenos dividendos a los accionistas y mejorar su imagen de marca y su posición en el mercado.

El desencadenante del cambio se produjo como consecuencia del apoyo estratégico a su socio más fuerte (la primera empresa mundial) en un momento en que este sufrió un sabotaje en la sede más importante de su compañía por parte de consumidores descontentos con sus productos y su expansión internacional. El apoyo de esta empresa a su importante socio desencadenó la ira de esos mismos consumidores que en represalia manipularon la fabricación de un producto provocando numerosas muertes. En ciertos sectores, se acusó al Director General de ser el responsable de esa tragedia.

El nuevo organigrama directivo está capitaneado por un ejecutivo joven, sonriente y aparentemente dialogante pero sin experiencia en gestión. Sabiendo que no tiene el apoyo mayoritario en la junta de accionistas, decide buscar aliados fuera de la empresa, incluso entre sus competidores tradicionales.

Su primera decisión es romper con el aliado principal y número uno mundial. Su estrategia se basa en crear alianzas con pequeños distribuidores que utilizan sistemas de gestión que han demostrado su falta de eficacia hace muchos años y que han provocado reestructuraciones salvajes y muy traumáticas entre sus empleados (no existe el concepto de accionista en estas empresas) desde hace años.
La base de la política y característica principal de estos distribuidores es que están enfrentados al lider mundial. Como curiosidad, se puede decir que un rasgo común a todos ellos es que los directivos de estas empresas son cuanto menos, pintorescos.

Toda la política de relaciones con otras empresas está enmarcada en un grandioso proyecto del nuevo gestor denominado “Alianza de las Corporaciones“.

Ante la pasividad del nuevo equipo dirigente, un competidor cercano geográficamente, con una gestión paternalista, casi teocrática, anticuada, y no demasiado limpia, decide aprovechar la oportunidad y emprender acciones para ir tomando posiciones en algunas zonas que pertenecen historicamente a la empresa.

Entre las oportunidades de este joven directivo está la antipatía de importantes medios de comunicación hacia el anterior equipo cesado. Además, hay numerosos prescriptores que utilizaron su influencia vociferante, medios tecnológicos y su maquinaria mediática para influir en los accionistas y atacar al anterior equipo gerente. Llegaron a decir que pretendían cambiar los estatutos de la empresa para mantener sus puestos. Curiosamente, hoy mantienen silencio ante sucesos similares a los que debilitaron a los directivos anteriores lo que hace dudar de la consistencia y la buena de fe de su mensaje.

En esta situación, el nuevo Director General decide que para financiar sus proyectos no va a recurrir a fórmulas tradicionales sino que va a utilizar a prestamistas poco fiables, con altos tipos de interés y con formas de actuar que hacen que Freddy Krueger parezca un Teletubbie. Entre sus exigencias está el que cambien radicalmente los procedimientos de la empresa acordados por la mayoría y que hasta ahora han funcionado muy bien para socios, clientes, proveedores y accionistas.

Para aumentar su popularidad entre los accionistas, el nuevo equipo ha puesto en marcha numerosas promociones comerciales dirigidas a pequeños nichos de mercado. Han sido campañas vistosas y muy coloristas, pero con poco efecto sobre el mercado principal. Mientras tanto en el mercado se está produciendo una subida de precios y una disminución de la calidad de su producto.

Aunque el Departamento de Formación nunca había sido eficaz, el nuevo equipo directivo decide que no se darán facilidades para asistir a cursos que no estén organizados por la empresa y con un programa que siga las peculiares directrices de los nuevos gestores, pero eso si, el diploma está garantizado.

Ultimamente están apareciendo críticas desde diferentes departamentos, incluso de gente del comité de dirección.

Recientemente, uno de los responsables del Departamento de Seguridad Informática ha sido despedido por explicar lo que dice la norma si en una de las sedes más importantes, y casualmente la misma que la de los prestamistas, deciden cambiar unilateralmente los protocolos aprobados por los accionistas. Según ha dicho, el procedimiento recomienda tomar el control de sus ordenadores o se corre el riesgo de que se infecte la red de virus.
Entre otras cosas pretenden dejar de utilizar uno de los Sistemas Operativos con los que se trabaja en la zona. Se ha producido un pequeño escándalo porque dicen que los de Sistemas están por si se les necesita y para resolver problemas en otras empresas, pero que ellos no tienen que meterse en cosas que no entienden.

Y es que hace años, cuando todavía se trabajaba con tarjetas perforadas, un programador estuvo a punto de organizar un buen lío porque perforó el techo del cuartel general en pleno Consejo de Administración.

Mientras tanto, la estrategia de comunicación de la empresa es:

  • Culpar de todo a los directivos anteriores.
  • Sonreir
  • Acabar con cualquier tipo de crítica interna. Se están creando las herramientas para hacer callar los blogs que algunos accionistas han creado y que son críticos con las decisiones de la empresa y sus nuevos socios.
  • Sonreir.
  • Dar la información justa y no necesariamente la más veraz.
  • Sonreir
  • Saltarse a la torera las normas de la empresa siempre que convenga al equipo directivo y a sus nuevos socios.

Cuestiones a resolver en el caso

¿Cual es la estrategia del Director General? ¿Aumentar su poder en la empresa? ¿Tiene algún plan o va apagando fuegos? ¿Hay algún plan oculto? ¿Falla la comunicación?

¿Qué es más importante para los accionistas, una gestión competente o los aspectos emocionales (“yo es que soy de estos de toda la vida”)?

¿Cuanta cuota de mercado, rentabilidad, facturación, notoriedad o prestigio en el mercado está dispuesto a sacrificar este equipo para lograr sus objetivos?

¿Como afecta esta gestión a la relación con sus socios, accionistas y clientes?

En cuanto a la Marca de la empresa ¿Se verá afectada por esta política? ¿Liderazgo? ¿Credibilidad? ¿Consistencia? ¿Relevancia?

MIS ESTRATEGIAS DE MARCA PERSONAL

Date de alta y recibirás mis mejores contenidos y ofertas exclusivas

Comentarios

  1. dice

    El desencadenante del cambio se produjo como consecuencia del apoyo estratégico a su socio más fuerte (la primera empresa mundial) en un momento en que este sufrió un sabotaje en la sede más importante de su compañía por parte de consumidores descontentos con sus productos y su expansión internacional. El apoyo de esta empresa a su importante socio desencadenó la ira de esos mismos consumidores que en represalia manipularon la fabricación de un producto provocando numerosas muertes. En ciertos sectores, se acusó al Director General de ser el responsable de esa tragedia.
    Estupendo, aquí van las palmas :(
    Es una forma estupenda de re-escribir los acontecimientos. Aunque yo lo pondría en otros términos:
    El desencadenante del cambio fue la insatisfacción generalizada de la masa accionarial debido al apoyo desmesurado y destemplado del anterior Director General a las acciones comerciales llevadas a cabo por la primera empresa mundial. Dichas acciones estaban dirigidas por intereses personales por la dirección de dicha empresa, y estaban llevándose a cabo en contra del interés general de sus clientes y accionistas. La dirección estaba aprovechándose de recientes acontecimientos negativos para conseguir sus propios intereses personales.
    Dicho apoyo carecía de toda lógica, y más teniendo en cuenta que esa empresa estaba en competencia directa con el grupo empresarial al cual pertenecía nuestra empresa. Grupo que por otra parte había posibilitado su recuperación económica tras años de estancada y estúpida dirección.
    Todo lo anterior no habría cristalizado en una oposición por parte de la Junta de Accionistas si la anterior dirección no hubiese tratado de aprovechar un lamentable suceso para arremeter contra otras opciones directivas. Para conseguirlo no dudó en manipular la información suministrada a la Junta de Accionistas, pero de forma tan burda y rastrera que fue descubierta y canalizó el descontento existente por anteriores medidas comerciales sin sentido, que sumado a la indignación de los accionistas por la manipulación produjo una inmediata destitución de la anterior Junta de Accionistas.

    Lo cierto es que supongo que la simplificación y re-orientación del tema está forzada por adaptarla a un caso de marca propia. Porque en párrafos posteriores se puede dar un giro en la línea de:
    La nueva dirección está investigando nuevas vías de organización que le permita superar una nueva etapa de pérdida de competitividad. Aspecto que estaba convenientemente maquillado por la anterior dirección con ingeniería contable. Utilizaba el consumo interno de la compañía, principalmente en bienes inmobiliarios, para presentarlo como desarrollo económico.
    La nueva dirección está cambiando la estructura jerarquizada potenciada por la anterior dirección. En estos nuevos tiempos se abren las puertas a la participación de todos los integrantes de la organización y al trabajo en equipo…

    Bueno, no sigo, no creo que merezca la pena, porque tal vez borres este comentario si te digo que tu metáfora está planteada de forma burda y tendenciosa. Al mas puro estilo lossantoniano.
    De hecho acabo de descubrir que una marca personal lleva en sí misma la fosilización de aquél que gasta sus tiempo en mantener la misma. Tiempo que tendría que gastar en mejora continua para adaptarse a un entorno cambiante. Supongo que la anterior dirección "vitalicia" por la gracia de Dios de tu empresa-metáfora, es un buen ejemplo de marca personal hasta el fin. Sin embargo dicen que tras la muerte del Director General vitalicio, su mujer, que se hacía llamar Excelentísima Directora Generala, aterrizó de golpe en una realidad que no entendía y que por otra parte la despreciaba.

    P.D.: Perdona lo atropellado y destemplado del comentario, pero es tarde y el tiempo me come, y esto no es una metáfora.

  2. dice

    Ante todo quiero decirte dos cosas. Una es que tu comentario no es ni atropellado ni destemplado. La segunda es que jamás he borrado un comentario que he recibido y menos cuando está planteado de una forma correcta como el tuyo.

    Voy a empezar por el final, lo de la fosilización de una Marca Personal me parece una aportación excelente y si me permites, te voy a tomar prestada la idea. Creo que muchos de los que hoy se posicionan de una forma radical en alguno de los extremos, pueden acabar como los dinosaurios. Habrán tenido un papel importante y espectacular durante un tiempo pero acabarán desapareciendo en cuanto cambien las condiciones ambientales. Y eso se puede aplicar a todos, los Lossantonianos y los "politicamente correctos en las formas".

    ¿Tendencioso? Pues claro que es tendencioso, como el tuyo, como el de cualquiera que escribe un blog, como cualquier persona con sangre en las venas. Porque es el reflejo de una tendencia y todos tenemos una afortunadamente. Salvo las Páginas Amarillas, todos aquello producido por el ser humano es tendencioso.

    Dicho esto quiero decirte que tu visíón de la metáfora desde "el otro lado" es brillante aunque no estoy de acuerdo con el contenido. Lo que ambos planteamos con la metáfora es la sublimación de lo que está en la calle y si lo relaciono con la marca en general (no tanto personal) es porque como estamos viendo, lo que nos motiva a escribir estas cosas no es algo racional sino emocional. ¿No es ese el secreto de las marcas fuertes?

    Los aspectos económicos son discutibles y el tiempo dirá lo que está bien o mal y ni siquiera los expertos se pondrán de acuerdo, pero ¿Como se pueden juzgar las intenciones personales? Podriamos escribir 200 opiniones al respecto pero salvo que el/los protagonista/s lo confesase/n (y ni siquiera así) jamás podríamos tener la seguridad de que las decisiones se tomaron por una razón determinada.

    Por eso creo que la clave del artículo, de la marca personal y casi del sentido de la vida es:

    ¿Cual es el objetivo?

    Yo tengo mi opinión sobre el de los de antes, pero desconozco el de los de ahora. Y es que cuando no sabes a donde vas, puedes acabar en cualquier sitio.

    En cualquier caso, ¿Dirías que el actual equipo directivo no tiene intereses personales?

  3. dice

    Te respondo a tu cuestión final. Por supuesto que tienen intereses personales, eso se presupone en política. Pero la clave de la democracia (y, en parte, de la dirección de las empresas) no está en los políticos sino en la rotación de los mismos.
    Si pasan demasiado tiempo con el poder, terminan sufriendo una irremediable desconexión de la realidad y endiosamiento (y no quiero señalar). Aparte, sus acólitos desarrollan la confianza y desvergüenza necesaria para lucrarse de sus posiciones políticas. Eso termina degenerando en corrupción y rigidez política (o estas conmigo o contra mí). De ambos casos hemos tenido ejemplos recientes. Los partidos políticos son como los club de futbol, terminan pudriéndose y necesitan regenerarse periódicamente.

    Por otro lado tienes razón, cada uno ponemos nuestras preferencias emocionales en lo que hace y en mi caso me reconozco un enamorado del cambio y desde luego no me preocupa excesivamente donde me lleve, seguramente nos lleve, a la humanidad, a una vida mejor. En eso estoy plenamente de acuerdo con el mono loco que tuvo la osadía de bajarse del árbol y andar erguido. Creo que los problemas de la gran empresa que es la humanidad, no les han sobrevenido de la tendencia evolutiva hacia el cambio, sino por la resistencia al mismo. Pero a pesar de eso, se ha terminado acabando, en nuestro entorno inmediato, con la esclavitud, con las diferencias sociales en base al nacimiento que degeneraban en sociedades jeraquizadas e ineficiencias. Y me atrevería a decir que casi con la guerra. Al menos ahora no está considerada como el noble deporte de antaño y tiene que usar mucho marketing para disfrazarse de justa, cosa que cada día tiene mas difícil.